74 | Far Cry 4 | Los 100 mejores juegos de la década 2010
Tops

74 | Far Cry 4 | Los 100 mejores juegos de la década 2010

El punto más alto de la serie más divertida de Ubisoft sigue siendo una gran introducción a su estilo de juegos de mundo abierto

Avatar de Ignacio Esains

Por: Ignacio Esains

Un día, Ubisoft terminó con la farsa.

Desde el lanzamiento de Assassin’s Creed en 2007 la compañía había creado, por lo bajo, una especie de subgénero de mundo abierto, que solamente se puede llamar un “juego tipo Ubisoft”. Un mapa enorme lleno de íconos, misiones absolutamente ridículas, un nivel de dificultad nulo, y mecánicas clonadas como las famosas torres, que se repetían dos o tres veces por año en distintos juegos.

Pero para cualquier estudio ambicioso, replicar un diseño de manual queda feo, hace a sus juegos predecibles, y se refleja en las críticas. Por eso, en 2014 Assassin’s Creed Unity quiso agarrarse de mejoras técnicas que resultaron en una catarata de bugs, Watch Dogs vendió la fantasía de un mundo conectado que se terminó jugando igual que todos, y ni hablar del pésimo The Crew, un semi-competente juego de carreras arcade que por alguna razón tuvo que incluir todos los clichés del estudio.

Y en el mismo año lanzaron Far Cry 4, un juego que abandona toda pretensión de calidad o ambición narrativa para darte simplemente la versión optimizada de la fórmula, un mundo tan atractivo y cargado de cosas para hacer que aún hoy se puede considerar el mejor de la serie - y uno de los picos del género. Al final, lo único que había que hacer era lo mismo de siempre, pero bien.

Far Cry 4 está ambientado en una versión de Nepal que por cuestiones legales se llama “Kyrat”, y a pesar de que la historia pasa a un segundo plano casi de inmediato, no está particularmente mal. Nuestro personaje es Ajay, el descendiente de una pareja de migrantes que resultan haber sido héroes populares de una revolución que nos tocará llevar a cabo a lo largo de 20-30 horitas de acción.

Sí, hay torres, claro que hay torres

Y qué acción. Far Cry 3 había logrado equipararse a cualquier FPS lineal en el diseño y control de sus armas, y el cuarto juego juega con un arsenal más variado, mejorando mucho el combate a distancia y por lo tanto, dando opciones adicionales de sigilo. A esto se suman múltiples formas de recorrer el mapa, como tirolinas ubicadas en locaciones clave y una especie de helicóptero del tamaño de una bicicleta, perfecto para interceptar convoys enemigos, lanzagranadas en mano.

Far Cry 4 se sumerge aún más en el ridículo que la edición anterior, desde su teatral villano Pagan Min (un fantástico Troy Baker) hasta misiones que nos invitan a cazar especímenes únicos de animales en peligro de extinción, pasando por viajes psicodélicos a un Nepal imaginario y ataques coordinados a fortalezas repletos de enemigos (a los que no se molestaron en programarles inteligencia artificial).

Los animales salvajes de Kyrat suman un poquito de caos a la acción

Es un juego casi ridículamente fácil, que no ofrece ningún tipo de resistencia al jugador, ni penalidad por perder. Es el punto más alto del “juego de Ubisoft como parque de diversiones”, y por lo tanto, ideal para usar de catarsis post-laboral. Es todo lo que decimos que los juegos no deben ser ¿pero cómo resistirlo?

Estudio: Ubisoft Montreal
Lanzamiento: 18 de Noviembre de 2014
Plataformas: PC, PS3, PS4, Xbox 360, Xbox One

A lo largo de los últimos meses de 2019 vamos a elegir los 100 mejores juegos de la década de 2010. Todos los días vamos a postear dos de los elegidos, desde el 28 de octubre hasta el 16 de diciembre, día en el que vamos a presentar los 5 mejores de los últimos 10 años. Podés seguir la lista todos los días entrando a este hashtag.

En esta nota
  • los 100 juegos de la decada 2010

Comentarios