Análisis

ANÁLISIS | XCOM: Chimera Squad: un experimento que sale bien

XCOM: Chimera Squad es un spin-off más chiquito que XCOM 2, pero logra inyectar la cuota de novedad que tanto necesitaba la saga y le sale bien

XCOM Chimera Squad - Torque Shot.jpg

XCOM: Chimera Squad se sitúa cinco años después de XCOM 2: War of the Chosen y es un nuevo spin-off standalone dentro de la saga. No es XCOM 3 ni pretende serlo, aunque eso no significa que esté corto de contenido. Como ya mencionamos, llega con varias novedades que dan un giro de tuerca a la clásica fórmula de la franquicia, reteniendo los suficientes elementos como para que sintamos que estamos jugando un XCOM.

En XCOM: Chimera Squad Tendemos a disposición un escuadrón compuesto por humanos y aliens, y, ocasionalmente, sumaremos algún que otro androide que llegará para reemplazar a los soldados caídos. La compaña nos presenta tres capítulos, que podremos encarar en el orden que queramos y en cada uno de ellos enfrentaremos a una facción particular, que tendrá sus soldados específicos y sus propias formas de combatir.

Uno de los componentes más interesantes del título es la variedad en el escuadrón. Como mencioné en mis primeras impresiones, cada agente es único en cuanto a habilidades y estilo de combate. No hay dos médicos ni dos francotiradores porque ahora los personajes no se pueden morir ya que perderemos la misión. El hecho de que haya más variedad de agentes y que no se repitan, hace que en el campo de batalla tengamos más posibilidades de combos. Ya no solo vamos a buscar flanquear al oponente, también vamos a querer combinar las habilidades de control mental de Verge con el disparo de veneno de Torque. Las posibilidades son más amplias que en los XCOM tradicionales y el sistema de combate sigue siendo igual de intuitivo.

ss_85c538c08dbc74a109dd13f47e14a9678146b1e2.1920x1080.jpg

A lo largo de las 25 horas que me llevó la campaña, experimenté todo tipo de combinaciones. Me di cuenta que incluso ningún agente está en desventaja en el que caso de que decidamos usarlo por primera vez en una misión muy avanzada. El sistema de progresión para los agentes no se basa en incrementarles estadísticas, que eso se puede hacer fácilmente con equipamientos y armas que compramos en la pantalla del cuartel general acá llamado Ciudad 31. Lo que mejoramos de los agentes en base a la experiencia que ganan cumpliendo misiones son sus habilidades únicas y esto hace que todos se sientan útiles a la hora de los tiros.

Y ya que mencioné al cuartel general, en XCOM: Chimera Squad no tenemos oportunidad de expandir nuestra base o de desarrollar tecnologías que realmente den vuelta el tablero como en XCOM 2. La cuestión es más sencilla, quizás demasiado sencilla para los veteranos de los juegos de estrategia, porque todo se limita a elegir a los agentes que llevaremos en cada misión, a escoger la misión, a controlar el caos que reina en Ciudad 31 (que puede hacer que una misión sea más o menos difícil) y a entrenar, mejorar y equipar a los agentes.

XCOM Chimera Squad - HQ Management.jpg

Llegados a la cuestión de las misiones en sí, la experiencia es muy disfrutable. Uno de los mayores peros de XCOM: Chimera Squad es que recicla demasiado contenido de XCOM 2. Los mapas ya dejan de ser procedurales, en su lugar, la disposición y los tipos de enemigos cambian cuando reempezamos la misión, pero esto no agrega suficiente variedad. De hecho, el diseño de niveles se llega a repetir y se echan de menos objetivos más variados. Para cuando estamos en el tramo final del juego, se empieza a sentir monótono que todas las misiones nos pidan hacer lo mismo.

Las excepciones son las batallas contra jefes. Cada facción tiene un líder que nos hará la vida imposible en una misión inolvidable. Estas misiones levantan mucho la vara de XCOM: Chimera Squad, en calidad y en dificultad, dándonos una idea de lo que podremos llegar a encontrar en XCOM 3 a futuro.

XCOM_Chimera_Squad_Factions.jpg

Y ya que menciono la dificultad, XCOM: Chimera Squad no se antoja muy difícil en ningún momento, jugando en normal. Hay dos dificultades más arriba y la posibilidad de jugar en modo Hombre de Hierro, un clásico que los fans amarán. Es cierto que la dificultad está estructurada en base a las facciones y las primeras peleas contra cada facción siempre se sentirán fáciles y poco inspiradas. Lo malo de esto es que cuando estemos en el tercer capítulo, enfrentando a la última facción, vamos a querer que la cuestión se vuelva más compleja rápido, pero esto no va a pasar. Las primeras misiones de facción siempre son simples para conocer qué as bajo la manga tiene el nuevo grupo de enemigos para enfrentarnos.

No quiero que se entienda que XCOM: Chimera Squad es un juego aburrido o cansador. Ofrece acción al estilo de la saga como esperaríamos. Y las nuevas adhesiones (el Modo de Entrada, los turnos intercalados y los soldados únicos con personalidad propia) son suficientes novedades como para que sintamos que este nuevo juego cae con un soplo de aire fresco.

XCOM Chimera Squad - Squad Shot.jpg

La mayoría de sus limitaciones se deben a que se trata de un título de presupuesto acotado. Como mencionaba, no podemos ignorar la repetitividad de mapas y objetivos, y puede pesar especialmente para quienes jugamos la saga desde hace años. Los recién llegados no notarán el reciclaje y, de hecho, XCOM: Chimera Squad es una de las entregas ideales para empezar con la saga. Incluso cuando se trata de una continuación de XCOM 2 en cuanto a historia, también se nota que está pensada para que la disfrutan los jugadores que no conocen la serie.

A nivel técnico es un juego notable. Tiene el apartado gráfico de XCOM 2, que ya tiene cuatro años de edad, y las cinemáticas estilo comic dejan en claro el presupuesto del juego. Pero esto no es algo que podamos reprochar en el rango de precio que estamos manejando acá. De hecho, el rendimiento es impecable y está muy bien optimizado, sin cuelgues, ni bajones de FPS que le quiten lo espectacular a la acción. Las animaciones también son muy fluidas y el diseño sonoro está a la altura de lo que esperaríamos.

XCOM Chimera Squad - Cherub UI.jpg

XCOM: Chimera Squad es una experiencia interesante que no pretende revolucionar el género, pero que sí llega a ser un buen experimento, intentando sumar novedad en el mundo de la estrategia, algo que no es tarea fácil. Las novedades le sientan bien y sus falencias son el reflejo de su presupuesto. Es un título más chiquito que las entregas principales de XCOM, pero no se queda corto de contenido. Firaxis Games sabe esto y lo ofrece a precio reducido, planteándolo como un spin-off experimental que deja volar la imaginación para lo que podría ser XCOM 3.

Embed

XCOM: CHIMERA SQUAD

24/04/2020
8.0

Jugué XCOM: Chimera Squad durante 29 horas, 25 de ellas fueron para la campaña y las restantes para probar el valor rejugable que, por cierto, es mucho, gracias a poder elegir el orden de los sucesos en la campaña y que en las campañas que le siguen a la primera vamos a poder formar el escuadrón nosotros, sin limitarnos a los cuatro que asigna la historia inicialmente. No viene a reemplazar XCOM 2, sobre todo porque este con el soporte para mods ofrece un contenido inmenso, pero para ser un juego de presupuesto medio, realmente vale la pena y su precio es un verdadero incentivo a jugarlo.

Dejá tu comentario