Análisis

Watch Dogs Legion | Primeras impresiones sin spoilers

Pasamos treinta horas con Watch Dogs Legion y te contamos cuán bien se puede liberar Londres en una consola de esta generación.

Watch Dogs Legion es uno de los lanzamientos más esperados del año, el juego de hackers de Ubisoft se mostró espectacular en los trailers pero igual teníamos nuestras reservas sobre el producto final. Como todo título de finales de generación tendrá una versión next gen lista para los usuarios de PS5 y Xbox Series X, sin embargo Ubisoft prometió que los jugadores de PS4 y Xbox One también tendrían una experiencia a la altura de las circunstancias. Los Malditos Nerds lo estamos jugando desde el jueves y, con más de treinta horas de juego, ya estoy en condiciones de contarles mis primeras impresiones. En este artículo les voy a contar mi experiencia liberando la Londres del futuro, libre de spoilers, en PS4 con Permadeath activada.

Watch Dogs: Legion - Tráiler de Lanzamiento

En el anterior cambio de generación vimos salir versiones aguadas de títulos next gen, no sólo desde el punto de vista técnico sino con mecánicas que directamente no estaban. Ubisoft no es ajena a este tipo de manejos por eso, de cara al lanzamiento de Watch Dogs Legion, el apartado técnico era uno de los que más curiosidad me causaba. Si están jugando en PS4 o Xbox One pueden quedarse tranquilos, el juego funciona muy bien y tiene todas las características prometidas. Y si bien era de esperarse que no se vea como en los tráilers, que por supuesto fueron realizados con capturas de Xbox Series X o una PC de la NASA, les puedo asegurar que la Londres futurista se ve hermosa.

Tanto de día como de noche, en especial cuando recorremos la parte más adinerada de la ciudad, moverse por Londres es todo un espectáculo. Podremos ponernos al volante de cualquier vehículo que veamos, también utilizar uno de los cientos de puntos de viaje rápido incluso si estamos en medio de una misión. Hay una leve pero notoria mejora en la física de conducción, tendremos un mejor control sobre el vehículo y en consecuencia menos accidentes que en las entregas anteriores. En ningún momento noté bajones de FPS, por más enemigos, NPC o vehículos que hubo en pantalla siempre se mantuvieron constantes. Tampoco experimenté bugs y, si bien el juego crasheó 2 veces, el autosave guardó el checkpoint, así que el problema no fue mayor. Si bien es cierto que el apartado técnico no tiene comparación con el de las versiones de PC o next gen, Watch Dogs Legion funciona muy bien en los modelos base de las consolas actuales.

Watch Dogs Legion 03.jpg

El mayor punto de venta de Watch Dogs Legion es la posibilidad de reclutar a cualquiera de los personajes que nos cruzamos por la calle. Admito que no le tenía fe a esta mecánica, pero aprendí que su funcionamiento va codo a codo con la permadeath, y ésta con nuestro estilo de juego. Al iniciar el juego tendremos que elegir a un operador de entre una docena, cada uno con diferentes características físicas y aptitudes, y lo usaremos para las misiones de tutorial. A partir de cierta misión quedará activada la permadeath, que implica que cada muerte en combate será definitiva y si nos quedamos sin operadores veremos la pantalla de “Game Over”. Lo bueno es que por lo general los enemigos responden de forma acorde a nuestras acciones, reaccionando con fuerza letal sólo en ciertas misiones o cuando nosotros demostramos estar dispuestos a matar.

La permadeath es un arma de doble filo, pero permite una inmersión muy superior. Cuando la vida de nuestro operador está en riesgo nuestras acciones tienen otro peso, se siente a la hora de conducir o cuando de repente nos cruzamos con guardias armados. En una de las misiones de campaña perdí a tres operadores y les garantizo que aún no pude superarlos, encima fueron los que más usaba. Es cierto que hay miles de operadores nuevos listos para ser reclutados, pero uno genera un vínculo con los propios y salir a reclutar tampoco es algo tan sencillo. Algunos candidatos odian a DedSec y deberemos hacer una serie de investigaciones antes de poder dar el paso, otros nos dan una misión al intentar reclutarlos y se unen cuando la cumplimos. En todos los casos, el sistema de reclutamiento es una fuente ilimitada de misiones, muchas de ellas realmente desafiantes.

Watch Dogs Legion 02.jpg

El sistema de combate es muy superior al de las entregas anteriores. Las armas responden bien, al comienzo parecen pocas pero la variedad viene de la mano de los operadores. Hay operadores que tienen armamento pesado, rifles y hasta ametralladoras, otros que se dedican a pelear cuerpo a cuerpo, hay opciones para cada estilo de juego. De por sí DedSec tiene armamento no letal, lo podemos comprar y mejorar a nuestro gusto, escopetas, lanzagranadas, pistolas y hasta manoplas eléctricas. En mi caso estoy jugando sin matar, a menos que sea absolutamente necesario, y el sistema de combate cuerpo a cuerpo es mi mejor aliado. Se puede atacar, esquivar y contraatacar, también romper la guardia de los rivales. Con estas simples herramientas, nuestros gadgets y una buena dosis de reflejos es posible salir airoso de casi cualquier enfrentamiento.

Watch Dogs Legion nos da la libertad para que afrontemos las misiones como mejor nos parezca, pero no nos marea con tutoriales. Desde el primer momento tendremos a nuestra disposición una buena cantidad de gadgets y hacks, todos verdaderamente útiles, que podremos usar para cumplir nuestros objetivos. Digamos por ejemplo que tenemos que robar cierta información de un servidor, protegido dentro de un edificio con seguridad privada. Podremos reclutar a un operador que use el uniforme necesario y entrar disfrazado, también podemos hackear las cámaras para robar un pase de seguridad que nos deje entrar por una puerta trasera, o quizás preferimos infiltrarnos con nuestro spider bot a través de los ductos de ventilación y hacer todo de forma remota desde la vereda de enfrente. Estas son algunas de las opciones, pero en realidad son muchas más, lo importante es que esta vez las herramientas a nuestra disposición son verdaderamente útiles y la experiencia se adapta a nuestro estilo de juego.

Watch Dogs Legion 04.jpg

Mi primera impresión de Watch Dogs Legion es positiva, aunque me intriga ver hacia dónde va la narrativa principal. En las primeras treinta horas de juego logré liberar todos los distritos de Londres, instigando la rebelión de la ciudadanía, y exploré casi toda la ciudad. Completé dos de los cuatro arcos narrativos principales, media docena de hilos de misiones secundarias y todavía tengo la sensación de que aún me falta muchísimo por ver. A diferencia de las entregas anteriores la ciudad se siente mucho más viva, en verdad ayuda que los NPC sean todos diferentes y se puedan reclutar, pero además hay cierta coherencia en el tráfico vehicular y en la disposición de los personajes que forjan la ilusión de vida. Aún tengo una buena cantidad de horas de juego por delante, pero por ahora me resulta mucho más divertido y variado que sus antecesores. Si quieren saber más de Watch Dogs Legion no se pierdan el próximo Malditos Games, nuestro podcast semanal, y estén atentos a nuestro canal de YouTube.

Dejá tu comentario