Análisis
PC

ANÁLISIS | Samurai Shodown: Una estocada certera al corazón

Samurai Shodown está de regreso con un reboot que actualiza la propuesta conservando el espíritu de la saga.

Allá por 1993 mientras todos los estudios intentaban crear, bordeando el plagio, el próximo Street Fighter 2 SNK nos sorprendía con un juego de peleas diferente. Samurai Shodown marcó a una generación de jugadores que quedamos completamente enamorados por sus exquisitos fondos animados, sus personajes emblemáticos y su sistema de combate enfocado en luchar con armas. A diferencia del resto de los juegos de la época mantuvo su esencia en cada entrega, sumando a una narrativa que mezclaba lo fantástico con diferentes personalidades y leyendas niponas, mientras ofrecía una experiencia brutal pero justa.

Luego de revivir su franquicia principal con el genial King of Fighters XIV de 2016, y mientras trabaja en su próxima entrega, SNK decidió a prestarle atención al juego de Haohmaru y compañía. Samurai Shodown marca un nuevo inicio para la franquicia, separándose así de los títulos anteriores, y se desarrolla en 1787 durante la Era Tenmei. La historia es tan simple y efectiva como la de los clásicos: un enemigo sobrenatural, Shizuka Gozen, amenaza la paz del Japón feudal y un puñado de luchadores serán los encargados de derrotarlo. Cada uno de los 24 personajes incluidos tiene una pequeña historia individual que justifica sus motivos para luchar y nos deja conocer un poco más de su trasfondo.

Samurai Shodown - PC Version Trailer

Fiel al espíritu de la saga, Samurai Shodown vuelve a centrar su propuesta en un combate con armas sin maquillar la letalidad de los golpes. Además de borbotones de sangre y el ocasional desmembramiento, esto significa que los rounds pueden terminarse en dos o tres golpes bien dados, ya sea porque planeamos bien el ataque, los contraataques o nuestro oponente no se cuidó lo suficiente. El juego de SNK nos invita a batirnos a duelo y la sensación es palpable desde el primer combate, porque en lugar se enfocarse en combos o movimientos complicados de ejecutar, nos da todas las herramientas necesarias para hacerlo. Los personajes tienen pocos especiales y varios golpes normales que van cambiando según la dirección con la que los acompañamos, siempre habrá un golpe adecuado para castigar al rival y la idea es aprender a usarlos, pero únicamente cuando sea necesario.

Lo mejor del reboot es ver a los personajes clásicos convivir junto a las nuevas incorporaciones que, si bien no vienen a destituir a los favoritos de siempre, suman variedad a la propuesta. Unreal Engine le dió a SNK las herramientas para hacer un juego visualmente hermoso, pero más allá de su apartado técnico delicioso y los diseños modernos aunque fieles a sus orígenes, lo importante es que los combates se sienten tan violentos como justos y precisos. Para cada ataque hay una defensa, para cada defensa una forma de atravesarla y aún cuando parezca que el round está decidido, si jugamos bien nuestras cartas, siempre habrá forma de darlo vuelta. Esa es la magia de Samurai Shodown, saber que la victoria está a nuestro alcance si prestamos atención y nuestros reflejos nos acompañan.

SamSho2019 01.jpg

Hay dos formas de defendernos: la defensa es simple, ya sea de pie o agachado, y la guardia perfecta si bloqueamos justo cuando el golpe impacta. La última no sólo niega el daño residual del golpe bloqueado sino que nos da una ventana de contraataque y hasta una posibilidad para desarmar al oponente. A la hora de atacar cada personaje tiene golpes especiales, son pocos pero útiles, y una buena cantidad de ataques normales con el arma que van variando según la dirección. Además cuentan con un ataque especial de desarme que, de conectar, le quita el arma a nuestro oponente y dos ataques que hacen un daño atroz. Ambos se pueden ejecutar una vez por partida y son sencillos de activar pero no tan fáciles de conectar, todo depende de cuán bien se defienda nuestro oponente y nuestro sentido de la oportunidad.

Gracias a lo sencillo y familiar que resulta ejecutar los comandos, ya sea de defensa o ataque, la curva de aprendizaje de Samurai Shodown tiene un inicio accesible y nos permite saltar a competir online con apenas unas horas de práctica. El apartado de entrenamiento tiene un tutorial que cubre lo básico y un modo de práctica libre contra un dummy, pero carece de desafíos o tutoriales que profundicen en las características de cada personaje. Si bien es cierto que tenemos YouTube al alcance de la mano, hubiera sido más útil que SNK incluya este tipo de modos dentro del juego, más cuando la idea es perfilarlo como opción para Esports. Sin embargo aquellos que tengan un mínimo de experiencia en juegos de pelea verán que un poco de paciencia, una defensa sólida y un ataque moderado ya les darán buenos resultados en los enfrentamientos online.

SamSho 2019 05.jpg

Si bien la versión de PC llegó casi un año después del lanzamiento en consolas, incluye los dos pases de batalla y por ende más de 23 personajes, por lo que compensa la espera. Además se juega genial y mantiene el hermoso apartado técnico, fiel a los diseños originales, pero se echa de menos la opción de sincronización vertical, algo que se puede forzar a través del panel de control de la placa de video pero debería haber estado entre las configuraciones básicas. En cuanto al resto de la propuesta, se incluye un modo multijugador asimétrico llamado Dojo, que nos permite descargar la “sombra” de otros jugadores, una suerte de IA que el juego confecciona según nuestra forma de jugar, para medir nuestras habilidades. También un simple pero efectivo apartado online, que nos permite crear salas para partidas con reglas libres y el rankeado de rigor por puntos, con clasificaciones y títulos según nuestro desempeño.

En cuanto a la experiencia online, durante la primera semana de lanzamiento en Epic Store, la calidad de las batallas fue buena. Cuando filtré por calidad de 3 o más barras de conexión encontré peleas cada 15 o 20 minutos, con la posibilidad de revanchas ilimitadas, si quitamos los filtros las peleas son más frecuentes pero el lag será un factor a tener en cuenta. No tuve suerte a la hora de encontrar oponentes en el modo libre, nunca encontré salas abiertas para pelear y cuando hice una propia estuvo más de una hora y media sin que entren oponentes. Quizás tome un tiempo para que la comunidad de PC lo adopte y crezca como para garantizar una frecuencia más alta, pero en la mayoría de los combates rankeados de 3 barras se podía jugar perfectamente.

SamSho2019 04.jpg

Samurai Shodown es el reboot que la saga necesitaba y uno de los mejores juegos de pelea modernos. Tiene las herramientas necesarias para transformarse en una plataforma de competición a la altura de los gigantes del género y a la vez ofrece una propuesta accesible para todo tipo de jugadores. No tiene tanto contenido como para aquellos que disfrutan jugar solos, de hecho más allá del modo historia y el entrenamiento libre no hay mucho más para hacer, pero tiene una base sólida y un sistema de combate balanceado y original, que resultará atractivo tanto para los jugadores nuevos como para los clásicos seguidores de la saga.

Embed

SAMURAI SHODOWN

11/06/2020 (PC, PS4, XONE, SWITCH)
8.5

Pasé casi 20 horas jugando Samurai Shodown en PC. Completé el modo historia con mis personajes favoritos, redescubriendo sus movimientos y desbloqueando algunos extras en la galería. Durante ese tiempo tuve abierto el matchmaking rankeado y combatí contra jugadores de la región con una conexión estable.

Dejá tu comentario