71 | The Messenger | Los 100 mejores juegos de la década 2010
Tops

71 | The Messenger | Los 100 mejores juegos de la década 2010

Una carta de amor a los plataformeros de antaño, pero con suficiente contenido para ser un producto original por cuenta propia, con desafíos y humor a la par. Ese es el mensaje que nos deja The Messenger

Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

La nostalgia por los tiempos pasados está muy explotada en el estilo Retro que varios videojuegos de los últimos años han intentado emular, con mayor o menor éxito. Uno creería que imitar la estética de la vieja y querida NES facilitaría las cosas; pero la realidad es que eso conlleva un nivel de detalle mayor al que imaginamos, pero que podemos notar al jugar un título de calidad inferior y observar las incongruencias. No es el caso de The Messenger, que no sólo consiguió aparentar haber salido en la era de NES; también se tomó la molestia de ir una generación más allá.

Esta aventura de acción plataformera posee una historia sencilla: las fuerzas demoníacas llegan para atacar a los ninjas de una isla y ni siquiera la aparición del héroe de leyendas y mitos es capaz de hacerle frente a la amenaza. Sólo queda una opción: uno de los ninjas debe viajar a lo alto de la montaña para entregar un mensaje. Así comienza el periplo de nuestro protagonista, que en función de su misión es conocido como “El Mensajero”.

Nuestro Mensajero tiene toda una colección de movimientos bajo la sotana. Buena parte del éxito de The Messenger reside en su ajustada jugabilidad, haciendo de cada escenario un desafío de saltos, agarradas y ataques para mantener combos y movernos del Punto A al Punto B con toda la gracia de los miembros de nuestro clan. En nuestro viaje hallaremos a un simpático vendedor con el que podremos adquirir nuevas habilidades y mejoras, y de paso aprender alguna valiosa lección de vida.

Sin embargo, es el giro que la trama toma a mediados de la narrativa que convierte a este juego en una verdadera joya. Lo que en un principio era una aventura lineal con una curva de dificultad elevada pero justa, pasa a transformarse en un Metroidvania en el que nuestro protagonista gana una habilidad impresionante: saltar de los 8-Bits a los 16-Bits, y viceversa. Este cambio altera el paradigma del juego y nos ofrece lo que básicamente es una aventura totalmente nueva con los escenarios que ya habíamos recorrido, que ahora pueden ser re-explorados desde la nueva dimensión.

También hay que destacar el tono jovial y desenfrenado que se mantiene durante esta aventura: Los personajes están constantemente rompiendo la cuarta pared, aunque de manera sutil y hasta jocosa. El juego está siempre sorprendiendo con algún detallito que nos saca sonrisas involuntarias; pero también nos toma desprevenidos con algunos picos de dificultad y algún que otro jefe gigante.

The Messenger es un excelente ejemplo de balance entre la dificultad de algunas de sus secciones y la adictiva naturaleza de su jugabilidad enviciante; pero también puede dar escuela sobre cómo hacer mil y un homenajes a los estilos de generaciones pasadas; tanto en su apartado audiovisual como en las idiosincrasias de las limitaciones de antaño, ganando a la vez identidad propia y pasando a tener su rincón entre los indies más significativos e icónicos de la última década. Mensaje recibido.

Estudio: Sabotage Studio
Lanzamiento: 30 de Agosto de 2018
Plataformas: PC, PlayStation 4, Nintendo Switch

A lo largo de los últimos meses de 2019 vamos a elegir los 100 mejores juegos de la década de 2010. Todos los días vamos a postear dos de los elegidos, desde el 28 de octubre hasta el 16 de diciembre, día en el que vamos a presentar los 5 mejores de los últimos 10 años. Podés seguir la lista todos los días entrando a este hashtag.

En esta nota
  • los 100 juegos de la decada 2010

Comentarios