Noticias

Call of Duty: Warzone tiene un serio problema de cheaters

Warzone, el battle royale de Infinity Ward es un éxito, pero también ha atraído a jugadores que arruinan la experiencia para todos.

Call of Duty: Warzone, el batte royale de Modern Warfare, ha sido uno de los grandes éxitos de este año, con más de 50 millones de jugadores en su primer mes.

Pero como ya se ha vuelto la norma en cualquier juego competitivo, en particular los shooters, los cheaters están a la orden del día. Y aunque Infinity Ward anunció que ya ha aplicado el ban a más de 70 mil cuentas, la tendencia no disminuye y está afectando particularmente a los jugadores de consola.

Call of Duty®: Warzone - Official Trailer

El foro Reddit está lleno de videos mostrando jugadores que, usando aimbots, aciertan a lo distancias imposibles y disparan a través de las paredes. Warzone tiene el cross-play entre consolas activado por defecto, pero muchos usuarios de PlayStation 4 y Xbox One han decidido desactivar la opción para escapar a estos nefastos gamers.

El problema es que para garantizar la inmediatez de las partidas, Infinity Ward alienta el uso del cross-play y dificulta su desactivación. De hecho en Xbox One no es posible lanzar el juego sin la opción seleccionada y es necesario hacer el proceso desde el nivel de sistema. En PlayStation 4 aparecen constantes mensajes intentando reactivarla en caso de haberlo hecho, y por supuesto en ambas plataformas la espera por una partida se extiende significativamente.

Infinity Ward on Twitter

Una de las soluciones temporales que encontró el estudio de Warzone es crear partidas exclusivas para jugadores que estén sospechados de usar cheats. Como parte de la nueva actualización del juego lanzada durante la semana, Infinity Ward creó lobbies especiales para ellos y dejar que se eliminen una y otra vez entre ellos.

Además se introdujeron nuevos sistemas de seguridad, que si bien no se detallaron, incluyen “más recursos del costado tecnológico, del estudio y los equipos que las aplican.”

Por otro lado, la “función para reportar jugadores” se aplicará también a la killcam y el modo espectador en el corto plazo, lo que significa que si sospechás que alguien te eliminó usando modificaciones puedas confirmarlo en la killcam o mirándolo durante algunos minutos y reportarlo directamente desde la partida de Call of Duty.

Los cheaters fueron uno de los grandes problemas de los comienzos de PUBG. ¿Lo sufrirá también Call of Duty: Warzone?

Dejá tu comentario