83 | Ori and the Blind Forest | Los 100 mejores juegos de la década 2010
Tops

83 | Ori and the Blind Forest | Los 100 mejores juegos de la década 2010

Metroidvanias hay muchos, pero pocos con la intensidad emocional de Ori and the Blind Forest. Recordemos todo lo bueno de este bellísimo juego de habilidad plataformera

Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

El éxito de todo buen Metroidvania reside en (pero no se limita a) una serie de elementos a tener en cuenta: buen diseño de mapa, buena sensación de backtracking, mejoras considerables para nuestro protagonista y una sensación de progresión bien mesurada. Hay un elemento adicional, sin embargo, que puede diferenciar un buen Metroidvania de uno excelente, y esa es la ambientación del universo que nos ofrece. En ese apartado, Ori and the Blind Forest derrama magia por cada uno de sus poros.

La obra maestra de Moon Studios nos cuenta la historia del titular Ori, un espíritu guardián que cae del Árbol de Espíritus, responsable de mantener el bosque con vida, durante una tormenta. Tras ser rescatado y adoptado por una criatura de gran bondad, Ori pasa su vida alejado de su verdadero hogar y el bosque al que pertenece poco a poco cae en una ruina que va en aumento. Ahora es la misión de Ori restaurar la vida del bosque, y para ello le espera un viaje largo, desafiante y altamente satisfactorio.

Ori and the Blind Forest cautiva desde todos sus apartados. Su bellísima dirección de arte hace de cada escena un deleite para los ojos, a la que se suma una banda sonora que carga cada momento del juego con el tono justo. A lo largo del periplo Ori irá descubriendo nuevos movimientos y habilidades que le ayudarán a alcanzar nuevos terrenos y a sortear obstáculos que antes le cerraban el paso; y la progresión es tan natural que uno sólo se da cuenta de todo lo que fue ganando al iniciar una nueva partida e intentar movernos con nuestro personaje en sus habilidades básicas.

Desde luego que la jugabilidad abarca una considerable porción de sus atributos, siendo este un Metroidvania plataformero con todas las de la ley, y no tiene miedo de soltarle la mano al jugador para dejar que se enfrente a algunos de los desafíos de plataformas más interesantes del género. Ori nos da las herramientas para superar segmentos, asumiendo siempre que nosotros contaremos con la habilidad necesaria para hacerlo. Esto puede causar que algunas instancias se vuelvan un poco frustrantes, pero esa frustración eventual se transforma en un pico de endorfina que compensa el inconveniente. El juego distribuye estos momentos con considerable atención.

Más allá de todo, Ori and the Blind Forest nos sorprende con una narrativa cargada de emoción. Los eventos que transcurren en pantalla nos incitan a querer proteger a esta criatura y al mundo que la rodea; sentimos una punzada de tristeza ante algunas escenas en particular, mientras que otras nos dibujarán una sonrisa inevitable—a veces también cargada de más de esa emoción, tristeza y empatía.

Moon Studios nos ofrece, más que un juego, una verdadera experiencia Gamer como muy pocos estudios pueden lograr con este nivel de maestría. Tanto impacto ha causado en el medio que, al momento de anunciar la secuela del juego, Ori and the Will of the Wisps, solamente bastó con una breve, calma cinemática de los protagonistas para que todo internet empezara a moquear. Muchas gracias, Moon Studios.

Estudio: Moon Studios
Lanzamiento: 11 de Marzo de 2015
Plataformas: Xbox One, PC, Nintendow Switch

A lo largo de los últimos meses de 2019 vamos a elegir los 100 mejores juegos de la década de 2010. Todos los días vamos a postear dos de los elegidos, desde el 28 de octubre hasta el 16 de diciembre, día en el que vamos a presentar los 5 mejores de los últimos 10 años. Podés seguir la lista todos los días entrando a este hashtag.

En esta nota
  • los 100 juegos de la decada 2010

Comentarios