52 | Red Dead Redemption 2 | Los 100 mejores juegos de la década 2010
Tops

52 | Red Dead Redemption 2 | Los 100 mejores juegos de la década 2010

La secuela del western de Rockstar tiene un altísimo nivel técnico y narrativo ¿pero compensa esa magia sus problemas de estructura?

Avatar de Ignacio Esains

Por: Ignacio Esains

Que algo quede claro: probablemente no haya un sólo miembro del equipo de Malditos Nerds que esté contento con el puesto que ocupa Red Dead Redemption 2 en el ranking. Como podés comprobar en el especial de Malditos Games que grabamos el año pasado, la triste balada vaquera de Rockstar tiene fanáticos y detractores - los que consideran que es una obra maestra indiscutible, y los que creen que es un juego anticuado, que atrasa en sus mecánicas y su estructura.

El reciente lanzamiento de la versión de PC de Red Dead 2 fue una ocasión perfecta para volver a visitar el lejano oeste y confirmar que sus aspectos positivos se destacan aún más en perspectiva, mientras que los negativos forman un contraste todavía más pronunciado, en un juego que se balancea entre el pasado y el futuro del gaming, sin terminar de decidirse por uno de los dos.

En términos de sus mecánicas y sistemas, Red Dead Redemption 2 sigue el manual de Rockstar. Hay un enorme mapa que se va destrabando de a poco, personajes que otorgan misiones, y actividades secundarias para realizar. Estos son los aspectos más tradicionales y, a la vez, los que peor están envejeciendo del juego.

Para empezar, las misiones son lineales y estrictas: el jugador tiene que hacer exactamente lo que quiere el juego y escuchar largas conversaciones yendo y viniendo de distintas locaciones. Es una estructura que se rompe demasiado poco a lo largo del juego, mientras que las actividades secundarias (cacería, robo de diligencias, pesca) son repetitivas y casi inútiles, ya que la economía está rota y después del segundo o tercer capítulo es imposible que a nuestra pandilla le falte dinero para hacer lo que uno quiera. Tampoco el “loot” tiene un valor que no sea estético - el juego se puede terminar con nuestro primer revolver.

Red Dead Redemption 2 se ve mejor que cualquier juego - y eso no sólo tiene que ver con lo técnico sino con el nivel de detalle obsesivo de Rockstar (y que obligó a sus empleados a semanas de 100 horas de trabajo)

Y quizás en ese “loot” esté la clave de lo positivo de Red Dead 2. En la fabulosa dirección artística que hace que cada textura se sienta tangible, cada material con su peso y su volumen específico. En los paisajes que se alejan del realismo en busca del dramatismo del óleo de un artista plástico. En la pesadez del mismo Arthur, la forma en la que el juego y sus controles nos obligan a bajar las revoluciones, a vivir como el bandido otoñal que nos toca interpretar.

Arthur es un criminal con alma de poeta, que redescubre la belleza y el deseo demasiado tarde en su vida, y es esa atmósfera de final de fiesta lo que pone a Red Dead 2 entre lo mejor de la década. La decadencia de un grupo de rebeldes incapaz de hacer otra cosa que seguir remando en una tormenta que tarde o temprano hundirá al más sólido de los botes.

Parece una ironía que lo peor de este juego de vaqueros sean los tiros

Las primeras horas del juego, en la que conocemos a los personajes y mediamos entre esta pequeña comunidad, siguen siendo brillantes, al igual que el cierre de la historia, trágico y conmovedor. De sólo pensar en esas últimas misiones, en las traiciones y las lealtades descubiertas en el fragor de la batalla, me vuelven las ganas de repetir el viaje de Arthur... o de quizás dejarlo para dentro de unos años, para cuando esté más cerca de la edad de este bandolero de buen corazón.

Pero también me acuerdo de las tediosas 30 horas del centro del juego (sólo la palabra “Guarma” me hace querer desinstalarlo), de los tiroteos idénticos y las batallas anticlimáticas, de ese inexplicable epílogo que explica todo de más y termina disminuyendo a los personajes - no sólo del segundo juego, sino también del primero.

La historia narra la forma en la que se fractura la relación de Dutch y Arthur - hermanos más que secuaces

Quizás en la próxima década podamos, como con Shenmue o un viejo Tomb Raider, echar un manto de piedad sobre sus aspectos más flojos y disfrutar el resto. Por hoy, y a pesar de que en teoría ninguno de nosotros esté de acuerdo, este puesto 52 se siente más que justo.

Estudio: Rockstar Games
Lanzamiento: 26 de octubre de 2018
Plataformas: PC, PS4, Xbox One, Stadia

A lo largo de los últimos meses de 2019 vamos a elegir los 100 mejores juegos de la década de 2010. Todos los días vamos a postear dos de los elegidos, desde el 28 de octubre hasta el 16 de diciembre, día en el que vamos a presentar los 5 mejores de los últimos 10 años. Podés seguir la lista todos los días entrando a este hashtag.

En esta nota
  • los 100 juegos de la decada 2010

Comentarios