Noticias

Xbox Series X y Series S tendrían diseños muy diferentes

Según un nuevo reporte los renders de Xbox Series S estarían muy alejados de la realidad ya que la consola utilizaría un diseño similar a Xbox One X.

Si bien Sams dice que no pudo obtener confirmación independiente acerca del posible anuncio del segundo modelo, sí tiró una bomba interesante: el plan de Microsoft era lanzar Xbox Series X en agosto.

“El plan original de Microsoft era lanzar Lockhart a mediados de octubre,” cuenta. “Pero no ser muy sorprendente, pero Anaconda, Xbox Series X, iba a salir a finales de agosto, pero los planes evidentemente fueron ajustados desde la creación del hardware.”

Hace unos días habíamos recibido noticias similares que apuntaban a un posible lanzamiento de Lockhart en 2021. Evidentemente el plan de Microsoft siempre fue que el modelo inferior llegue al mercado un tiempo después, pero habrá que ver si el anuncio de Sony también afectó esa estrategia.

Sams también cuenta que, si bien los renders de fanáticos han fantaseado con Lockhart como un cubo, en realidad el diseño de la consola sería similar a Xbox One X por una cuestión de costos. La evidencia de esto sería que, por regla de la empresa, Microsoft obliga a los empleados que viajen con hardware en desarrollo a “camuflarlo” con otro dispositivo, y mientras que Xbox Series X se transportaba en un gabinete o un subwoofer, “Microsoft dijo que [Lockhart] debía ser disfrazada utilizando ‘covers’ de Durango o Scorpio [los nombres clave de Xbox One y Xbox One X], lo que significa que la consola no tiene la misma forma que Series X.”

El periodista argumenta que esto se deba a que Xbox Series X utiliza un diseño de motherboard dividido y encimado, una decisión vinculada con la circulación de aire pero que a su vez resulta más costosa — son necesarias dos líneas de montaje y el doble de prueba de producto.

“Para la serie S, usar un único PCB [Printed Circuit Board] reduce la complejidad de fabricación y el precio.”

El reporte secunda la información de Eurogamer de ayer, que decía que Xbox Series X será una consola optimizada para 4K mientras que el objetivo de Series S serán las pantallas a 1080p, y finaliza con una estimación: la diferencia de precio entre ambas consolas necesita ser de 100 dólares o más para que valga la pena el costo adicional de marketing y el de información a los consumidores.

Dejá tu comentario