Análisis

ANÁLISIS | A Total War Saga: Troy es un favor de los dioses

The Creative Assembly una vez más nos sumerge en un hecho histórico con Total War Troy, repleto de enfrentamientos, ciudades arrasadas y devoción a los dioses.

Pocos son los juegos que después de 20 años en el mercado pueden mantenerse vigentes, con una aceptable regularidad en sus lanzamientos para contentar a su público más fiel. Si a esto le sumamos que estuvo de manera gratuita -sólo por 24 hs- y que está basado en uno de los eventos históricos más conocidos y estudiado, el resultado supera cualquier expectativa posible. A Total War Saga: Troy, con aciertos y algunas cosas por mejorar, busca ser la puerta de entrada a todo este universo para muchos jugadores y lograr una redención de parte de los veteranos.

Creative Assembly sabe exactamente qué clavijas apretar para llamar la atención de todos con cada uno de sus lanzamientos, ya sea una cautivadora historia como utilizar el imaginario creado por Homero.

Total War: TROY / Official Trailer / A Total War Saga

La campaña nos cuenta el conflicto sucedido entre los Dánaos y los Troyanos, provocado a partir del rapto de Helena, esposa de Menelao, a manos de Paris, quien era príncipe y heredero al trono de Troya. Menelao, al enterarse de quién fue el captor de su esposa, pide ayuda a su hermano Agamenón para que se una a su causa y se levante en armas contra Troya, y así poder recuperar a su esposa. Los grandes generales y señores de esta historia, son los personajes jugables que podemos elegir, siendo 8 en total, cada uno con un sistema de juego propio y condiciones de victoria únicas. Por parte de los Dánaos podemos elegir a Agamenón, Menelao, Aquiles y Ulises, y por el lado de los Troyanos serán Sarpedón, Hector, Eneas y Paris, quienes no solamente difieren en situación inicial (la dificultad preestablecida por el juego) sino también en su estilo de juego. Por ejemplo, como recomendación para arrancar, Total War Troy nos propone a Agamenón por el lado de los Dánaos y a Sarpedón por el lado de los Troyanos, porque ambos tienen una situación inicial fácil, con una buena base de recursos para gastar tanto en ejércitos como edificios, además de una posición en el mapa que nos permite expandirnos fácilmente. Si nunca jugaste Total War, el tutorial, que sirve para aprender lo básico, como el sistema de ayuda mediante pop ups en cada turno, te van a dar una idea de cómo continuar o qué hacer para avanzar. Cada Héroe tiene dos formas de conseguir la victoria, una que es común a todos llamada “victoria absoluta en la guerra” que es el modo clásico de Total War, que la obtendremos si conseguimos controlar o arrasar 100 asentamientos, el otro modo es la “victoria homérica” que es propia de cada Héroe, por ejemplo, con Aquiles si llegamos al máximo nivel ya es condición de victoria porque demostró ser el mejor guerrero de todos los que pisan la tierra, mientras que con Paris debemos conseguir 600 puntos de favor de Afrodita.

Como es costumbre en Total War, todos los territorios están divididos en provincias y estas a su vez en asentamientos, de los cuales dos son generadores de recursos y el restante es la capital de la provincia, desde donde vamos a manejar el crecimiento tanto económico como diplomático y militar. A diferencia de otros juegos de la franquicia, en Troy vamos a tener un renovado sistema de recursos, casi como si fuese una partida de Catan, donde en los asentamientos generamos un recurso en específico como alimentos, madera, piedra, oro o bronce. Cada uno de estos recursos los vamos a usar para construir edificios, armar nuestro ejército o acordar un trueque (único o prolongado) con alguna facción con la que queramos entablar negociaciones. Todos estos recursos también pueden obtenerse ocupando asentamientos enemigos que nos faciliten la obtención del recurso que nos escasea.

A Total War Saga_ TROY 11_8_2020 15_54_37.png
Agamenón, por parte de los Dánaos, es el recomendable para arrancar.

Agamenón, por parte de los Dánaos, es el recomendable para arrancar.

