loader image

Wild Hearts Preview – El Hunting Game de Electronic Arts

Monster Hunter mantiene desde hace casi dos décadas el monopolio de los hunting games, y se convirtió en el punto de comparación para cualquier juego que intente hacerse un lugar en el género. 

Y debe haber murmullo en las oficinas de Capcom porque a comienzos de 2023 llega Wild Hearts, el nuevo proyecto del estudio Omega Force (Dynasty Warriors), que será distribuido nada menos que por Electronic Arts como parte de su sello EA Originals.

No quedan dudas que Wild Hearts toma muchos elementos de Monster Hunter, pero Omega Force trabajó para que el juego sea mucho más que un mero clon y se alce con voz y estilo propio, como pudimos comprobar en la versión preliminar a la que accedimos.

Hay dos características principales que separan al juego de otros títulos del género: los Kemono y los Karakuri.

Los Kemono son bestias que utilizan el poder de la naturaleza para modificar su cuerpo y el ambiente que los rodea, y a diferencia de lo que sucede con otros juegos, están diseñados a partir de animales, bestias o criaturas reales, como un jabalí gigante que, al estar fusionado con la tierra que lo rodea, puede crear espinas para usar en el combate.

La demo a la que accedimos incluía tres bestias de este tipo, cada una distinta y más compleja que la anterior. Por fortuna también pudimos acceder a una variedad de Karakuri, el sistema de construcción que es la gran novedad de Wild Hearts.

King Tusk, uno de los Kemono que nos encontraremos.

El Karakuri es una tecnología antigua que permite crear diferentes estructuras para utilizar en combate o durante la exploración: desde trampolines que permitirán saltar y atacar desde el aire, hasta tirolesas o torres para buscar monstruos en las cercanías, pasando por resortes, forjas para modificar equipamiento, y hasta elementos cosméticos o de decoración como lámparas y carteles.

Es posible construir estos artilugios en un instante, lo que promueve un sistema de combate ágil, frenético y que recompensa pensar rápido el siguiente movimiento y utilizar las herramientas de manera estratégica — algo fundamental para sobrevivir a los enfrentamientos.

Uno de los monstruos iniciales comienza a crear espinas en el piso, por ejemplo, dejando al jugador con tres caminos posibles: tratar de evadirlas con movimientos básicos como esquive, crear un trampolín para mantenerse en el aire y evadir, o construir un resorte para moverse lateralmente y salir del área peligrosa. 

Es un sistema que requiere pensar cada batalla y utilizar una combinación indicada de equipamiento y estas construcciones, en particular porque hay una enorme variedad de accesorios, ítems y armas para elegir, y cada uno conlleva un estilo de juego propio. La demo ofrecía una selección con katanas, de movimientos rápidos, y armas más pesadas con ataques más poderosos y lentos que requerían una mayor planificación

El juego también incluye recolección de recursos y materiales, que se obtendrán cazando diferentes criaturas. El ciclo es el tradicional: cazar más criaturas para obtener recursos que permitan mejorar el equipamiento y así poder enfrentar bestias más imponentes y que otorguen mejores recompensas.

Como cualquier juego del género que se precie, Wild Hearts ofrece opción cooperativa para hasta tres jugadores, en la que la dificultad se va a alterar de manera dinámica para que no haya problemas de balance.

Si bien la experiencia estuvo marcada por la ocasional caída en el framerate, estoy realmente entusiasmado por Wild Hearts, aunque habrá que esperar a la versión final para ver cómo se enfocan en contenido de endgame, la variedad de enemigos, etc. 

Realmente creo que podría dar una verdadera competencia al género de los Hunting Games de acción. Wild Hearts llega el 17 de febrero de 2023 a PlayStation 5, Xbox Series X/S y PC (Origin, Steam, Epic Games Store, EA App).