Análisis

ANÁLISIS | Skater XL: sólo para entendidos

Easy Day Studios nos acerca Skater XL, una oferta enfocada a un público muy especial que cumple con lo justo lo que se propone.

¿Qué esperamos de un juego de skate? Las expectativas están directamente relacionadas a dos factores fundamentales: el primero de ellos, claro está, es si alguna vez nos subimos a la tabla para practicar este deporte. El segundo tiene que ver con el mítico Tony Hawk’s Pro Skater que no sólo llevó la parte más rimbombante -y por qué no, frívola- de este deporte callejero a los televisores de todo el mundo, apuntalando el suceso en el éxito de PlayStation y la masividad alcanzada por los X-Games. Es decir, si conociste el skate a través de esta pieza, probablemente siempre estés atento a jugar algo que coincida con el ritmo ecléctico y arcadoso de la franquicia

Pero si alguna vez te subiste a una patineta -ostento más de diez años de servicio en esos menesteres- seguramente entiendas dos cosas: primero, que el skate y su cultura están bastante lejos de los X-Games y sus fuegos artificiales; más que un deporte, el skateboarding es un movimiento cultural, despojado de toda esa frivolidad, donde todo lo que importa sos vos y tu tabla. Segundo, que el gran motivo del skateboarding callejero es simplemente, vagabundear por la ciudad hasta encontrar ese punto o “spot” perfecto para poder practicar, repetir y ejecutar tu truco o rutina favorita. Ese es el gran encanto de este deporte.

Skater XL - Launch Trailer | PS4

Skater XL logra sintetizar en gran medida los estamentos más tradicionales del skateboarding. Para esto toma una primera decisión, tal vez la más radical de todas, que es la de despojarse de todo lo que lo acerque a un videojuego tradicional. De ahí que a diferencia exponentes como Tony Hawk's Pro Skater o Skate de EA -con el cual muchos lo comparan erróneamente-, Skater XL no tiene modo historia, no hay progresión por niveles, ni objetos para desbloquear ni nada que te distraiga de lo único que importa en esta experiencia: vos, los obstáculos y tu tabla. La obra de Easy Day Studios ni siquiera se presenta a sí misma: prácticamente empezamos en la calle con un skater que podemos personalizar en su apariencia con una cantidad de opciones estéticas tan austeras como el resto de los apartados que se nos presentan.

Y eso es todo. Navegaremos el nivel con un cursor para encontrar el punto justo para reaparecer, y ahí ponemos a trabajar nuestra inventiva. Aunque parezca algo sencillo, ahí es donde Skater XL realmente brilla: en su método de control. Básicamente, la propuesta pasa por utilizar el stick izquierdo para controlar el pie izquierdo, y el derecho con el pie derecho: de ahí que incluso en PC, no se lo puede jugar con teclado y mouse. Cuando realizamos los primeros desafíos -que funcionan como tutorial encubierto- entendemos lo bien implementado que está este sistema, ya que la tabla se eleva y rota siguiendo la misma lógica detrás de los trucos de flip.

Un kickflip, por ejemplo, se realiza haciendo saltar la tabla con el pie trasero y luego deslizando el pie de adelante hacia afuera a la izquierda. Es un movimiento rápido, que requiere sincronización pero que como resultado nos permite “bajar” uno de los trucos más sencillos y vistosos que podemos hacer con la tabla. En Skater XL, funciona exactamente así, y gracias a esto es que intuitivamente pude entender cómo realizar trucos avanzados como el laser flip o el hardflip, al igual que trucos con spins, giros o grinds tipo blunt en los bordes de los canteros y demás. El sistema de control es el verdadero protagonista, porque pese a sus limitaciones, nos permite expresarnos con total libertad y cuando llegamos a dominarlo con soltura, vamos a sentir que somos nosotros andando. En este sentido, nada de lo que jugué hasta ahora me dió esa sensación de estar patinando como lo hace Skater XL. Y lo cierto es que lo adoro.

image.png

Y eso es todo. Skater XL no es un juego, sino que es un simulador cuya propuesta es invitarnos a entrar en ese estado mental de fantasear con una línea de trucos y practicarla hasta ejecutarla a la perfección. Dependiendo con qué expectativas llegues a él, podrías salir muy decepcionado, porque para aquellos que son completamente ajenos a este universo de los rulemanes y las lijas, la oferta de Skater XL tendrá más bien gusto a poco, en especial si lo comparamos con títulos que abordan el deporte considerando públicos mucho más amplios, entrando así en convenciones más tradicionales.

