Análisis

Análisis | World of Horror y el terror digital

Una aventura de investigación con fuerte inspiración en el manga de terror y los trabajos de Junji Ito y Lovecraft. ¿Estamos listos para descender a la locura?

Hace tiempo que vengo admirando el concepto de World of Horror; desde mi primer encuentro con su demo en itch.io, hace ya varios años, hasta su reciente lanzamiento como producto Early Access en Steam. Tanto su estética como su temática nos hunden en un universo de misterio, terror y locura, al cual debemos sobrevivir para rescatar al mundo de la amenaza de los Dioses Antiguos. Permítanme guiarlos por los retorcidos pasillos de un título que merece toda nuestra atención.

La forma más rápida de describir Word of Horror es decir “es una aventura de investigación con elementos roguelike, basada fuertemente en los trabajos de Junji Ito y Lovecraft.” Un tranquilo pueblo costero de Japón está atestiguando eventos inquietantes. Los rumores más oscuros aseguran que un culto secreto intenta despertar a un Dios Antiguo. Nuestro objetivo es detener la invocación antes de que el mundo quede condenado a la perdición definitiva, para lo cual habrá que investigar misterios cuyas soluciones pueden estar más allá de los límites de lo Lógico.

La primera gran impresión llega del apartado audiovisual. World of Horror emula las limitaciones de viejas computadoras de los años ’80, haciendo gala de una paleta de colores de 1 bit, con la opción de 2 bits para endulzar un poquito la oferta, y unas melodías electrónicas que no sonarían demasiado diferentes en el viejo y querido Speaker de la PC. El juego en sí es una sucesión de pantallas colmadas de detalles, no todos ellos necesariamente útiles para la investigación actual, pero ciertamente que sí para mantener una sensación de incomodidad en el jugador.

Investiguemos un poquito...

La misión consiste en investigar cinco eventos misteriosos a fin de obtener las llaves necesarias para acceder al infame faro que domina la vista del pueblo, donde tendremos que escalar hasta la cima del edificio para utilizar todo lo aprendido en posponer la cena estelar del Dios Antiguo de turno. Desde luego que esto no será nada sencillo, ya que a lo largo de nuestro periplo nos toparemos con toda clase de peligros y situaciones, de las cuales tendremos que salir tomando decisiones o entrando en combate; aunque el mayor enemigo es—y muy a propósito—la propia interfaz de usuario.

World of Horror se controla mediante botones en pantallas estáticas. Debido al diseño de estas pantallas y la ubicación de los botones, navegar estos menús puede ser una pesadilla en sí misma, al menos en nuestras primeras sesiones. Un área a la derecha de la pantalla está reservada para todos los datos de interés: nuestro inventario, hechizos aprendidos, salud, nuestros Aliados, el estado del pueblo e información sobre el Dios Antiguo de la partida. Cada menú puede dar lugar a nuevas ventanitas para destacar ítems, hechizos, heridas y Aliados, que a su vez nos ofrecen opciones propias. Es un poco confuso en un principio, pero con el pasar de las partidas aprenderemos a valernos de estos menús.

Podemos examinar hasta nuestras heridas

Confuso también es el combate. Una enorme imagen de nuestro adversario agraciará la pantalla con su presencia, dejándonos un espacio en la parte inferior para mostrar las “casillas de opciones” de combate; un selector principal a la izquierda y las sub-opciones respectivas a la derecha. Para combatir debemos llenar una barra de tiempo con las acciones a realizar (atacar, eludir, usar ítems y más) y luego ejecutar la secuencia para ver qué ocurre, tras lo cual es el turno del enemigo de realizar su ataque. No parece un sistema particularmente complejo, pero oculta secretos a simple vista: algunas opciones de apoyo dependen de la presencia de Aliados en nuestro grupo, o de ítems específicos en nuestro inventario.

El núcleo de la aventura es la investigación de los misteriosos casos del juego. Cada caso está formado por una narrativa lineal que avanzará cada vez que investigamos la zona indicada por el propio juego. Sin embargo, nada nos impide ir a investigar otros sectores por nuestra cuenta. A veces es necesario para cumplir objetivos secundarios que terminan ayudando a la investigación principal, o también podremos dar un paseo por algunos negocios para adquirir ítems u otras áreas para intentar reclutar Aliados, hechizos o datos adicionales sobre el caso actual.

¡Hay una tienda atendida por un perrito!