Al ser una historia épica, que con el correr de los años se puso en duda de todo lo narrado por Homero (inclusive se dudó de su existencia), los dioses nos darán su ayuda que la conseguiremos mediante plegarias o hecatombes. La devoción a los dioses nos va a ayudar en diferentes aspectos, por ejemplo, si nuestra devoción es hacia Zeus vamos a tener ventajas en los tratados diplomáticos con todas las facciones, mientras que si nuestra devoción es hacia Afrodita, vamos a tener una ventaja en la felicidad y en el crecimiento de nuestra facción. Pero así como nos ayudan cuando les rendimos pleitesía, nos castigarán si no lo hacemos, por lo que mantenerlos contentos es una parte sumamente importante.

En cada capital de cada provincia vamos a poder proclamar un manifiesto que será exclusivo para esa provincia ayudando a que se generen mayor cantidad de recursos o a mantener alta la felicidad del pueblo. Por otra parte, con modificaciones mucho más importantes, vamos a poder publicar decretos -que será el árbol de habilidades- basados en cada uno de los recursos, estos decretos llevan una cierta cantidad de turnos para que se activen, pero sus efectos son realmente notables, desde generarnos una cierta cantidad de un recurso hasta proporcionarnos un descuento en el mantenimiento de nuestro ejército.

A Total War Saga_ TROY 11_8_2020 23_47_21.png
No son muchos los decretos, pero son extremadamente importantes

No son muchos los decretos, pero son extremadamente importantes

Por si nunca jugaste Total War, tenés que saber que la campaña principal es por turnos, pero las batallas son en tiempo real y debemos decidir al instante cuál será la mejor manera de movernos por el campo de batalla para atacar o para no sufrir una emboscada. En Total War Troy, la mayoría de las unidades son de a pie y su velocidad de movimiento va a depender de que tan blindadas sean, pudiendo ser ligeras, medianas o pesadas. Uno de los cambios más importantes con respecto a otras entregas, es que a ciertas unidades, como arqueros y jabalineros, las podemos mantener ocultas entre la hierba para realizar emboscadas, y de esa manera la moral del ejército contrario va a caer estrepitosamente haciendo que abandonen el campo de batalla, aún teniendo superioridad numérica. Saber cómo posicionar nuestras unidades será crucial para una victoria rápida. Con la sucesión de batallas, nuestro ejército va ganando experiencia, que servirá para aumentar el rango militar particular de cada pelotón, y así evitar que su moral caiga rápidamente o tener más poder de ataque en conjunto. Los ejércitos sólo responden a un héroe épico o a un general que vayamos reclutando, pudiendo controlar hasta un máximo de 20 pelotones por ejército formado. Todas las batallas pueden jugarse de forma manual o podemos dejar que el juego mismo decida, según las características de ambos ejércitos, la probabilidad de victoria de manera automática, que en muchas ocasiones no es recomendable usarlo.

Los héroes y los generales van subiendo de nivel si completamos las misiones, que pueden ser especiales o comunes, o si se enfrentan en batallas. Por cada nivel, ganamos un punto de habilidad y tenemos que elegir entre dos disponibles, dependiendo de nuestro modo de juego, que puede ser apuntando más a la letalidad del ejército o a mantener alta la moral del mismo. También, con el correr de los turnos, nuestro héroe o general va obteniendo rasgos según las acciones que hagamos como, por ejemplo, asediar una ciudad nos puede tomar un turno menos en que se debilite el ejército que la defienda. Además a cada héroe y general podemos equiparle armas, armaduras, escudos y carros, como también objetos especiales para aumentar sus estadísticas, que las vamos ganando matando a generales contrarios o siendo un regalo del dios al cual le rendimos culto.

A Total War Saga_ TROY 11_8_2020 18_18_20.png
El sistema de equipamiento del héroe puede darnos una considerable ventaja en el campo de batalla

El sistema de equipamiento del héroe puede darnos una considerable ventaja en el campo de batalla

Si construimos los edificios adecuados, como los de gestión o los templos, vamos a poder contratar emisarios, sacerdotisas y espías como agentes especiales. Los primeros dos pueden ser anexados a un ejército para cumplir una función en específico, como realizar un ritual para elevar la moral del ejército o reducir el coste de mantenimiento del mismo, como también enviarlos a asentamientos enemigos para que generen disturbios o que provoquen el descontento del pueblo. Los espías pueden envenenar los suministros del ejército contrario o infiltrarse en los asentamientos para así tener información de los movimientos de la facción a la que vayamos a atacar. Todos los agentes pueden subir de nivel y, al igual que los héroes y los generales, debemos elegir una de las dos habilidades disponibles para que sea más efectivo en su labor.

