Análisis

ANÁLISIS | The Dark Pictures: Little Hope 

La nueva entrega de The Dark Pictures nos lleva a un pueblo fantasma donde pasaremos una terrorífica estadía

En 2015 Supermassive Games deleitó a los usuarios de PS4 con Until Dawn, una espectacular historia de terror interactiva que explotaba al máximo el poderío de la consola de Sony. El juego se veía increíble, ofrecía decisiones que verdaderamente impactaban en la historia y hasta incluía elementos multijugador para disfrutarlo entre amigues. El resto de la industria miraba con recelo las bondades del título de terror, pero la espera terminó el año pasado cuando publicaron la primera entrega de The Dark Pictures Anthology. El estudio se abrió al resto de las plataformas gracias a la inversión de Bandai Namco y anunció que las entregas serían periódicas, comenzando con Man of Medan en 2019 y continuando la saga con Little Hope.

The Dark Pictures: Little Hope - Secrets & Premonitions Trailer - PS4/XB1/PC

El cambio de ambiente es radical y, además de mejorar algunos aspectos de su antecesor, el estudio decidió redoblar la apuesta. Little Hope se desarrolla en tres líneas temporales, aunque la principal siempre nos ata al presente, así los eventos de 1970 se entrelazan con la cacería de brujas de 1642 y todo repercute en lo que sucede en la actualidad. Sin entrar en spoilers, que en un juego de este género sería básicamente arruinarles la experiencia, puedo asegurarles que el final del juego los dejará satisfechos. Cabe la posibilidad de que no les guste, por supuesto, pero no dejará cabos sueltos ni llegará a una conclusión apresurada: Little Hope se siente un producto completo al que no le sobra ni un segundo.

La aventura comienza con un viaje de estudios. Un profesor y cuatro estudiantes van en un colectivo, un policía les avisa que la ruta está cortada por un accidente y les informa que deberán desviarse hacia el este por Little Hope. El conductor hace una maniobra inesperada que resulta en un vuelco, entonces la historia nos lleva a 1970 en uno de los mejores prólogos que jugué en esta generación. Como les decía anteriormente, no voy a revelar detalles de la trama porque prefiero que lo experimenten sin conocimiento previo, pero la narrativa es tan llevadera que lo terminé en una sentada. Es un juego difícil de soltar, casi no tiene tiempos de carga y las pocas veces que aparecen son la antesala a una intervención del Curador, que una vez más tiene las mejores líneas de diálogo del juego.

The Dark Pictures - Little Hope 03.jpg

El apartado técnico es absolutamente brillante, incluso superior al de Man of Medan, aún en la versión de PlayStation 4 en la que lo analicé. Los personajes son expresivos, los gestos están bien logrados y hasta los ojos se ven realistas. El esfuerzo de Supermassive por pulir su técnica de captura de movimientos rindió sus frutos y, junto al excelente trabajo de los actores, llega a lograr la inmersión necesaria como para hacernos sentir parte de la aventura. En este sentido se nota la evolución con respecto a la entrega anterior, lo mismo sucede con nuestras intervenciones que siempre se sienten relevantes. Cada decisión conlleva una consecuencia, puede ser inmediata o afectar la relación de los personajes a largo plazo. La supervivencia de los protagonistas no dependerá únicamente de nuestro éxito en los Eventos en Tiempo Real (ETR de ahora en más), sino de las características que hayan desbloqueado a través de la interacción con sus pares, por eso es vital que siempre tomemos decisiones a conciencia.

A lo largo de las seis horas que dura la aventura, suponiendo que vayan buscando secretos y leyendo los textos para comprender el trasfondo, conoceremos muy bien a los cinco personajes. También nos presentarán al resto del reparto que es igualmente interesante, en especial los protagonistas de la línea argumental de 1642, que sucede durante el apogeo de la cacería de brujas. En ningún momento me aburrí, por el contrario Little Hope me mantuvo al borde del sillón entre sustos y momentos tensos. Los ETR vuelven a ser protagonistas de los mayores segmentos de tensión, no porque estén mal logrados, sino porque a veces vienen luego de un sobresalto y en esa situación suelen escaparse algunos comandos involuntarios. En la propuesta básica recibiremos un aviso antes de cada ETR, un pequeño dibujo nos dirá si se trata de una acción brusca (esquivar, saltar, trepar) o si se viene un combate. La diferencia radica en el tipo de botones que vamos a utilizar, que se pueden anticipar por la ubicación en pantalla del aviso, ya que el stick derecho y el R2 están reservados para combatir.

