Noticias

The Hobbit: el juego de Traveller's Tales que no fue

El fundador del estudio Traveller's Tales contó los secretos de una demo de The Hobbit producida hace 10 años que nunca se aprobó.

Jon Burton, el fundador de Traveller’s Tales, el estudio conocido por los juegos de LEGO de franquicias de cine como Star Wars, El Señor de los Anillos y Harry Potter, publicó esta semana un video en el canal GameHut en el que muestra la demo de un juego de The Hobbit que nunca fue aprobado.

El prototipo, que le costó al estudio un millón de dólares producir, está basado en la trilogía original de El Señor de los Anillos, pero se le presentó a Peter Jackson y Guillermo del Toro en 2009 para mostrarles cómo podría verse un juego basado en The Hobbit, la película que por aquel entonces estaba en producción.

Según cuenta Burton, Warner le dio al equipo seis meses para desarrollar la demo, que resultó en cuatro niveles completos y cinco que funcionaban a modo de demo técnica.

We spent over $1,000,000 pitching a videogame we never made

“Básicamente terminamos yendo demasiado lejos y gastando demasiado dinero haciendo esta demo,” cuenta. “Pero quería mostrar lo que podíamos hacer más allá de los juegos de LEGO.”

Entre los finalizados se encontraban dos de secuencias de sigilo con Frodo como protagonista, uno que adaptaba el combate entre Gandalf y Saruman en Isengard, y el cuarto era una versión jugable del enfrentamiento entre Gandalf y el Balrog en las minas de Moria.

Las demos técnicas incluían un segmento de combate con Aragorn, una secuencia protagonizada por Sam y Frodo escapando de los Nazgul y otra explorando la comarca, y dos secciones de batalla que mostraban escala y el uso de captura de movimiento.

Quería mostrar lo que podíamos hacer más allá de los juegos de LEGO. Pero quería mostrar lo que podíamos hacer más allá de los juegos de LEGO.

Burton también recuerda que viajó a Nueva Zelanda por dos días para mostrar la demo, que funcionó bien e impresionó particularmente a Guillermo del Toro (que por aquellos tiempos ya estaba intentando meterse en los videojuegos), pero las mil vueltas que dio la película, y los caprichos de Warner resultaron en la cancelación del proyecto.

Aparentemente la empresa no estaba interesada en una adaptación directa de The Hobbit, sino más bien en un juego basado en el universo de Tolkien. Finalmente Monolith Productions le dio a Warner lo que quería con Middle-Earth: Shadow of Mordor en 2014, y a nosotros nos quedó esta muy buena demo de Traveller’s Tales — que en última instancia terminó desarrollando LEGO The Hobbit.

Temas

Dejá tu comentario