9 | The Elder Scrolls: Skyrim | Los 100 mejores juegos de la década 2010
Tops

9 | The Elder Scrolls: Skyrim | Los 100 mejores juegos de la década 2010

Antes de hacerse meme y salir para Alexa, The Elder Scrolls V era un buen juego.

Avatar del

Por: Tomás García

Hoy día parece deporte pegarle a Bethesda. Y aunque no podemos negar que muchas de las piñas son merecidas, tampoco podemos olvidar que hasta hace dos o tres lanzamientos, Bethesda, como desarrolladora de RPG, continuaba en la cima de la montaña, peleando con el dragón como demente, al grito de Fus Roh Da.

Skyrim fue la culminación de un estilo de diseño para Bethesda, uno que aunque suele mostrar su edad, hasta Skyrim le estaba funcionando. Fallout 4 mantuvo algunas de esas cosas, pero también le sumó un enorme elemento de construcción y personalización. Skyrim tenía una pizca de eso, pero no llegábamos mucho más allá de poner libros en la biblioteca y tener la colección más grande de ruedas de queso de todo Tamriel.

El más reciente The Elder Scrolls es realmente un juego gigante. Todavía hoy lo es. De los más grandes que han hecho, sin contar Daggerfall, pero bueno, esos eran mapas genéricos. A diferencia de aquel añejo intento de Bethesda, las tierras del norte están sumamente curadas, y ofrece una fidelidad gráfica inspiradora. Muy parecido a lo que hizo Breath of the Wild años después, con vistas que te inspiraban tanto como te informaban, pero Nintendo lo hizo mucho mejor y más orgánico. La cosa es que no sabemos si eso hubiera ocurrido sin Skyrim primero.

Las nuevas ediciones de Skyrim ayudaron a mantener hermoso, un juego de ocho años.

Si ves un pico, ¡podés ir a él! Una venta trillada tal vez, pero pocas veces este “gimmick” fue tan efectivo como en Skyrim. Ver de lejos las gigantes montañas, y después de horas de viaje poder alcanzar la cima, dejó un impacto en muchísimos gamers, que gustosamente lo vuelven a experimentar en diversas plataformas, ocho años después de su llegada original. Porque a pesar de sus problemas, Skyrim le dio un poco más de agencia al jugador, y por eso el mundo tiene muchísima más credibilidad que años anteriores. Skyrim fue un juego muy especial, aunque las razones para serlo, no sean tan especiales.

Y la colección de ruedas de quesos es solo un aspecto del impacto cultural que tuvo. Tal vez uno de los primeros juegos en ser memeado fuerte. Todo empezó con esa maldita flecha en la rodilla. Imposible también, no ser uno de los juegos de la década si tiene tantos años de existencia como versiones. Skyrim salió en siete plataformas en tan solo ocho años. La mayoría de estos aún más aclamados que el juego original, y otros ridiculizados, como la Very Special Edition para Alexa, de Amazon. La cual parecía un chiste del Día de los Inocentes, pero ahí está, todavía disponible.

Skyrim también encapsula perfectamente esta última década de gaming. El fin de lo que conocíamos como gaming tradicional, y el cambio a siempre online, o por qué no —escalofríos— juegos como servicio. Sin dudas será uno de los últimos juegos insignia en no ser online, o tener un componente online básico. Y aún así, se vio sumamente beneficiado por esta cualidad, gracias a la gigantesca comunidad de modders que hasta el día de hoy acompañan. Y tocando este tema, tampoco podemos olvidar una de las razones por las que Skyrim permaneció en los titulares varios años después. La llegad de mods a consolas, por primera vez. Y la ocurrencia de mods pagos, una especie de refrito de las Armaduras de caballo como DLC, otra vez.

Debe hablar bien de un juego si salió a principios de la década, y cuando llega el final sigue siendo aclamado como uno de los mejores en estos diez años. La perspectiva cambió, pero el juego sigue siendo el mismo, mod mas, mod menos, y continúa siendo tan atrapante como siempre. Por supuesto, está repleto de los clásicos problemas y malas costumbres de Bethesda —que cada año son más evidentes— pero eso no le quita que es el más accesible y a la vez el más completo de los RPG de este estilo. No por nada, otro popular meme, es el comienzo de Skyrim.

Aunque el combate con dragones estaba roto desde un principio, es innegable el impacto que tuvo en la comunidad.

¿Qué le depara a la franquicia The Elder Scrolls? No podemos saberlo. Pero de lo que estamos seguros es que Bethesda tendrá que sacar un As de la manga. No hay forma de hacer TES VI en el mismo estilo de Skyrim y los últimos tres juegos, porque este último es claramente el pináculo de este tipo de experiencias. A menos que intenten unir los mundos de Morrowind, Oblivion y Skyrim —¿y por qué no también Elsweyr?— bajo un mismo mundo, podemos esperar algo totalmente diferente del próximo juego. Sea como sea, esperamos que los memes sean tan buenos como los de Skyrim.

En esta nota
  • los 100 juegos de la decada 2010

Comentarios