96 | L.A. Noire | Los 100 mejores juegos de la década 2010
Tops

96 | L.A. Noire | Los 100 mejores juegos de la década 2010

A Team Bondi le tomó siete años desarrollar su primer y único juego, una aventura gráfica atrapada en las tendencias de la época que pocos supieron apreciar.

Avatar de Leon Valle

Por: Leon Valle

Hay proyectos que son un producto de la época. La fascinación de la industria con los juegos de mundo abierto, esos que intimidan con cientos de marcadores en el mapa, ofrecen una libertad de exploración casi absoluta y apilan sistema sobre sistema fue la condena de muchos estudios a comienzo de la década. La frase “¿Ves esa montaña? Podés escalarla si querés” saliendo de la boca de la gente de prensa y desarrolladores se convirtió en un meme, y cualquier experiencia que no ofreciera decenas de horas de contenido no era digna.

Pero no todos los estudios gozan de los recursos y la libertad de Rockstar, los números de Ubisoft o los tiempos de Bethesda, por lo que durante algunos años nos encontramos con proyectos cuyo mayor problema era llenar el enorme mapa que se habían visto obligados a crear, para transmitir esa sensación de escala sin abandonar la visión original del equipo. Uno de los grandes ejemplos de este “síndrome del mundo abierto” es Mafia II, y otro es el juego que nos ocupa: L.A. Noire.

Siete años de caótico desarrollo le tomó al estudio Team Bondi liderado por el no menos problemático Brendan McNamara terminar el juego, que finalmente fue publicado por Rockstar Games. L.A. Noire sufrió numerosos retrasos, pero siempre mantuvo la atención del público porque era el primer juego en utilizar la carísima tecnología MotionScan, que resultaba en modelos de rostro y expresiones realistas y detalladas — lo suficiente como para convertirse en una de las mecánicas fundamentales del juego.

Pero enfrentar L.A. Noire como el supuesto thriller de acción e investigación que el reverso de la caja propone es —en mi humilde opinión-, un grave error. L.A. Noire no es un juego de acción ni por asomo, sino una aventura gráfica con innecesarios pasajes en los que el diálogo y la investigación se reemplaza por los puños, las armas y la pericia detrás del volante. Team Bondi puede haberse visto en la necesidad de desarrollar un juego de mundo abierto con coleccionables y misiones secundarias, pero la esencia del juego son los homicidios a resolver, los personajes a interrogar y las evidencias a recolectar. Conducir por la ciudad es un embole, pero dejar que lo haga nuestro compañero y escuchar los interesantes intercambios mientras disfrutamos de la cámara cinematográfica es un verdadero placer.

Los interrogatorios son lo mejor del juego | Imagen: Rockstar Games

Perder tiempo en el desarrollo de ese enorme mundo abierto hizo que algunos aspectos técnicos fueran descuidados: la tecnología MotionScan puede haber hecho maravillas con las expresiones faciales, pero del cuello para abajo los modelos de personaje y las texturas eran apenas modestas (y por alguna razón siempre sentí que los sombreros les quedaban grandes) y los escenarios faltos de detalle. Pero los puntos flojos se le perdonaban porque los diálogos estaban bien escritos, las actuaciones de voz eran convincentes y la mecánica de interrogación funcionaba bien, aunque en mi opinión Cole se sacaba demasiado cuando sabía que le estaban mintiendo.

La historia, el verdadero corazón de L.A. Noire, también es buena. Cole Phelps como el veterano de guerra devenido en agente de policía que no puede escaparle a los fantasmas del pasado es un gran personaje (aunque por momentos su rectitud resulte insoportable), las problemáticas del estrés post traumático está bien llevadas y la vueltas de tuerca del tercer acto son en su gran mayoría inesperadas. A excepción de algún irrelevante, el resto del elenco también brilla por más que sea un tanto unidimensional y funcional a la trama, en particular varios de los interrogados, que a pesar de la rigidez de su lenguaje corporal se sienten por momentos verdaderos actores (no virtuales) en pantalla.

Phelps en sus comienzos como agente | Imagen: Rockstar Games

Además, la decisión de incluir casos famosos de la década del cincuenta de Hollywood (como la muerte de la Dalia Negra) anclan la historia en la realidad y ayudan a la construcción de la ya bien recreada ciudad de Los Ángeles. La inspirada presentación general, evocativa del cine noir, y la muy buena dirección de cámara completan un producto que resultó de lo más subestimado de la década.

Sólo escribir estas líneas me hizo recordar con cariño L.A. Noire y me devolvió las ganas de meterme en el ajustado saco de Phelps, en particular ahora que las versiones de nuevas consolas incluyen todo el contenido descargable lanzado para la original y un necesario repaso en el aspecto gráfico. Con varios escándalos a cuestas era imposible que Team Bondi sobreviviese y en efecto el estudio australiano se disolvió meses después del lanzamiento, convirtiéndose en un One Hit Wonder que nos dió muchas alegrías.

Estudio: Team Bondi
Lanzamiento: 17 de mayo de 2011
Plataformas: PS3, Xbox 360, PC, PS4, Xbox One, Switch

A lo largo de los últimos meses de 2019 vamos a elegir los 100 mejores juegos de la década de 2010. Todos los días vamos a postear dos de los elegidos, desde el 28 de octubre hasta el 16 de diciembre, día en el que vamos a presentar los 5 mejores de los últimos 10 años. Podés seguir la lista todos los días entrando a este hashtag.

En esta nota
  • los 100 juegos de la decada 2010

Comentarios