Análisis

ANÁLISIS | Watch Dogs Legion es divertido y ambicioso

Watch Dogs Legion se pone metas altas, y aún cuando no logra alcanzarlas todas, termina siendo la mejor entrega de la saga.

Desde que Ubisoft anunció Watch Dogs Legion, con sus revolucionarios sistemas de reclutamiento, y se animó a decir que íbamos a poder jugar la mayoría del juego sin matar a nadie, debo admitir que consiguió mi atención. Mi historia personal con la saga de hackers siempre estuvo minada de decepciones, no sólo por el downgrade técnico y el humo que nos vendieron con el primer juego, sino por lo ilógico que siempre me pareció que un grupo de rebeldes amantes de la tecnología vayan por la calle con ametralladoras ejecutando a mansalva. Además de la falta de coherencia entre la historia y el contenido de las misiones, Watch Dogs siempre estuvo repleto de misiones de conducción que requerían precisión, pero la respuesta de los vehículos dejaba tanto que desear como el comportamiento del tráfico y la IA en general. Los principales inconvenientes de las primeras dos entregas fueron resueltos para Watch Dogs Legion, que sin ser tan revolucionario como prometían termina siendo el mejor de la saga y un divertidísimo juego de mundo abierto.

Watch Dogs: Legion - Tráiler de Lanzamiento

La recreación de Londres es fantástica, aún cuando lo jugamos en PlayStation 4 o Xbox One S, y está llena de lugares reconocibles. El rendimiento en PS4 es muy bueno, teniendo en cuenta sus limitaciones, y logra mantener una tasa de frames constante muy cercana a los 30 FPS en 1080p durante la mayor parte de la aventura. Y aún sin ray tracing ni texturas de altísima resolución, vamos a encontrar cientos de lugares espectaculares y verdadera belleza repartidos por toda la ciudad. Recorrer la Londres futurista que creó Ubisoft Toronto es un placer de neón y carteles luminosos, en especial durante la noche, y si bien de día se ven un poco más las costuras el sol resalta la belleza de los parques y los escenarios costeros. En cuanto a problemas técnicos, más allá de un par de crashes quizás ya solucionados por el último parche, no tuve demasiados.

Londres está sumida en un profundo caos. En este futuro cercano y distópico el avance de la tecnología cambió el horizonte de la sociedad, millones de puestos de trabajos perdidos y miles de drones de todo tipo pululan por el cielo. En ese contexto de protestas un atentado terrorista, hace explotar una serie de bombas alrededor de la ciudad y se lo atribuyen a DedSec. En medio de la conmoción, el gobierno le da luz verde al grupo de seguridad privada Albion para comenzar a patrullar las calles y en un ataque coordinado diezman a los miembros del grupo original. El último miembro restante y Bagley, una inteligencia artificial que nos acompañará durante todo el juego, nos reclutan para comenzar a reconstruir la resistencia y ese será el puntapié para darnos el control total del equipo.

Watch Dogs Legion 05.jpg

El sistema de reclutamiento es, en parte, como nos lo habían prometido. Cada ciudadano londinense es único en esencia, tiene su propio trasfondo que incluye amigues y parientes, un oficio y un set de habilidades particulares. Podemos analizarlos con un click, ver si nos interesa tenerlos en DedSec, y guardarlos en una lista de posibles candidatos para no perderlos. Hay dos formas terminar de reclutarlos, podemos hablar y ver qué tipo de necesidad tienen o investigarlos y darles una mano directamente. Esto último sólo se puede hacer una vez comprada la habilidad “Deep Dive”, que también sirve para reclutar a los ciudadanos a quienes no les cae bien nuestro grupo de rebeldes. Entonces ayudamos a algún amigo o familiar cercano del candidato, a veces a varios, hasta que se contactan con nosotros para agradecernos.

La otra cara del sistema de reclutamiento, la que se ve luego de casi cincuenta horas de juego, es la inevitable reiteración que termina apareciendo. He encontrado mellizos y hasta trillizos, las caras se repiten bastante y esto se maquilla con accesorios, pero cuando encontramos a un ciudadano idéntico a nuestro “operador único e irrepetible” el hechizo se rompe. Por suerte la mecánica de permadeath, completamente opcional y desactivable, ayuda mucho a la inmersión. La posibilidad de que nuestros personajes mueran hace que estemos cuidándonos de no usar fuerza letal, así los agentes de Albion no abrirán fuego y en el peor de los casos terminaremos en el hospital, o a lo sumo en la cárcel por un tiempo. También deberemos conducir con más cuidado, una explosión puede matarnos al igual que caernos desde una gran altura, y si andamos atropellando gente sin pensar los drones más grandes tirarán a matar.

