Análisis

ANÁLISIS | Shantae and the Seven Sirens regresa a sus raíces

La adorable Medio-Genio se va de vacaciones sólo para meterse en nuevos problemas en Shantae and the Seven Sirens

En los últimos años WayForward ha conseguido establecer su rinconcito en la industria gamer mediante títulos de buena aceptación entre sus seguidores; y nadie mejor que Shantae, una de sus franquicias más relevantes, para renovar el catálogo de la desarrolladora/distribuidora con una nueva entrega que nos da más de lo mismo pero con algún que otro cambio para darle un saborcito ligeramente distinto. ¿Consigue Shantae and the Seven Sirens suficientes méritos para captar nuestra atención?

Shantae and the Seven Sirens - Launch Trailer

Shantae acaba de cumplir años. No en el juego, sino en la vida real: la franquicia de la adorable Medio-Genio vio su primera iteración en un distante Junio de 2002, sacándole todo el juego la Game Boy Color (que por entonces andaba en las últimas) con un apartado gráfico sublime y una aventura Metroidvania que se destacaba por su considerable dificultad. Iban a tener que pasar ocho añitos para que la secuela, Risky's Revenge, viera la luz, en 2010. En 2014 aparecería la tercera aventura, Pirate’s Curse, para muchos una se las mejores entregas de la saga; pero sería en 2016 cuando el esfuerzo de los fanáticos mediante Kickstarter consiguió financiar Half-Genie Hero, un tremendo lavado de cara para el universo de nuestra protagonista y una jugabilidad menos basada en Metroidvania puro para ir a una especie de híbrido con niveles y escenarios bien limitados. Y es hoy, cuatro años después de su éxito en crowdfunding y 18 añitos desde su primera aparición, que Matt Bozon y su equipo nos traen la quinta aventura de su personaje: Shantae and the Seven Sirens.

shantaesirens_01.jpg
Shantae regresa a sus raíces Metroidvania

Shantae regresa a sus raíces Metroidvania

En esta oportunidad Shantae viaja—junto a su tío Mimic y sus amigos, Bolo y Sky—a la Isla de las Sirenas (Siren Island) para participar de una fiesta que reunirá a otras Medio-Genio. Desde luego, las cosas no salen como se esperaban y, durante plena presentación, las demás jóvenes mágicas desaparecen de un momento a otro. Es la misión de Shantae recorrer cada rincón de Siren Island en búsqueda de las Medio-Genio perdidas, cuyo motivo oculta una trama un poco más profunda que un simple caso de rapto. Igual, no esperen grandes revelaciones o argumentos complejos: ese no es ni jamás ha sido el fuerte de la saga. De hecho, a lo largo de los cinco juegos hay menciones a una historia mayor que involucra a Shantae y la búsqueda de su madre, una Genio pura; y si bien en cada juego esa trama avanza un poquito más (también lo hace en esta nueva aventura, pero apenitas), nunca parece avanzar lo suficiente. Sería fantástico ver algún material (juegos, comics, series, algo) estríctamente enfocado en mover esos engranajes, pero, mientras tanto, lo que hay es suficiente para justificar el viaje.

En esta oportunidad WayForward vuelve a hacer hincapié en el apartado audiovisual que utilizó en Half-Genie Hero: diseños caricaturescos y coloridos y melodías que son siempre un deleite para escuchar. Ya tradicional es la enorme cantidad de fanservice a la vista, algo de lo que se aprovecha no sólo el estudio desarrollador sino además la gente del estudio Trigger (Kill la Kill, Little Witch Academia), que se mandó una hermosa intro animada que nos hace desear una serie completa. El mundo de Shantae rebosa de color y carisma, desde las soleadas áreas de la superficie hasta las oscuras y misteriosas instalaciones submarinas.

shantaesirens_05.jpg
Exploramos las profundidades de la isla

Exploramos las profundidades de la isla

El juego se aleja de las instancias episódicas de la entrega anterior y regresa al estilo Metroidvania de antaño. Siren Island es un mapa de considerable tamaño, dividido en múltiples áreas temáticas a las que iremos accediendo a medida que obtenemos nuevos poderes de las Medio-Genio que vayamos rescatando. De cada una ganaremos dos habilidades: la primera, una moneda de Fusión, al liberarlas de sus jaulas; la segunda, al entregarles una Piedra de Fusión para obtener una nueva Danza.

