Análisis

ANÁLISIS | Samurai Jack: Battle Through Time, divertido, pero sin estilo

Adult Swim Games y Soleil Games traen Samurai Jack: Battle Through Time, un título de acción que bebe de varias fuentes y nos lleva al universo de la increíble serie de Genndy Tartakovsky

Samurai Jack: Battle Through Time llega de la mano de Soleil Games, equipo formado por veteranos que trabajaron en Ninja Gaiden y que recientemente publicaron Ninjala. Algo de ese ADN ninja quedó en el juego que nos ocupa hoy, que, aunque es fiel al material original de varias maneras, tiene puntos cuestionables que no podemos dejar pasar.

El juego está ubicado en los eventos de la quinta temporada. Jack y Ashi ya son aliados y están buscando detener al maligno Aku de una vez por todas. Y como si la hazaña no fuese lo suficientemente complicada, el villano arroja a nuestro querido samurai a través de un portal, que lo envía al “espacio entre los tiempos”, un limbo donde Jack tendrá que combatir contra todo tipo de enemigos para poder escapar.

samuraijack-02.jpg

Battle Through Time se vale de escenas de la serie para introducirnos a la historia y lo que resta serán diálogos in-game y cinemáticas armadas con el motor del videojuego. La historia del juego funciona, está bien contada, pero se queda corta como extensión del show de Genndy Tartakovsky. Se siente como una excusa para alargar los sucesos que ya vimos, no aporta nada significativo ni llega a tener los niveles de épica que maneja la serie. Los fans de Samurai Jack vamos a disfrutar de ver a personajes como Da Samurai, que en el juego es el mercader que vende mejoras y armas. Sin embargo, también sentiremos que se queda corto en cuestiones de sustancia, de darnos algo nuevo para mascar.

El problema más Samurai Jack: Battle Through Time son los niveles de producción. El sistema de combate es divertido –ya me voy a expandir sobre ello–, pero los demás apartados dejan ver la falta de presupuesto del juego, algo que nos hace cuestionar seriamente el precio de $40 dólares que maneja en el mercado internacional (en Xbox y Steam nos salvan los precios localizados).

ss_c0e03078e5e9a28ef4c0ef93a4c04a88792f9fcd.1920x1080.jpg

El estilo minimalista de los escenarios es una decisión consciente ya que busca reflejar el apartado visual de la serie, pero por momentos peca de simplista. Los modelos 3D no terminan de cuajar en todos los escenarios, a veces desentonan completamente. Siendo un juego en tercera persona con vista detrás del personaje, los niveles por momentos nos llevan por distintos cambios de perspectiva de cámara, a veces volviéndose cenital, en otros casos, lateral. Hay momentos en los que la dirección de arte captura la esencia del show, pero son realmente contados con los dedos de una mano, en niveles muy puntuales. Por el contrario, la mayoría de las veces sentimos que los niveles están vacíos y el apartado gráfico nos da la sensación de estar jugando un remastered pulido de un juego de la generación pasado o incluso, lastimosamente, de la era PS2.

El sistema de combate está a la altura de lo que esperaríamos de Samurai Jack. Tiene el sistema de progresión de Devil May Cry y cualquier otro hack and slash que se precie; una dinámica de combate con toques souls-like, pero más amigable y algunos combos más de brawler que nos recuerdan a God of War. No hay precisamente nada nuevo bajo el sol, pero lo que hace, lo hace bien y consigue ser un juego divertido.

dc4d2b7e80a4850e425b83efe539c532.jpg

Tenemos un gran abanico de armas: la infaltable Espada Mágica, una lanza de bambu y una guadaña, entre otras armas melee; después tenemos arco con flechas de varios tipos y armas arrojadizas como kunais, shuriken y hasta armas de fuego. El cambio entre una y la otra se puede hacer en tiempo real y también podemos recurrir a nuestros puños, al mejor estilo beat ‘em up. Cada una de estas armas es especial contra un tipo de enemigo y el juego nos obliga a recurrir a la mayoría, dándonos combates dinámicos y una acción que no se detiene.

Por desgracia hay algo que falla en el estilo. Los combates se sienten bien en términos de control, pero no despliegan coreografías a la altura de Samurai Jack. Nuevamente, la falla más grande del título es capturar la onda del dibujo animado, en términos estéticos y de dirección, y, aunque parezca algo menor para algunos, lo cierto es que resulta penoso, teniendo en cuenta que parte de la esencia del show de Tartakovsky está en la inventiva y la experimentación visual.

En cuanto a la progresión de Jack, durante los combates y al destruir estructuras en los escenarios vamos a recoger monedas para comprar ítems y mejoras a Da Samurai, consumibles para mejorar nuestra defensa o curarnos vitalidad y Blue Flame, puntos especiales que se usan en el árbol de skills para mejorarnos. Parte de que el sistema de combate funcione tan bien es que vamos desbloqueando combos, habilidades especiales y mejoras físicas para Jack que resultan en que, a las dos horas de juego, ya tengamos un set generoso de posibilidades para hacer de los combates algo dinámico y creativo.

samurai-jack-battle-through-time-1.jpg

La mayoría de las armas tienen un medidor de durabilidad, excepto por la espada mágica, algo que no se hace tedioso porque repararlas es accesible. También, si se nos rompen en pleno combate, es muy probable que tengamos otra para reemplazar porque Jack puede llevar un arsenal generoso y variado. Las mejoras de armas se pagan con monedas y son bastante caras, de modo que explorar bien los niveles para encontrar cofres secretos será vital. Los escenarios son bastante lineales igual, así que no vamos a alejarnos mucho del objetivo principal.

Samurai Jack: Battle Through Time cuenta con selector de dificultad y en modo normal es un juego por demás accesible. La campaña cuenta con 9 niveles que se completan en un tiempo que va entre 20 y 40 minutos, dándonos una duración de entre 6 y 7 horas. Los fans de la serie es muy probable que lo terminen en dos sentadas. Para estirar la duración, pueden jugarlo en difícil, aunque en esta dificultad se acrecientan los problemas: hit boxes inentendibles y la poca variedad de enemigos, que se puede hacer densa si morimos mucho.

ss_f49986ebb22bae29f62e44db6780efc54f1a1cfa.1920x1080.jpg

Como conclusión, no puedo evitar pensar que Samurai Jack: Battle Through Time podría haber sido uno de mis juegos favoritos si lo hubiese jugado de chica. Los niveles de producción simplistas y el combate poco original, pero funcional, nos dan la sensación de que es un juego pensado para audiencias amplias, especialmente para niños y adolescentes.

Como fan de Jack de toda la vida, me hubiese gustado encontrar el juego definitivo que le haga justicia a la serie. En su lugar, es una aventura de acción que cumple con lo justo en términos técnicos y de gameplay, y que tiene varios puntos altos para el gusto de los fans. Eso sí, no justifica los $40 dólares, aprovechen el precio localizado y en las demás plataformas esperen una oferta.

Embed

SAMURAI JACK: BATTLE THROUGH TIME

21/08/2020 (PC, PS4, XO, SWITCH)
6.0

Jugué Samurai Jack: Battle Through Time en PC por unas 6 horas, terminando cada nivel. No hay incentivos especiales para rejugar el viaje, que tuvo algunos puntos altos, a pesar de todo, que me hicieron rememorar los mejores momentos de la serie. En PC, el rendimiento es muy bueno, sin problemas de framerate ni nada por el estilo.

Dejá tu comentario