Watch Dogs Legion 06.jpg

Al comienzo no había tomado consciencia de lo que implicaba la permadeath, tomó la muerte de dos de mis operadores favoritos para darme cuenta de que uno es quien hace que sus personajes sean verdaderamente únicos. Si quieren conocer más sobre esta mecánica y mi experiencia con ella pueden leer la columna de opinión que le dediqué haciendo click acá. Lo bueno es que el juego está preparado para que lo juguemos sin ánimos de matar a nadie, la mayor parte del armamento de DedSec es no letal y es coherente con la idea general: un artista callejero no se une a un grupo de rebeldes para ejecutar agentes de seguridad por la espalda, pero si queremos matar podemos reclutar a un espía o simplemente a un bloguero que está a favor de las armas y tiene un pequeño arsenal. En mi caso jugué el 90 por ciento del juego sin matar a nadie, sin embargo hay dos o tres misiones en las que usar armas de fuego harán las cosas más fáciles ¿Es posible entonces completarlo sin matar a nadie? Por historia algunos enemigos van a morir, pero la gran mayoría de las veces nos deja la decisión a nosotros.

Watch Dogs Legion presenta el mejor sistema de hackeo de la saga, haciendo que sea ágil el paso entre controlar una cámara, hackear un spiderbot, desactivar una torreta y abrir una puerta para luego entrar con nuestro operador. Puede que hackear termine resultando un poco sencillo, pero nunca aburrido, y si bien no es el gran “Metal Gear Hacker” la infiltración es divertida y siempre gratificante. Quizás el punto más flojo de la propuesta sea el gunplay, la forma en la que las armas se comportan y cómo se sienten al dispararlas, que se siente artificial y demasiado básico. Las armas no tienen peso ni demasiada complejidad, apuntas y matás, pero lo mismo sucede con nuestros operadores que aún con la defensa mejorada caerán muertos en un abrir y cerrar de ojos. Por suerte el apuntado automático se encarga de la mayor parte del trabajo, pero quienes quieran jugar al estilo Rambo no van a disfrutar demasiado este apartado de la propuesta.

Watch Dogs Legion 04.jpg

Las herramientas que tenemos a nuestra disposición parecen pocas, al menos en una primera impresión, pero son todas verdaderamente útiles. Tenemos cuatro armas no letales a nuestra disposición (pistola, SMG, escopeta y un lanzagranadas), una granada de pulsos electromagnéticos y un dron con torreta eléctrica, también no letal. Los gadgets son igual de útiles, en especial el camuflaje óptico y el genial spiderbot, que les recomiendo mejorar al máximo lo antes posible. El resto de la variedad, que va desde rifles de paintball o yoyos hipnotizadores, hasta armas que disparan abejas o una ametralladora pesada, se consiguen reclutando a los operadores necesarios. Hay muchísimas combinaciones de perks, algunos operadores tienen uniformes para acceder a zonas restringidas, otros pueden llamar un dron especial en cualquier momento y otros traen beneficios a todo el equipo.

Watch Dogs Legion muestra su mejor cara cuando nos sumergimos en todas las actividades paralelas que propone. Desde grafitear las paredes o hacer jueguitos con una pelota en la plaza frente al Big Ben, pasando por hacer una recorrida de bares clásicos y jugar a los dardos, hasta conseguir tech points escondidos y liberar cada barrio londinense. Las misiones de liberación, que se activan cuando completamos las tareas de cada sector, son de lo más divertidas e incluyen infiltraciones en edificios históricos, carreras para distraer a la policía y hasta liberar El Ojo de Londres con un dron experimental. Los cazadores de trofeos tienen cientos de audiologs, textos e ítems coleccionables que recolectar. Cada uno suma a la narrativa general, pero la historia se entiende y se disfruta bien con sólo prestar atención a los diálogos y cinemáticas principales. La historia general es entretenida y, si bien es cierto que no denuncia ni deja moraleja alguna, logra crear villanos odiables aunque demasiado hollywoodenses. Los cinco enemigos principales parecen sacados del futuro distópico de una película de acción, llámese Bond, Robocop o Mr Robot, sus diálogos, argumentos y reacciones tienen una fuerte inspiración en el cine pochoclero del género.

11 Londres de dia - Misiones de Stencil y Propaganda

Watch Dogs Legion es sin dudas el mejor de la saga, el que más cerca está de llevar a la realidad la experiencia que prometía aquel tráiler del primer juego. Los hacks son útiles y la falta de un personaje fijo termina consiguiendo que DedSec sea el verdadero protagonista y, como nosotros reclutamos, controlamos y gestionamos a los operadores, al final terminamos sintiéndonos parte de la resistencia. La acción es divertida y si bien los tiroteos son mediocres, el rudimentario sistema de combate cuerpo a cuerpo cumple con creces su función. La campaña y todo el contenido opcional nos puede mantener ocupado por más de cincuenta horas, durante las cuales no faltará la acción, la infiltración ni el humor (gracias a Bagley) pero su vida útil se puede extender aún más allá. Al completar la campaña se liberan nuevas misiones secundarias, algunas realmente geniales, y gracias a los miles de operadores que podemos reclutar, perfeccionar el equipo antes de la llegada del modo online puede llevarnos un buen rato.

Embed

WATCH DOGS LEGION

29/10/2020 (PS4, XONE, PC, STADIA)
8.0

Pasé casi 50 horas con Watch Dogs Legion en PS4, durante las cuales hice city tour, aprendí a conducir por la izquierda y me infiltré en cuanto edificio protegido pude. Puede que no sea el mejor juego de mundo abierto, pero sin dudas es un título ambicioso y un gran avance para la franquicia.

Dejá tu comentario