Noticias

Warcraft, la trilogía que no pudo ser

El director Duncan Jones contó cómo hubiera continuado la trilogía de Warcraft que nunca fue aprobada.

La adaptación cinematográfica de Warcraft se perfilaba como la película que finalmente le haría justicia a los juegos en la pantalla grande, pero terminó siendo un festín visual con una historia complicada, incoherente y llena de personajes sin desarrollo o profundidad.

La película no fue un fracaso absoluto ni perdió plata, porque con su presupuesto de menos de 200 millones de dólares se las arregló para recaudar más de 400 millones en todo el mundo. Sin embargo, el público no la acompañó en los Estados Unidos, donde sólo cortó tickets por 47 millones de dólares, sepultando cualquier chance de una secuela.

Warcraft - Official Trailer (HD)

Pero como la historia estaba pensada como una trilogía parece que el director Duncan Jones todavía no pudo soltar, y ante la pregunta de un seguidor contó el rumbo que hubiera tomado la historia en caso de aprobarse las secuelas.

Vale recordar que Warcraft termina con el portal cerrado, Durotan (el orco jefe del Clan Frostwolf y padre del orco Jesús) muerto, y Anduin Lothar (el comandante del ejército humano) como líder de la Alianza. Go’el, el bebé hijo de Durotan, es encontrado por un humano para eventualmente convertirse en el Thrall de la mitología de la serie.

https://twitter.com/ManMadeMoon/status/1274779705732927489

Según Jones en la secuela hubiéramos visto a Thrall como un joven orco esclavo en un campamento de gladiadores, donde conoce a Tauren. Es entonces que descubre una tierra en el oeste, que es de donde proviene su raza y donde podría encontrar otros como él.

La tercera parte hubiera introducido la horda y la liberación de los orcos, para luego mostrar el viaje a través del mar hasta Kalimdor y la fundación de Orgrimmar, la primer ciudad Azerothiana.

“Básicamente la trilogía era el cumplimiento de la promesa de Durotan de darle a su pueblo un nuevo hogar,” concluye el director.

Dejá tu comentario