82 | DmC: Devil May Cry | Los 100 mejores juegos de la década 2010
Tops

82 | DmC: Devil May Cry | Los 100 mejores juegos de la década 2010

A veces la primera impresión puede darnos una idea equivocada. A veces hace falta dar una buena oportunidad. A veces olvidamos lo genial que es DMC: Devil May Cry

Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

El público en general es muy difícil de contentar. A través de las generaciones, de una u otra forma, la historia se repite: cambiar elementos de una franquicia es motivo de guerra. El interés por explorar nuevas ideas no entra en la mentalidad de aquellos que sólo quieren (o dicen querer) más de lo mismo. Pero a veces un cambio de produce y los efectos pueden cambiar opiniones. Solamente hace falta hacer ese cambio con estilo; quizá como sólo Ninja Theory podía hacerlo en DMC: Devil May Cry.

Tras cuatro entregas de la saga, la misma venía pidiendo algún tipo de volantazo. Por eso es que el anuncio de este nuevo título llegó con un Dante de un una realidad alterna, con otro peinado y otros modismos que le daban; según muchos; una pinta de emo impresionante. Las quejas contra el rediseño del personaje principal llovieron desde todos los ángulos mucho antes de que los quejosos pusieran las manos en el juego, y todavía hoy hay dos corrientes de pensamiento en ese apartado específico.

Y sólo en ese apartado específico; porque lo que todos tuvieron que admitir es que el juego estelarizado por este nuevo Dante era simplemente brillante.

Al fin y al cabo, Devil May Cry se luce más como aventura de acción desenfrenada. No necesita una figura principal porque el propio juego es el protagonista. Es la magia de su jugabilidad acelerada lo que termina de cautivar al jugador; de sus combos exhilarantes y de sus combates adrenalínicos. Un combate, dicho sea de paso, rediseñado para ser más accesible, pero no por ello menos gratificante. La dificultad general del juego había sido revisada—otro enorme pecado según los puristas de la saga; pero eso no hizo otra cosa que darle a todos los que encontraron demasiado difíciles las entregas anteriores una nueva oportunidad de entrar en este fantástico universo.

Y es fantástico de verdad. La explosión audiovisual de esos escenarios delirantes en el Limbo sólo se podía equiparar con una banda sonora acorde a las circunstancias; que nos deja el corazón latiendo a mil por hora mientras ejecutamos a los pobres infelices que osan cruzarse en nuestro camino, revoleándolos por el aire tanto tiempo que hasta llegamos a sentir un poquito de lástima por ellos—pero jamás lo suficiente como para no seguir encajándoles golpes y disparos mientras la sonrisa en nuestros labios amenaza con quedarse allí hasta ser removida con cirugía.

DMC: Devil May Cry puede ser un juego distinto sin dejar de ser más de lo mismo en la saga, pues al fin y al cabo fue un reboot de la misma. No había ninguna vergüenza en explorar nuevos horizontes, más aún si el núcleo del juego jamás perdió su esencia. El tiempo le dio la razón con una Edición Definitiva en 2015 que mejoraba el apartado gráfico y añadía otros beneficios a la jugabilidad, cementando el hecho de que jamás hay que juzgar a un libro por su tapa… porque ese emo del que todos se reían venía con dos chumbos y otras armas de diversos sabores. Y vaya que sabía usarlas.

Estudio: Ninja Theory
Lanzamiento: 15 Enero 2013
Plataformas: PlayStation 3, PlayStation 4, Xbox 360, Xbox One, PC

A lo largo de los últimos meses de 2019 vamos a elegir los 100 mejores juegos de la década de 2010. Todos los días vamos a postear dos de los elegidos, desde el 28 de octubre hasta el 16 de diciembre, día en el que vamos a presentar los 5 mejores de los últimos 10 años. Podés seguir la lista todos los días entrando a este hashtag.

En esta nota
  • los 100 juegos de la decada 2010

Comentarios