25 | Metal Gear Solid V: The Phantom Pain | Los 100 mejores juegos de la década 2010
Tops

25 | Metal Gear Solid V: The Phantom Pain | Los 100 mejores juegos de la década 2010

La historia que no tiene final. El mejor juego de sigilo. Una crítica a la industria - y a los gamers. Amado. Odiado. Imposible de ignorar

Avatar de Ignacio Esains

Por: Ignacio Esains

Metal Gear Solid V es un juego maldito, sucio, imperfecto. La obra de un director agotado cuya relación con sus empleadores pendía de un hilo. De un equipo que tuvo que trabajar en condiciones vergonzosas. De una empresa orgullosa que insistió en lanzarlo a pesar de que no estaba terminado, tirando millones en futuras ganancias a la basura.

En algún universo existe un Phantom Pain perfecto, que ocupa el primer lugar de este ranking gracias a sublimes mecánicas de sigilo, una enorme creatividad en el diseño de misiones y objetivos, y una historia provocativa que se niega a darle el jugador a lo que quiere. Pero en el universo en que vivimos, el último juego de Hideo Kojima en Konami es una joya irregular, abandonada. Una sombra trágica de lo que podría haber sido.

Hoy es fácil entender la campaña previa al lanzamiento de MGSV como un debate entre los dos Kojima: el empleado que intentaba hacer lo que sea para trabajar dentro del contexto de una empresa que había perdido la paciencia con él, y el artista desafiante que no pensaba comprometer un miligramo de su obra.

El invento de un director imaginario llamado “Joakim Mogren”. La “demo de 30 dólares” que resultó ser el (efectivamente, perfecto) Ground Zeroes. El reemplazo del amado David Hayter por Keifer Sutherland que parecería arbitrario a cualquiera que no haya terminado el juego… un manojo de excentricidades que, a la vez, son esenciales para entender la dualidad cruel en la que se centra esta historia casi hitchcockiana de suspenso y acción.

Aún cinco años después, sus sistemas de sigilo no han sido superados

En la práctica, Metal Gear Solid V es un juego casi ridículamente generoso. La mecánica central gira alrededor de una base de operaciones desde la que aceptamos distintas misiones secundarias y principales, cada una, una variación de las mecánicas de infiltración y asesinato silencioso con las que Kojima venía experimentando desde el mejor juego de la serie.

Cada aspecto está destilado a su esencia. Los controles, las rutinas de los enemigos, las reglas casi de juego de mesa del descubrimiento y la persecución. Las misiones son brillantes y pueden tomar 40 o 50 horas, en uno de los mejores “segundos actos” del gaming.

El personaje de Quiet causó polémica por las ridículas razones detrás de su necesidad de estar lo más desnuda posible

Pero en su estructura narrativa, MGSV no es más que un segundo acto. No sólo sabemos que la historia termina justo después de un giro violento, enfurecedor, sino que a través de la propia Konami nos fue confirmado que el final que Kojima planeaba era lo que cerraría esa historia de forma casi operística - la idea de un círculo de violencia en el que el destino de víctima y victimario está escrito antes de que los dos actúen.

Aún sin su “Capítulo 3”, The Phantom Pain es una obra imponente, tan disfrutable como el día en qué salió, y quizás, ahora que sabemos la historia de Kojima y Konami, la única forma en la que podría haber terminado. Un impulso brutal, repentino, y que deja la mayoría de nuestras preguntas sin resolver.

Estudio: Kojima Pro / Konami
Lanzamiento: 1 de septiembre de 2015
Plataformas: PC, PS3, PS4, Xbox 360, Xbox One

A lo largo de los últimos meses de 2019 vamos a elegir los 100 mejores juegos de la década de 2010. Todos los días vamos a postear dos de los elegidos, desde el 28 de octubre hasta el 16 de diciembre, día en el que vamos a presentar los 5 mejores de los últimos 10 años. Podés seguir la lista todos los días entrando a este hashtag.
 

En esta nota
  • los 100 juegos de la decada 2010

Comentarios