Viéndolo desde esa perspectiva, podría decir que entonces si hiciste o haces skateboarding esto perfecto para vos, ¿verdad? Bueno, el gran problema del asunto es que por acá también hay más salvedades de las que serían convenientes. Entendiendo la sincronía de lo austero con respecto a la filosofía callejera del skate, un poco más de contenido no le hubiera venido para nada mal a este Skater XL. Tenemos cuatro skaters profesionales que sólo los más eruditos conocerán; un total de cinco pistas, tres de ellas basadas en locaciones de Los Angeles y muy pocas opciones para personalizar nuestro avatar. Pero peor todavía son la falta de trucos básicos.

No hay sistema de gaps, trucos de lip, ni tampoco podés bajar del skate para realizar rutinas a la Rodney Mullen que Tony Hawk’s Pro Skater sí te deja hacer, por ejemplo. El sistema de control te deja expresarte con suma libertad, pero siempre dentro de los parámetros establecidos por el equipo de desarrollo. De ahí que por momentos, se lo siente un tanto limitado. Skater XL se apoya fuertemente en su comunidad, al igual que el deporte real, tal es así que dos de los mapas incluidos en el lanzamiento oficial -después de años en Early Access- provienen de los entusiastas que trabajan codo a codo con los desarrolladores para hacer de este título algo mucho más robusto.

image.png

En este sentido, es justo decir que la mejor versión de Skater XL es la que encontramos en PC: gracias a la posibilidad de aplicar mods tendremos mejoras que expanden la propuesta a niveles insospechados. Desde la adición de un cameraman que filme nuestras líneas -de por sí, Skater XL posee un excelente editor de videos para compartir nuestros clips- a nueva ropa, tablas, sonidos y un océano de elementos más. Es cierto que no podríamos considerarlo como algo que sume puntos o cubra baches porque no es contenido propio del título, pero si pueden darle una chance en PC, van a notar la diferencia.

El mod que más me gusta, sin embargo, es el que habilita la función multiplayer. No es que agregue modos de juego, sino que crea sesiones con varios jugadores en el nivel. Puesto que no hay tráfico que esquivar ni peatones, esta adición hace que los lugares que retrata Skater XL se sientan como un sitio que existe, abandonando la sensación estéril que los niveles despiertan por momentos. Son varias de las cosas que Easy Day Studios tiene que afinar y agregar de acá a futuro, y estoy convencido de que lo harán. Después de todo, Skater XL se engendró durante los días en los que Skate de EA se extrañaba muchísimo mientras la continuidad de la serie estaba en duda. Parecía que Skater XL llenaría ese vacío, pero no.

Hoy, el género del skateboarding parece tener una segunda vida: volverá Tony Hawk, algún día habrá Skate 4, y tenemos este Skater XL que contra todo pronóstico, se distingue por sus propios rasgos, puesto que su mensaje le habla a un público específico, y lo hace en un dialecto que el resto de sus congéneres no se animará a adoptar. Tiene un largo camino por delante, pero si el estudio mantiene el trabajo que viene mostrando hasta acá, estoy seguro que con el tiempo, estaremos a la experiencia más pura y definitiva del skateboarding en el medio digital.

Embed

SKATER XL

28/07/2020 (PC, PS4, XONE)
7.0

Jugué Skater XL durante quince horas, tres de ellas en PlayStation 4 y el resto en PC, probando además varios de sus mods. Planeo seguir jugando por mucho tiempo más.

Dejá tu comentario