Noticias

Uno de los puertos de la Xbox Series X podría utilizarse para expandir el almacenamiento

Microsoft está pensando a futuro con su próxima consola, y podría ofrecer un método de almacenamiento poco convencional.

Hace unas semanas, pocos días después del bochorno en la CES de AMD, se filtró una imagen de una Xbox Series X que mostraba el panel trasero de la consola apoyada sobre una aparente alfombra de hotel.

Aunque en la foto no había mucho más para rescatar que el hecho que Microsoft no volvería a cometer el error de incluir una entrada HDMI, sí llamaba la atención la presencia de un puerto rectangular, que supuestamente se trataba de un conector para debug que no estaría en la versión final.

El misterioso puerto de la Xbox Series X

Pero ahora el portal Thurrott, especializado en Microsoft, dice que según gente cercana a los planes de la empresa, ese puerto será para expandir el almacenamiento de la consola.

Ofrece una solución para la Xbox Series X dado que los juegos son cada vez más grandes,” asegura el sitio. Además, recorriendo los foros de usuarios, rastreó una teoría de uno de ellos de semanas atrás, en la que anticipó que este podría ser el caso con un trabajo de investigación notable:

“Dado que 1) el “puerto de debug” de Xbox Series X parece ser de unos 31mm x 4mm, 2) que una entrada en LinkeIn muestra que el controlador Phison’s PS5019-E19T se está usando en Series X, 3) que las información de Phison para ese controlador muestra que se puede usar en el formato de CFExpress [Compact Flash Express], y el tamaño de una tarjeta CFExprees es de 29,8mm x 3,8mm, ¿es posible que usen Compact Flash Express en lugar de un SSD NVMe?”

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Malditos Nerds (@malditosnerds) on

Dado que la nueva generación utilizará una tecnología de disco que eliminaría los tiempos de carga, si Microsoft quisiera ofrecer la opción de almacenamiento expandible, podría optar por tarjetas CompactFlash Express, que alcanzan velocidades de transferencia de hasta 2GB por segundo. 

Las Compact Flash Express

Obviamente esos modelos son caros (a razón de 600 dólares las de 512GB), pero sería la única manera que tendría la empresa para asegurarse que la expansión tuviera características lo más similares posibles con el hardware de la consola, algo que no sucedería con un disco rígido externo por USB-C, por ejemplo.

La realidad es que la nueva tecnología de SSD de Samsung eliminará los tiempos de carga pero, supuestamente, a un precio muy alto, por lo que habrá que ver con qué almacenamiento salen las consolas y cuánto le dura a los jugadores, considerando que ya hay juegos que pisan los 100GB. Es posible que Microsoft esté apuntando a una baja en el precio de las tarjetas en un futuro cercano.

Temas

Dejá tu comentario