Análisis

ANÁLISIS | ZOMBIE ARMY 4: Dead War: Volvamos juntos a la Segunda Guerra Muerteal

Rebellion se anima a una cuarta parte del spin-off de Sniper Elite en la que seguimos escapando del error de Hitler

Aunque el origen de la franquicia Sniper Elite se remonta al año 2005, la serie se volvió realmente conocida cuando, en la secuela de 2012, Rebellion introdujo la explícita y grotesca cámara rayos X que se convertiría en su marca registrada. Fue justamente el éxito de Sniper Elite V2 lo que impulsó al estudio a explorar conceptos como Nazi Zombie Army, una expansión independiente del juego en una versión alternativa de la Segunda Guerra Mundial —claramente inspirada en las mecánicas de Left 4 Dead—, que fue lo suficiemente exitosa para ameritar una secuela. Años más tarde el estudio lanzaría la tercera parte dentro de una colección titulada Zombie Army Trilogy, que incluía las dos campañas originales de Nazi Zombie Army y un tercer paquete de contenido; y ahora, con la marca ya establecida como producto independiente, llega Zombie Army 4: Dead War, un juego cuya recomendación depende en gran parte de la plataforma en la que lo vayas a jugar.

Para comprender la incoherente historia de Zombie Army 4 es necesario remontarnos a la trilogía original, durante la cual Hitler, a punto de perder la guerra, decide revivir a los muertos para fortalecer sus tropas con un ejército de zombies. Pero lo que el führer no vio venir es que los no-muertos no conocen de lealtad, y además de eliminar a sus oponentes se pusieron en contra del mismísimo Eje. En esta cuarta parte la campaña nos traslada a Italia, donde nuestro grupo de sobrevivientes (ya sin conflictos entre países) es el último bastión en la bautizada Dead War.

La campaña principal se divide en varios capítulos, cada uno de ellos compuesto por una serie de niveles que si bien tienen un diseño mayormente lineal, incluyen varios caminos alternativos con objetos coleccionables y hasta algunas sorpresas a modo de easter egg para encontrar, que le sumarán algunas horas extra a aquellos que quieran descubrir todos los secretos.

En lo que a la personalización refiere, Zombie Army 4 construye sobre los elementos introducidos en la trilogía original, integrando un sistema de progresión tradicional que desbloquea nuevas armas, habilidades y espacio de carga con cada nuevo nivel obtenido. El arsenal está dividido en cuatro categorías (rifle, ametralladora, pistolas y armas cuerpo a cuerpo), y aunque el juego ofrece una buena variedad, la diferencia entre los diferentes modelos sólo se siente en los rifles francotirador, que por sus características propias terminan siendo el arma menos utilizada del juego

Zombie Army 4 - Customización
Armas de fuego, cuerpo a cuerpo, perks, personajes y modificaciones son las distintas opciones de customización

Lo mejor de Army Zombie 4 es que todos los modos de juego pueden ser difrutados en compañía, y es posible modificar las opciones del lobby para personalizar la experiencia a gusto, escogiendo la misión, el capítulo o el mapa, la dificultad y la cantidad de enemigos. Este nivel de flexibilidad garantiza que, sin importar el nivel del jugador, siempre encontrará un desafío apropiado.

Otra novedad es la vuelta del modo Horda, en el que el objetivo —por supuesto— es sobrevivir a oleada tras oleada de enemigos, desbloqueando diferentes beneficios después de cada una. Horda es quizá el modo más difícil del juego, ya que las puertas se abren después de un par de rondas, las áreas no son más de tres y tenemos dotación ilimitada de balas; y para complicar la cosa un poco más, la caja de municiones cambia de lugar constantemente y las nuevas armas se encuentran en los puntos más calientes del mapa.

En este modo hay cuatro mapas disponibles, que ofrecen cada uno su propia ambientación pero comparten objetivos y tipos de enemigos. Sin considerarme un ávido jugador de shooters en tercera persona encontré este modo algo desbalanceado, aún cuando la dificultad se adapta al número de jugadores y es posible modificar las opciones antes de comenzar: en ocasiones llegar a la ronda 10 era imposible, y otras, dependiendo de la configuración del lobby, extremadamente sencillo.

ZOMBIE ARMY 4 - HORDE MODE
El modo horda es uno sumamente desafiante que pondrá a prueba toda nuestra habilidad... ¿Pero hasta qué punto?

Además de la campaña y el modo horda, Zombie Army 4 ofrece desafíos semanales en un tercer modo de juego titulado Weekly Events, que cada martes agrega nuevos eventos dentro de las misiones de campaña, con diferentes condiciones de victoria y modificadores. Completar estos desafíos nos recompensará con mucha experiencia, nuevos emotes y skins para las armas.

Aunque gráficamente el juego está muy bien, sorprende la irregularidad en la calidad de algunos efectos y partículas: la electricidad es digna de un juego de 2020, pero el efecto del fuego parece de la PlayStation original. Los zombies, por su lado, cuentan con infinidad de detalles que están muy bien logrados, y ninguna de las amenazas especiales se siente igual a la anterior.

Zombie Army 4: Dead War es fácil de recomendar en PC y Xbox One por su bajo precio, pero no tanto en Playstation 4. La mejora respecto de la trilogía original es notoria, tanto en calidad como en variedad de situaciones y objetivos, y si tienen quien los acompañe en este infierno zombie van a encontrar una satisfactoria experiencia que tiene mucho para ofrecer.

ZOMBIE ARMY 4: DEAD WAR

04/02/20 (PS4, XONE, PC)
7.0

Jugué unas 10 horas de Zombie Army 4 en PC en modo cooperativo. Terminé la campaña, probé un poco en el modo horda y completé dos desafíos semanales. La experiencia online tuvo algunos problemas de conexión por momentos, pero nada que afectara del todo la aventura. Al día de hoy, hay una importante cantidad de jugadores a los que unirse en partidas públicas.

Dejá tu comentario