46 | Papers, Please | Los 100 mejores juegos de la década 2010
Tops

46 | Papers, Please | Los 100 mejores juegos de la década 2010

Abrimos la ventanilla para atender al próximo juego de nuestro listado de éxitos, y más le vale que tenga todos los papeles en orden

Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

Muchos estudios se jactan de que sus juegos otorgan un enorme nivel de inmersión para el jugador. Esto usualmente significa que los gráficos son hiperrealistas, el trabajo de voces es impecable, la banda sonora es digna de Hollywood y que las mecánicas de control son extensas y complejas. Lucas Pope dice “nop”, descarta todo lo anterior, y se manda Papers Please, un juego prácticamente minúsculo que, sin embargo, nos adentra tanto en su sombrío contexto que es difícil creer que sellar pasaportes pudiera jamás ofrecer semejante nivel de inmersión.

Las cosas van mal en el ficticio país de Arstotzka. El régimen dictatorial que gobierna con dura mano debe mantener sus fronteras vigiladas. Ahí entramos nosotros, un pobre diablo cualquiera que sale sorteado para trabajar en el puesto fronterizo con Kolechia, con quien acaba de culminar una extensa guerra que, sin embargo, mantiene la tensión entre ambas naciones. Nuestro objetivo es sencillo: verificar que los inmigrantes que llegan a la frontera tengan sus papeles en orden, caso contrario serán rechazados. Pero quizá “sencillo” no es la mejor descripción.

Día tras día el reglamento fronterizo es actualizado. De pasar a verificar elementos básicos como fecha de vencimiento y la carencia de errores en la documentación, el juego pasa a darnos nuevos deberes y conceptos a tener en cuenta. De repente hay que solicitar tickets especiales, o pedir certificados de salud, o tener en cuenta la presencia de diplomáticos con documentos especiales. La tensión política de Arstotzka se refleja en la paranoia de su papeleo en aumento y de la presión que todo ese trabajo adicional pone en nuestro personaje.

Ocurre que tenemos deudas a saldar día tras día: mantener un techo sobre nuestra familia, darles calefacción, comida y medicamentos. Se nos paga por cada persona que entra correctamente al país, de manera que intentar ser eficientes en nuestro trabajo es primordial. Por eso es una agonía constante cuando el papeleo aumenta y muchos de los que llegan a nuestra ventanilla hacen todo lo posible por complicarnos la existencia, a veces olvidando mostrar documentos o haciéndonos perder valiosos segundos con verificaciones adicionales.

Para mejor, el juego va a meternos en problemas con decisiones morales que pueden terminar en uno de los múltiples finales del juego. A veces un sobornito podría tentarnos a dejar pasar a alguien que claramente no tiene sus documentos al día. Quizá seamos visitados por integrantes de un movimiento revolucionario; quizá queramos ayudar a la causa… o quizá no. Podemos ser el empleado modelo, o causar un cambio desde adentro. Pero para cada acción habrá una consecuencia, y el juego consigue dejarnos en un estado de paranoia perpetua.

Papers Please consigue, incluso, narrar historias a través de los fugaces encuentros en la ventanilla. Llegaremos a conocer a algunos personajes recurrentes, a los cuales podemos intentar ayudar o tratar como un inmigrante más. La escalada narrativa nos mantiene en vilo por sus destinos, pero cuesta un poco cuando nuestra propia vida depende del trabajo frente a nosotros. Ese es un nivel de inmersión que no se consigue ni con todos los gráficos del mundo, y Papers Please la ejecuta con total maestría. ¡Gloria a Arstotzka!

Estudio: 3909 LLC / Lucas Pope
Lanzamiento: 8 de Agosto de 2013
Plataformas: PC, PS Vita, iOS

A lo largo de los últimos meses de 2019 vamos a elegir los 100 mejores juegos de la década de 2010. Todos los días vamos a postear dos de los elegidos, desde el 28 de octubre hasta el 16 de diciembre, día en el que vamos a presentar los 5 mejores de los últimos 10 años. Podés seguir la lista todos los días entrando a este hashtag.

En esta nota
  • los 100 juegos de la decada 2010

Comentarios