El sistema de diplomacia en Total War Troy no es el mejor, pero nos da las herramientas necesarias para lograr que el tratado surta efecto. Si tenemos dudas sobre con qué facción tenemos más chances de llegar a un acuerdo militar o comercial, solo tenemos que apretar el botón de “negociación rápida” y negociar con la primera que nos aparezca. Dependiendo de nuestra influencia y de nuestra fuerza militar, serán las facilidades que tengamos para negociar o, directamente, someter a vasallaje a otra facción para luego anexar su territorio al nuestro mediante una confederación. Cada decisión que vayamos a tomar, repercute en nuestra credibilidad y, si es demasiado baja, va a ser muy difícil que la otra facción acepte.

Para ser un juego basado en un poema épico, tiene sentido que podamos jugar con unidades mitológicas y poder reclutarlas para que formen parte de nuestras filas, como centauros, gigantes o minotauros, pero Total War Troy no las muestra de una manera muy épica que digamos. El minotauro sólo es una persona de tamaño considerable que viste una piel de buey y una calavera del mismo animal, nada apegado a lo que el mito nos cuenta de cómo era esta criatura, al igual que con los centauros, que en el juego solamente son jinetes con muchísima destreza. Al ser unidades especiales, no en todos los asentamientos pueden reclutarse y, además, debemos construir el edificio que nos lo habilite.

A Total War Saga_ TROY 12_8_2020 01_31_11.png
La devoción a los dioses tiene 3 niveles y, a medida que se incrementa, mayores serán las ventajas.

La devoción a los dioses tiene 3 niveles y, a medida que se incrementa, mayores serán las ventajas.

Debemos tener en cuenta algo importante con respecto a Total War Troy, y es que es un spin-off, no es un juego “pura sangre”. ¿A qué quiero llegar con esto? A que si jugaste anteriores juegos de la franquicia, no vas a encontrar muchos de los sistemas o, de estarlos, no son tan completos como suelen serlo. Por ejemplo, si comparamos muchos de los sistemas y mecánicas ya nombrados con el juego que salió el año pasado (Three Kingdoms), te vas a dar cuenta que la diplomacia como el designar a generales en la corte difieren bastante, al igual que la conformación de los ejércitos donde en TW: Three Kingdoms podemos tener hasta 3 generales por ejército, mientras que en Troy solo uno. Creative Assembly suele usar a estos juegos como si fuesen un banco de pruebas, donde van a probar mecánicas y sistemas nuevos, estudiar la respuesta del público con estos, para después definir si serán o no implementados en las próximas entregas o ver de qué manera mejorarlos para que cumplan con el efecto deseado.

Si solo nos centramos en los A Total War Saga que, sumando a Troy son 3 en total, este último es el mejor en todos los aspectos, no solamente en el apartado gráfico y técnico, sino en el gameplay y en los desafíos que la IA propone en la campaña, que obviamente a cuanta mayor dificultad, más oscuro será el panorama que tengamos por delante.

Fue una movida muy llamativa e interesante que lo hayan puesto de manera gratuita sólo por 24 hs, al igual que haber anunciado una serie de DLC gratuitos junto con el sistema multijugador (modalidad que va a estar disponible a partir de noviembre). Total War Troy está más pensado para el lado de las batallas, y se nota bastante, sobre todo en cómo está planteada la historia y en lo básico de algunos de sus sistemas, pero, lo más importante de todo, es que cumple a la perfección con su objetivo y es el de ser una esponja de horas de lo entretenido que es jugarlo y para mi es más que suficiente.

Embed

A TOTAL WAR SAGA: TROY

13/08/2020 (PC)
8.0

Jugué la campaña con Hector perdiendo estrepitosamente en el turno 20, luego pasé a Aquiles y el resultado fue el mismo, por último la comencé con Agamenón, con quien llevo 85 turnos y contando. Mi computadora (Ryzen 5 3600, 16Gb Ram y GTX 970) lo corrió sin problemas en resolución alta. El código fue cedido por la distribuidora.

Dejá tu comentario