Análisis

ANÁLISIS | The Wonderful 101 Remastered escapa de la Wii U

Ahora que llega a otras consolas aquellos que no tuvieron una Wii U pueden disfrutar de The Wonderful 101 Remastered, pero la transición no viene sin problemas.

Desde el lanzamiento de la Nintendo Switch, la Wii U pasó a ser una consola más que nada recordada por los grandes juegos que quedaron atrapados en dicha plataforma. Con el pasar de los años la lista se fue haciendo cada vez más chica, y esos juegos que aquellos que no tuvimos Wii U queríamos jugar fueron llegando a otras consolas. Esta vez le llegó su turno a The Wonderful 101, el primer exclusivo de Platinum Games para la infame consola de Nintendo. Después de una exitosa campaña de Kickstarter, el juego volvió a nacer como The Wonderful 101 Remastered esta vez en otras plataformas, intentando escapar del fantasma de la Wii U.

La historia de The Wonderful 101 es simple, en el buen sentido: el planeta tierra es invadido por un ejército de alienígenas bajo el nombre de la federación Geathjerk y alguien tiene que detenerlos. Para eso, las Naciones Unidas envía a su equipo secreto internacional de 100 superhéroes (los titulares Wonderful) que combatirán la amenaza alienígena en diferentes partes del mundo. The Wonderful 101 no necesita tener una historia altamente compleja para entretener, y de hecho el tono entero del juego apunta más hacia la comedia que a la seriedad.

The Wonderful 101: Remastered - Launch Trailer - Nintendo Switch

Este estilo de comedia es ligeramente diferente al que uno puede estar acostumbrado con Platinum. El humor de los juegos de este estudio suele tener un tono que a veces roza lo ridículo por los excesivos niveles de acción que hay en pantalla, mezclado por supuesto con algunos chistes adultos. The Wonderful 101, sin embargo, podría clasificarse como una versión “family-friendly” de Platinum, a tal punto que entre el humor ligero, el estilo visual y los constantes homenajes a shows del estilo Super Sentai (como los Power Rangers), a veces parece una caricatura de televisión por cable.

Eso sí, en su afán por el humor simple el juego no puede escapar de los tropos que hoy en día están fuera de lugar: el único héroe afroamericano es Wonder-Black, quien tiene rastas y baila breakdancing; la heroína femenina está más preocupada en conquistar hombres que en otra cosa; todos los héroes extranjeros tienen acentos altamente exagerados. Se nota que no hay malicia, pero son decisiones que delatan al juego como un producto de hace casi una década.

The Wonderful 101_ Remastered_2.jpg
Con tantos héroes, la acción es a veces confusa, pero siempre entretenida.

Con tantos héroes, la acción es a veces confusa, pero siempre entretenida.

Las diferencias en el tono del juego no son lo único que separa a The Wonderful 101 de otros juegos de Platinum. Hoy en día coronados como los reyes de los juegos de acción, este título toma un camino diferente y mucho más simplificado. La perspectiva es isométrica y el enfoque no está en combos que rebosan estilo sino en utilizar a los diferentes héroes de nuestro equipo. Entre los 100 héroes que controlamos existen divisiones según el tipo de ataque que utilicen: ya sea puños, espadas, pistolas, látigos y más. Dentro de la alta variedad de enemigos suele haber numerosos grupos con debilidades a los diferentes tipos de ataques, y el atractivo de la acción está en saber contrarrestar a esos alienígenas.

Sin embargo, es acá donde más se le nota al juego su legado como título de Wii U. Estos superhéroes tienen el poder de unirse y formar versiones más poderosas de sus ataques, pero para esto deberán “dibujar” el símbolo correspondiente, usualmente representado con líneas de diferentes formas. En una consola como la Wii U, que contaba con una segunda pantalla y funciones táctiles, eso era una idea novedosa. Al transportar el juego a otras consolas, la mecánica se convierte en un tedio. Si bien existen maneras en las que las nuevas versiones intentan imitar la funcionalidad de la Wii U (la Switch con su pantalla táctil en modo portable y la Playstation 4 con su touchpad), la forma menos intrusiva es usando el stick analógico derecho del control. Al principio, cuando las líneas son simples, no es un problema. Más adelante, cuando el juego exige precisión para diferenciar una línea al estilo S de una línea al estilo Z, uno termina deseando tener una Wii U a mano. Esto es particularmente molesto cuando el juego pide estos dibujos en cinemáticas, ya que los suele utilizar a modo de Quick Time Events.

The Wonderful 101_ Remastered_1.jpg
Cuando son círculos, dibujar es fácil. Cuando son símbolos más complejos, es un tedio.

Cuando son círculos, dibujar es fácil. Cuando son símbolos más complejos, es un tedio.

Este problema principal se le suma a los varios otros defectos del juego; algunos por diseño, otros por no poder encontrar soluciones en las nuevas plataformas. La cámara del juego, por ejemplo, es increíblemente molesta, y en las secciones plataformeras la perspectiva isométrica juega completamente en contra. El juego tiene demasiadas secciones de vehículos que, si bien agregan algo de variedad, nunca terminan de sentirse tan satisfactorias como el combate normal. Varios de los puzzles a resolver requieren el uso de dos pantallas, y la solución que esta remasterización utiliza es una función picture-in-picture que suma más contaminación visual a la ya cargada pantalla del juego.

En cuanto al trabajo de remasterización, The Wonderful 101 hace lo justo y necesario. La resolución y framerate son acordes con lo que uno espera, aunque los modelos 3D muestran sus años y algunas secciones bajan de los 60 frames por segundo dependiendo de en qué plataforma lo juegues. La campaña de Kickstarter prometió contenido nuevo en forma de unos niveles 2D, pero estos todavía no llegaron y se supone que serán futuro DLC (pago en general, pero gratuito para los backers del Kickstarter). Más allá de eso, esta remasterización no trae nada inesperado a la mesa.

The Wonderful 101_ Remastered_3.jpg
La pantalla secundaria tiene algunas opciones de configuración diferente, pero ninguna termina de ser lo suficientemente elegante y termina restando a la experiencia.

La pantalla secundaria tiene algunas opciones de configuración diferente, pero ninguna termina de ser lo suficientemente elegante y termina restando a la experiencia.

The Wonderful 101 Remastered es un juego que definitivamente tiene estilo, personalidad y actitud, pero al intentar escapar de la Wii U perdió algo de su encanto. Con un trabajo de remasterización simplemente correcto y soluciones incómodas a las mecánicas de doble pantalla de la Wii U, quedan en evidencia los defectos que quizás en el 2013 uno podía dejarle pasar. Para aquellos que en su momento disfrutaron el juego en Wii U, es importante tener en cuenta que la experiencia va a ser diferente, ya sea para bien o para mal. Sin embargo, quienes nunca pudieron probar The Wonderful 101 en su momento se van a encontrar con uno de los trabajos más curiosos de Platinum Games. Tendrá varios defectos, pero definitivamente tiene un gran corazón.

Embed

THE WONDERFUL 101 REMASTERED

19/05/2020 (PS4, SWITCH, PC)
7.0

Jugué The Wonderful 101 Remastered alrededor de 17 horas en Playstation 4 Pro. En algunas de las escenas más cargadas el framerate bajaba de los 60 frames por segundo y tuve dos cuelgues donde tuve que reiniciar el juego. Además, por alguna extraña razón los trofeos estaban completamente en japonés, hasta que el problema se solucionó solo después de varias horas.

Dejá tu comentario