Noticias

Sony cree que Call of Duty influye en la elección de compra de consolas

Al respecto de la compra de Activision por parte de Microsoft, Sony dice que podría tener un impacto en sus finanzas.

Mientras Microsoft espera que los organismos gubernamentales aprueben la adquisición de Activision Blizzard por casi 69000 millones de dólares, Sony está poniendo palos en la rueda.

La casa de PlayStation fue consultada por el organismo regulador brasilero, que como sus pares del resto del mundo, debe aprobar la fusión si es que los productos se van a vender en su región.

El gobierno publicó las respuestas de Sony (que fueron levantada por el foro Resetera) al respecto de cómo cree que la operación afectará la industria, y la empresa fue terminante, diciendo que Call of Duty es una franquicia que “influye en la elección de consola de los usuarios” porque se trata de “un juego esencial” que “no tiene rival”.

"Según un estudio de 2019, 'La importancia de Call of Duty para el entretenimiento, en general, es indescriptible'", explicaron.

La marca fue la única IP de videojuegos que entró en el top 10 de todas las marcas de entretenimiento entre los fanáticos, uniéndose a potencias como Star Wars, Game of Thrones, Harry Potter y Lord of the Rings".

“Call of Duty es tan popular que influye en la elección de la consola por parte de los usuarios, y su comunidad de usuarios leales está lo suficientemente arraigada como para que incluso si un competidor tuviera el presupuesto para desarrollar un producto similar, no podría competir con él”.

Según Sony el elemento diferenciador de Call of Duty es la inversión que Activision realiza en los juegos, que no puede ser igualada por otra compañía.

Cada lanzamiento anual de Call of Duty tarda entre 3 y 5 años en desarrollarse. Como Activision lanza un juego de Call of Duty por año, esto equivale a una inversión anual de cientos de millones de dólares”.

“Aproximadamente 1.200 personas trabajan en cada versión y otras 1.500 están involucradas en la publicación y distribución. Por lo tanto, solo Call of Duty tiene más desarrolladores que la mayoría de las compañías de juegos en toda su cartera de desarrollo, incluidos los estudios AAA.

“Además, dados sus planes de reclutar 2000 desarrolladores adicionales para 2021, Activision probablemente espera que Call of Duty tenga aún más éxito en el futuro”.

“Ningún otro desarrollador puede dedicar el mismo nivel de recursos y experiencia en el desarrollo de juegos. Incluso si pudieran hacer eso, Call of Duty está demasiado arraigado, por lo que ningún rival, sin importar cuán relevante sea, puede alcanzarlos”.

Sony también destaca que la relevancia de Call of Duty se traduce en ventas, porque es año a año el juego más vendido en todas las plataformas.

“Incluso en años más débiles como 2021, Call of Duty logró superar a la mayoría de los otros juegos por un margen considerable. Call of Duty: Vanguard (2021), por ejemplo, fue ampliamente considerado como más débil que los títulos de años anteriores, pero aún así fue uno de los juegos más vendidos de 2021. En otras palabras, incluso en un mal año, los jugadores siguen siendo leales a la marca y seguir comprando el juego”.

Microsoft prometió que en caso de aprobarse la compra, respetará los acuerdos comerciales entre Activision y Sony, pero no hay certezas de qué hará después la compañía.

Juegos gigantes como Starfield ya fueron confirmados como exclusividades, por lo que Microsoft parece dispuesta a perder parte de la base de usuarios para garantizarse un catálogo competitivo.

Dejá tu comentario