The Dark Pictures - Little Hope 02.jpg

Los Eventos en Tiempo Real funcionan bien, pero percibí cierta imprecisión a la hora de ejecutarlos. Además en ningún momento nos comunican que el primer símbolo es un aviso, esto puede llegar a provocarnos desde confusión hasta que toquemos botones por las dudas. Si llegamos a tocar un botón sin querer, por el sobresalto, es probable que nos de como fallido el ETR, y con la permadeath siempre cerca es algo que no nos podemos permitir. En algunas ocasiones, muy pocas en realidad, el juego nos pedirá que presionemos un botón sin aviso previo. Estas circunstancias por lo general no tienen graves consecuencias, pero pueden confundirnos a la hora de los eventos que requieren que nos quedemos quietos. Estos se basan en seguir el ritmo de los latidos del corazón del personaje, al iniciarse aparece de la nada el botón que vamos a tener que presionar más adelante y si lo hacemos antes de tiempo perderemos el ETR antes de poder iniciarlo. En mi primera pasada perdí dos eventos por el reflejo de presionar la X apenas la veo aparecer en pantalla, lo peor es que estos segmentos son precedidos por un ruido fuerte o un gran susto: en mi experiencia una máquina de hacer equivocar.

El resto de la propuesta cumple con todas las expectativas. El componente multijugador vuelve a estar presente, ya sea en cooperativo local como online, y añade un aliciente al factor de rejugabilidad. El Curador sienta el ambiente ideal, con pequeñas intervenciones que suman la dosis justa de misterio al argumento y alimentan la interrogante principal. La música acompaña perfectamente cada situación, elevando la vara a medida que crece la tensión y llegando al clímax en medio de un escenario que hace su regreso de forma espectacular. Al finalizarlo, según la cantidad de secretos y postales que hayamos encontrado, vamos a desbloquear diferentes extras. Hay entrevistas con el equipo de desarrollo y los actores, un mini documental sobre el diseño de los monstruos y hasta un libro con arte conceptual. También vamos a desbloquear “El Corte del Curador”, que viene gratis con la preventa y nos permite rejugar la historia desde el punto de vista de los otros personajes. Es un lindo detalle y aporta varios momentos interesantes, de hecho les recomiendo volver a experimentar la historia en este modo una vez que hayan presenciado el desenlace para que vean el nivel de detalle que Supermassive Games puso en los diálogos.

The Dark Pictures Anthology | Little Hope | Announce Trailer

Little Hope es la entrega que termina de establecer a The Dark Pictures Anthology como el mayor referente de historias de terror interactivas. Man of Medan dio un prometedor primer paso, pero esta vez el balance entre guión, actuación e interactividad es perfecto. En el análisis del primer juego puse en duda su periodicidad, pero este modelo de entregas anuales es más que suficiente para dejar satisfechos a quienes amamos las historias de suspenso y terror. Las referencias a los grandes clásicos del género en el cine y el gaming, en especial a Silent Hill y The Witch, y los actores reconocidos generan una sensación de familiaridad fantástica que nos hace sentir frente a una pantalla de cine en todo momento. Ya sea que vayan a jugar solos o acompañados, les puedo asegurar que nunca olvidarán su paso por Little Hope.

Embed

THE DARK PICTURES: LITTLE HOPE

30/10/2020 (PS4, XONE, PC)
9.0

Jugué Little Hope dos veces seguidas en una PS4 estándar. Tanto la versión cinematográfica como El Corte del Curador duran aproximadamente seis horas, durante las cuales me mantuve al borde del sillón en constante tensión. El final me sorprendió y me dejó satisfecho, algo que no puedo decir de muchos títulos del género.

Dejá tu comentario