33 | Fallout New Vegas | Los 100 mejores juegos de la década 2010
Tops

33 | Fallout New Vegas | Los 100 mejores juegos de la década 2010

De New Reno a New Vegas en doce años.

Avatar del

Por: Tomás García

Bethesda tiene una relación extraña con Fallout. Aunque los juegos son innegablemente buenos, a medida que pasa el tiempo e intentan “hacerlo más suyo”, más empantanada para ponerse la cosa. Y esto va justo de la mano con esta idea de que Bethesda parecer tener una idea curiosa de lo que debe ser Fallout. Por ejemplo, el futuro inspirado en la nostalgia americana, más que la muerte del sueño americano. El positivismo post-nuclear, en vez de la desidia del yermo. Y hasta mecánicamente. Por qué hacerlo un shooter directo, y perder en el proceso todos los matices de un RPG tradicional, como el speech check rolero en los diálogos.

Eso es por lo menos, lo que muchos rescataron cuando Obsidian tomó la posta por una ocasión, y nos trajo el que hasta ahora muchos consideran, el mejor Fallout 3D de todos. Como es sabido, Obsidian está conformado por muchos ex Interplay —más específicamente Black Isle—, los creadores originales de la serie, y cuando volvieron a poner las manos en la masa, medio que se notó. No porque hayan devuelto la serie a su pasado glorioso, sino porque lograron darle su propia impronta a este experimento raro que en alguna etapa del desarrollo realmente fue ‘Oblivion with Guns’.

El inicio es tal vez es el mejor ejemplo de esto. Mientras que Bethesda ha seguido a rajatabla la estructura inicial de los dos primeros Fallout, haciéndonos pasar un buen rato en la Vault “zona inicial”, antes de mandarnos al yermo, similar a las introducciones de The Elder Scrolls. Obsidian hizo lo opuesto, y en menos de quince minutos ya estábamos en medio del desierto post-nuclear.

Uno de los tantos lujitos de New Vegas: Matthew Perry como Benny.

Todo comienza cuando morimos por la mano de Chandler Bing. En Fallout New Vegas ocupamos el rol de otro tipo de Sobreviviente. No somos más que deliveryman caminando por el desierto de Mojave buscando tomar venganza sobre quien nos dejó por muertos, solo porque nos tocó transportar el paquete incorrecto. Pronto descubrimos que ese matón, es solo una pieza de una maquinaria mucho más grande, y nos encomendamos a la diosa fortuna para intentar llegar al fondo de una trama cada vez más oscura.

Y no es raro que la historia sea por lo menos intrigante, porque todos los aspectos que solíamos crítica de los juegos de Bethesda —a excepción de la parte técnica— en New Vegas estaban bien desarrollados y cuidados. Todas las quests son interesantes, y los NPC igual, al punto que tenemos a muchos de los companions más recordados de la franquicia en este juego. La paleta de colores fue otra de las cosas que llamó la atención. Aunque hoy se ve tan aburrida como la azul y gris de Fallout 3, para ese momento el naranja vibrante y los restos de la no tan azotada California, eran muy invitantes.

Aunque reutilizaron muchísimos recursos, Obsidian no tuvo más que 18 meses para crear New Vegas.

Otro ejemplo fue que Obsidian no tuvo mucho interés en ponerle un norte a la brújula moral del mundo. Sin dudas una predilección de Bethesda, tener una división muy clara entre el bien y el mal, entre ser un personaje bueno o malo. Obsidian se encargó sólo de ponernos en este mundo, y que el mundo mismo y nuestra conciencia sea el juez. Intercambió el sistema binario de karma por el de Reputación, y agregó un montón de facciones al desierto con las que podíamos interactuar, y ayudar. En el desarrollo del juego era muy importante amigarse con algunas, ya que cada una tenía sus propias quests y compañeros. Además, nunca faltan enemigos en un Fallout, y acá tampoco faltaban las facciones con las que enemistarse.

Por supuesto, todo esto venía con su bagaje. Obsidian era una compañía tan bien conocida por sus magníficos RPG, así como sus gigantes bugs. Y a esta hay que sumarle otra de las cosas con la que Obsidian tuvo que lidiar del lado de Bethesda, que principalmente fue muy poco tiempo. Solo un año y medio de desarrollo. Pero también la tecnología de Bethesda. Que como todos sabemos, no hace favores. Y al mismo tiempo tiene ese innegable encanto, donde todo se puede ir al demonio, resultando en fantásticas anécdotas. A todo el buen diseño,  New Vegas también le sumaba eso.

Fallout New Vegas continúa vivo, gracias a la comunidad de modders, que mejoran esta joya día a día.

Por lo menos hasta Fallout 4, New Vegas sigue siendo el mejor juego de todos estos Fallout 3D. No sabemos si es por la mística y pedigree de Obsidian o la ética de trabajo del estudio y quienes lo hacen, pero hay un nivel de pulido —sí, dijimos pulido— en las quests y los personajes que no se encuentran en los de Bethesda. Y ni hablar de la quest principal, que estamos acostumbrados a que sea lo más trillado y poco original, en New Vegas por lo menos logran mantener el halo de misterio durante toda su duración. Muchos de los elementos que le agregaron a la fórmula de Bethesda, agregó un enorme valor de rejugabilidad, algo que ninguno de los otros de Bethesda podría intentar replicar.

Estudio: Obsidian Entertainment

Lanzamiento: 19 de octubre de 2010

Plataformas: PS3, Xbox 360, PC

A lo largo de los últimos meses de 2019 vamos a elegir los 100 mejores juegos de la década de 2010. Todos los días vamos a postear dos de los elegidos, desde el 28 de octubre hasta el 16 de diciembre, día en el que vamos a presentar los 5 mejores de los últimos 10 años. Podés seguir la lista todos los días entrando a este hashtag.

En esta nota
  • top 100 de los 2010

Comentarios