Análisis
rpg

ANÁLISIS | The Ascent: el cyberpunk que merecemos

Neon Giant, junto a Curve Digital, nos traen The Ascent una joya indie RPG con un gran estilo visual y gunplay que no te podes perder.

Existe un refrán en Argentina que dice “el que se quema con leche, ve la vaca y llora” y si bien no me quemé con Cyberpunk 2077, si me pasa que empecé a desconfiar sin ningún motivo de todo lo que tenga esa estética. Pero siempre existe la chance de intentar una vez más, de darle una nueva oportunidad y agradezco que haya sido con The Ascent, un shooter RPG lleno de vida, colores y carteles neón demasiado brillantes que, con algunas modificaciones, mejoraría su desempeño final.

La combinación de una justa ambición más la maestría del estudio sueco Neon Giant hacen que sienta la necesidad de seguir jugando hasta desentramar los motivos de la debacle que nos cuentan.

The Ascent | Xbox Series X | Reveal Trailer

Comenzando nuestra historia como un trabajador esclavizado por la mega corporación que todo lo controla es como de a poco nos vamos adaptando al mundo de Veles donde hay que medir con cuidado cada paso que damos. Cuando colapsa Ascent Group, dueño de todos los trabajadores y de la arcología (un tipo de arquitectura que permite gran cantidad de densidad poblacional) en la que estamos situados, en una serie de eventos catastróficos tenemos que encontrar de qué manera seguir respondiendo ante diversas corporaciones que quieren apropiarse de la arcología como también responder a individuos con un gran peso en el mercado negro de las aumentaciones. Si bien la historia es hasta diría que cliché con respecto a lo que siempre se cuentan en historias cyberpunkeras, o sea, una megacorporación que colapsa o que la quieren hacer colapsar y los que están debajo tratan de escalar en poder, no deja de ser interesante porque la información de todo lo que sucede lo van soltando con cuentagotas y es nuestra propia curiosidad la que nos va a querer hacer aprender todo lo que pasa.

Al ser un RPG, hay varios aspectos que los maneja bastante bien y son muy entendibles. Los 4 atributos que debemos mejorar son Cibernética, Complexión, Biometría y Motricidad: cada uno de estos atributos mejoran algo en particular como mayor tasa de críticos, resistencia a derribos, más puntos de vida o más precisión en los disparos, por nombrar algunos de los aspectos que se pueden mejorar. Por nivel subido ganamos 3 puntos de habilidad (eso sin contar los que podamos llegar a encontrar tirados en el mapa) y los cambios realmente se sienten nivel a nivel. No solamente se pueden modificar estos puntos de habilidad, sino que además podemos implantarnos prótesis (habilidades activas) y aumentaciones (habilidades pasivas) y modificarlas en cualquier momento, según vayamos necesitando de acuerdo a la situación que estemos atravesando. En todo momento podemos cambiar nuestro equipamiento, desde armas (con una principal y una secundaria más una granada), hasta partes corporales para modificar a nuestro personaje y ampliar los atributos con nuevas partes corporales como mejores piernas, cascos o pecheras.

20210726004003_1.jpg

Con ayuda de un cyberdeck -una tablet- podemos hackear computadoras cercanas, diversos artefactos, puertas y, cuando tenemos muy mejorado nuestro cyberdeck, a distintos enemigos. Hackear a enemigos en The Ascent significa tener un aliado temporal que te va a seguir por todos lados para poder ayudarte en todos los enfrentamientos que tengas.

Nunca se sabe en qué momento te pueden emboscar y tengas que enfrentarte a diferentes enemigos, por lo que tenés que estar atento e ir reconociendo cada parte de la ciudad por la que estemos caminando. Todos los enemigos tienen un nivel y, en algunas ocasiones, hay algunos que son un poco más complicados de vencer porque tienen una recompensa por su cabeza. De llegar a conseguir esa recompensa, debemos ir a cobrar a cualquier bartender que encontremos.

El manejo de armas y las diferencias entre cada una es excelente. Rara vez me encontré con algún problema en este aspecto, porque siendo que tiene vista satelital (como Helldivers por ejemplo) puede que sea complejo apuntar o acertarle a enemigos que no tengan la altura de una persona -como arañas o una especie de morlocks modificados- pero por el resto es realmente excelente, tal vez de los mejores en cuanto a disparos y enfrentamientos con barricadas como defensa. Los escopetazos se sienten pesados, las ametralladoras se vacían y cargan muy rápido sin dejarte casi un mínimo de respiro para seguir disparando, disparar un revolver se siente pesado y un lanzamisil puede desencadenar una cantidad de explosiones que nos hacen decir “no debí hacer eso”. Y si a esto le sumamos que tienen daño elemental según el tipo de arma que estemos usando, le da un toque de complejidad y profundidad que se agradece un montón porque te hace ver que dispararle a un robot con un arma que hace daño físico representa menos daño que una con daño de energía, dispararle a una persona con un arma con daño de fuego es igual a verla prendida en llamas mientras se larga a correr por todos lados. Absolutamente todos los enfrentamientos son disfrutables y da gusto ponerse a grindear sin más que disparar a todo lo que mueva, eso sí, los inocentes no nos dan ningún beneficio.

ss_1919f508d2f71d36dbf3aa7af792e251d1bf29d9.jpg

En otro de los aspectos que se destaca y, a mi gusto, sobresale The Ascent es en su apartado gráfico. La iluminación, el detalle del mundo, los carteles de neón que te tapan la pantalla como si tuvieses ese cartel en la cara directamente, el mundo lleno de personas y todas distintas, y que así todo no se caigan frames o haya tenido que bajar la calidad gráfica para poder correrlo me parece sorprendente. Cada zona está repleta de detalles y, no importa la cantidad de veces que pases por los mismos lugares, siempre es destacable este apartado. Realmente me sorprendió mucho la calidad gráfica del juego aún con hardware que está viendo sus últimos juegos ya.

La versión que probé de The Ascent tenía varios bugs, donde a veces no me dejaba disparar o no me marcaba para donde tenía que ir con la misión. Sobre todo con los bugs de las misiones era que tenía que cerrar el juego y volver a abrirlo, pero seguramente que estos detalles serán corregidos cuando el juego salga y sean algo anecdótico. No tuve muchas más complicaciones que esas y fueron realmente contadas con los dedos de una mano así que, por lo menos para mi, no me parecen serios problemas a reparar. Las líneas de diálogo son cortas y además te van contando la misión a medida que te moves, y se agradece eso porque lo que más querés es ir a reventarte a tiros contra quien se ponga adelante.

ss_344e80f53c2dd98ee15901ef96137ba868490477.jpg

Disfruté muchísimo jugar The Ascent, es un RPG sencillo con un gran gunplay. La posibilidad de modificar por completo a tu personaje incluso cambiarle el género aún ya con la partida comenzada le da el toque necesario para que no se vuelva aburrido en ningún momento, además de la posibilidad de jugar con hasta tres amigos lo ponen para mi en lo mejor de este año. Necesito volver al mundo de Veles, seguir recorriendo la arcología y resolver el entramado político en el que estoy involucrado y, de paso, implantarme alguna que otra prótesis.

Embed

THE ASCENT

29/07/2021 (PC, XBOX)
9.0

Con The Ascent pensé que mi pc no iba a poder correrlo como se debe pero me sorprendió mucho ver que con una GTX 970, 16 Gb RAM y un Ryzen 5 3600 se lo puede jugar en ultra sin ningún problema. Si me sorprendió la calidad gráfica con estas condiciones, no me puedo imaginar con ray tracing activado. El código fue cedido por la distribuidora.

Dejá tu comentario