Las Fusiones otorgan transformaciones automáticas a nuestra protagonista, que de repente podrá trepar por las paredes en forma de lagartija, destruir bloques de piedra como una tortuga de carga y hasta explorar las aguas en forma de ranita, por mencionar algunas. Todas estas transformaciones se enfocan en mejorar el rango de movimiento del personaje principal. Las Danzas obtenidas de las otras Medio-Genio son poderes especiales que afectan a toda la pantalla, pudiendo descubrir cosas ocultas en el escenario, electrocutar toda el área o dar nueva vida a ciertos objetos y criaturas. A las Fusiones y Danzas se le suman otros poderes menores, ya clásicos en la saga: Shantae puede comprar poderes secundarios en las tiendas desperdigadas por la isla, pudiendo también adquirir pociones para recuperar salud y magia; esta última necesaria para activar tanto nuestras armas secundarias como las Danzas especiales.

shantaesirens_03.jpg
Cada jefe es un pequeño puzzle, aunque son todos sencillos

Cada jefe es un pequeño puzzle, aunque son todos sencillos

De los enemigos eliminados podemos llegar a obtener algunos ítems adicionales; específicamente distintas comidas que recuperan nuestra salud en cuanto lo necesitamos, pero especialmente Cartas del monstruo eliminado. Shantae puede equipar hasta tres de estas cartas coleccionables, las cuales le otorgan beneficios pasivos que aumentan el movimiento en algunas formas, reducen la Magia necesaria para activar algunos poderes, aumentan el daño de ciertos ataques o producen otros efectos, como evitar ser dañados por pinchos. Es una interesante adición al juego, aunque poco profunda y bastante básica en su función.

No hay problemas demasiado severos con el juego, aunque sí hay que admitir que los tiempos de carga son ligeramente más extensos de lo que esperábamos. No lo parece en un principio, pero dado que hay una pantalla de carga al entrar a una nueva zona del mapa (delimitados en el mismo por diferentes colores) vamos a ver bastantes pantallas de carga. Más allá de eso, quizá el verdadero inconveniente de Shantae and the Seven Sirens es que es un juego bastante poco desafiante. En ningún momento durante la campaña principal sufrí una pantalla de Game Over, y la única vez que un enemigo consiguió reducir mi salud a cero, las eficientes pociones de Recuperación automáticamente me salvaron la vida. Es una pena, porque hasta los jefes pecan de una simplicidad notable. Afortunadamente el juego nos deja acceder a un modo New Game+ que aumenta nuestra magia pero reduce nuestra defensa; aunque para eso primero hay que superar toda la campaña en primer lugar.

shantaesirens_08.jpg
Shantae cuestiona la seguridad de un submarino

Shantae cuestiona la seguridad de un submarino

Han sido 18 años de juegos de Shantae y se puede decir que, más allá de algunas diferencias en el gameplay, nuestra Medio-Genio favorita siempre mantuvo un nivel de calidad constante en el género plataformero y en las caricaturescas historias de fondo que le dieron forma a cada una de sus iteraciones. Shantae and the Seven Sirens es más de lo mismo: sigue los mismos patrones de antaño y no termina de dar ese necesario paso adelante en el desarrollo de su narrativa global… pero realmente no importa demasiado, pues su jugabilidad se mantiene impecable, funcional, de controles agradables y un cuidado sistema de progresión en la vena de los buenos Metroidvanias.

Los que hayan seguido la saga desde antes saben exactamente lo que van a encontrar en esta nueva entrega y, los que no, sólo deben saber que aquí tienen un muy decente plataformero con personajes adorables, argumentos de dibujo animado, bastante fanservice, buena música, mejores gráficos y todo el carisma de este peculiar universo, del que cada vez vamos descubriendo un poquito más. Felices 18 añitos, Shantae; y que los juegos sigan llegando.

Embed

SHANTAE AND THE SEVEN SIRENS

28/05/2020 (PC, SWITCH, XBOX, PS4, IOS)
9.0

Completé la campaña de Shantae and the Seven Sirens en casi 10 horas de juego habiendo obtenido—según la pantalla de puntaje final—poco más del 75% de todos los ítems. Quizá pronto me anime a ir a por el 100%, o me lance directo al New Game+ con dificultad más elevada. Más allá de un par de leves inconvenientes, esta nueva entrega de Shantae mantiene el encanto de toda la saga, y si bien no suma tanto como querríamos al canon principal, no deja de ser una nueva y fantástica aventura de un personaje que se supo ganar el cariño del público a través de los años. Y si todo eso falla, sigue siendo un impecable Metroidvania.

Dejá tu comentario