Tras cada paso de la investigación el juego nos lanza un evento, ya sea un escenario fijo de la historia lineal o una situación aleatoria. En general la resolución de las mismas depende casi exclusivamente de una tirada de dados en relación a uno de los atributos de nuestro protagonista, pero a veces podemos inclinar la balanza de nuestro lado y hasta obtener nuevos resultados si tenemos la habilidad precisa o el ítem necesario en el momento justo. Habiendo dicho esto, la randomización de estos eventos en relación a la posibilidad de tener el objeto/poder necesario en el momento preciso puede resultar un poco molesto, aunque al volver a jugar uno ya está un poco más preparado para repetir el misterio. Vale la pena tenerlo en cuenta.

Tanto los eventos que hallamos durante nuestra investigación, como también los enfrentamientos en combate, pueden drenar nuestros niveles de Stamina y Reason (Vitalidad y Razón). Si cualquiera de estos niveles llega a cero, perderemos inmediatamente. Es necesario aprovechar cada oportunidad para recuperar ambos atributos, por ejemplo tomando un baño en nuestro hogar o descansando un poco; pero cuidado, que casi todo lo que hacemos aumenta el medidor más temible de todos: DOOM. Y no, no es el clásico juego de ID Software, sino el nivel de “Perdición” o, dicho de otra forma, a cuánto estamos de que se complete el ritual y llegue el Dios Antiguo para romper todo. Poco a poco este nivel irá en aumento, y si llega al 100% ya podemos dar la partida por perdida. Teniendo en cuenta que el nivel de DOOM se mantiene a lo largo de las cinco investigaciones e incluso durante la escena final en el faro, no debemos menospreciar este infame contador.

Hay gente rara en la calle...

World of Horror es, en concepto, un juego relativamente breve. Una sesión completa (cinco investigaciones y el escenario final) puede llevarnos aproximadamente hora y media. Su atractivo reside en la repetición de escenarios y el descubrimiento de todos los posibles finales. El juego nos ofrece una considerable variedad de modos de juego, comenzando por un “tutorial” que involucra apenas una breve secuencia de una investigación y que es una buena puerta de entrada a este universo. Le siguen las “Actividades Extracurriculares”, una sesión completa con la mayoría de sus elementos fijos. El modo ideal al que apunta el juego es “Quick Play” (“Juego Rápido”), que randomiza todos los elementos y es, por lo tanto, el más “rejugable”. Si preferimos una experiencia más personalizada, la última opción nos permite configurar la partida a nuestro antojo.

Es notable la eficacia con la que World of Horror nos lanza a su universo de terror estilo manga. Siempre tendremos al menos una leve sensación de incomodidad, y el juego se encarga de mantenernos alertas, pantalla tras pantalla. La sensación horror residente no se limita al contexto de las historias que investigamos o de las situaciones y personajes que hallamos al paso, sino de las repercusiones en nuestro propio protagonista. La imagen de nuestro intrépido investigador a la derecha de la pantalla irá sufriendo alteraciones visibles tras los combates y eventos; más aún si equipamos ciertos ítems o si sufrimos de heridas específicas. A veces uno siente que el propio juego está jugando con nosotros y con nuestra psiquis, y eso es un logro loable en este género.

Este tipo me resulta conocido... Hmm...

Pese a que el juego peca de estar en Early Access, su contenido actual es más que suficiente para satisfacer a la mayoría de los jugadores. Sin embargo, debido a no haber sido lanzado aún en su versión completa, todavía sufre de algunos bugs menores, aunque estos no harán que dejemos de disfrutar la partida. Panstasz, el desarrollador, está trabajando en nuevas actualizaciones que añadan nuevo contenido al título, y al momento de escribir estas líneas la próxima actualización promete la posibilidad de crear MODs para nuestras desventuras.

Si desean arriesgarse a adquirir un producto no terminado, puedo asegurar que World of Horror, en su estado actual, es perfectamente jugable y muy, muy interesante. Denle una oportunidad y déjense hundir en la locura.

WORLD OF HORROR

20/02/20 (PC)
8.0

He disfrutado de World of Horror durante 7 horas en Steam, experimentando todos sus modos de juego y sorprendiéndome por el nivel de tensión que se mantiene a lo largo de la aventura. El juego está en Early Access pero ya cuenta con mucho material para descubrir, y el desarrollador está trabajando en mucho más contenido. Si el juego mantiene o supera su calidad actual durante su lanzamiento final, seguramente sumará un punto extra al puntaje final.

Dejá tu comentario