Noticias

El drama de los hacks en The Division

¿Qué va a ser de The Division? La llegada de la esperadísima primera Incursión –la versión de las Raids del juego de Ubisoft- llamada Falcon Lost trajo consigo aparejada una serie de problemas enormes, la mayoría relacionados a bugs, exploits y demás técnicas deshonestas que hace que los jugadores consigan una cantidad de daño por arma fuera de serie, además del mejor equipo del juego prácticamente sin esfuerzo.

En consolas se lanzó un parche hace muy poco tiempo que resuelve algunos problemas pero que suscita otros, como la pérdida total del progreso de ciertos jugadores. La naturaleza cerrada de estos sistemas impide que la cosa sea peor, como en PC: ahí está la auténtica Dark Zone donde abundan los servidores hackeados.

Un especialista en redes acreditado en Assassin’s Creed y Titanfall analizó la situación y especificó que para poder arreglar la versión de PC, habría que reescribir el código completo. Mientras tanto, el segmento que se suponía debía mantenernos ocupados durante meses no sólo flaquea por la calidad del mismo, sino porque se convirtió en una auténtica tierra de nadie, desbalanceada e injusta y por sobre todo, frustrante.

Habrá que ver qué tan rápido Ubisoft puede revertir la situación del juego, aunque el panorama no es alentador: como si del mismo virus de la viruela se tratase, estas desatenciones están aniquilando la diversión.

Dejá tu comentario