Análisis

ANÁLISIS | Sackboy: A Big Adventure, una sorpresa imperdible

La nueva aventura de Sackboy nos sorprende a lo grande. Un plataformas divertido y completo que brilla si lo jugamos en cooperativo

Si pensamos en los lanzamientos que acompañaron la llegada de la PlayStation 5, Sackboy: A Big Adventure es, probablemente, el que pasó más desapercibido. Es cierto que LittleBigPlanet supo ser de lo mejor de PlayStation en la generación de PS3, pero, luego de la tercera entrega, la emoción se apagó. ¿Qué pasa si les digo que Sackboy: A Big Adventure es mucho más de lo que estábamos esperando? El juego de Sumo Digital es la primera gran sorpresa del catálogo de PlayStation 5 y cumple con creces.

Sackboy: A Big Adventure es la nueva entrega en el universo de LittleBigPlanet. Sus desarrolladores, la gente de Sumo Digital, debutaron con la tercera entrega y son un estudio que suele trabajar en juegos de todos los géneros, desde Broken Sword a Crackdown 3, pasando por Team Sonic Racing. Es difícil saber qué esperar de un juego de Sumo, pero teniendo a un personaje tan carismático como Sackboy y al sello de calidad de un exclusivo de Sony, las expectativas eran positivas.

littlebigplanet-returns-ps5-news.jpg

Y una vez que tuvimos el juego en nuestras manos, el resultado fue más que satisfactorio. Sackboy: A Big Adventure deja de lado el modo creativo, que en su momento fue de lo más innovador, y se presenta como un plataformas puro y duro. Una propuesta variada, completísima y super entretenida que bebe directo de juegos como Super Mario 3D World, pero que retiene la personalidad propia del muñeco de trapo y su mundo, así como lo mejor de la esencia LittleBigPlanet.

La historia de Sackboy es bastante simplona, pero funciona gracias a su humor y su carisma incomparables. El villano de turno es Vex, un tipo muy malo que quiere destruir el mundo de los Sacks para cumplir con sus planes oscuros. Para ello, los secuestra a todos y se los lleva a trabajar para él. Bueno, a casi todos porque nuestro querido Sackboy se resiste y tendrá la misión de salvarlos y ponerle fin a la amenaza de Vex para siempre.

11178_sackboy_3.jpg

Un guion bien trabajado, personajes queribles y varias sorpresas nos esperan en la nueva aventura de Sackboy que tiene la creatividad suficiente como para atrapar a grandes y chicos. Y si bien se trata del plataformero más “nintendero” que trajo Sony alguna vez, la curva de dificultad no es tan gentil como en los juegos de Mario y nos recuerda a la vista en Crash o Spyro: es un juego fácil de entender y para todas las edades, aunque los más chiquitos quizás necesiten ayuda en los momentos más difíciles.

Para enfrentarnos a Vex, vamos a recorrer cinco mundos y completar más de 60 niveles de lo más variados. Sackboy: A Big Adventure tiene todo lo que esperaríamos de un buen plataformas 3D: pruebas para nuestros reflejos, enemigos de todo tipo, fases a contrarreloj, peleas contra jefes y armas especiales para los Sacks, entre otras cuestiones. Claro que para que se sienta como un LittleBigPlanet, hay muchos puzles de físicas, así como varios desafíos centrados en agarrarnos de una pared o plataforma.

La cámara es fija y gran parte del desafío se centra en los cambios de perspectiva. Vamos a tener que adaptarnos a lo que quiere la cámara y no perder de vista a nuestro Sackboy. En los niveles más desafiantes no descansaremos ni un segundo.

screenshot-22-1591907833776.png

Además de saltar, Sackboy puede rodar, pegar, agarrarse a superficies y agarrar objetos u a otros jugadores. Además tenemos la posibilidad de sumar gadgets como un boomerang o un gancho para balancearnos a lugares lejanos. Los movimientos son limitados, pero las combinaciones que nos piden los niveles a veces son complejas y requieren la mejor de las coordinaciones.

Ningún nivel es idéntico al anterior, no solo en estética y en diseño, también en los objetivos que proponen. Algunos son plataformas bien puros, otros van sobre rieles, otros nos proponen encontrar coleccionables y otros están muy centrados en el combate, por solo dar algunos ejemplos. Créanme cuando les digo que no se van a aburrir ni se van a dejar de sorprender.

Hay incluso niveles musicales en los que todo el nivel funciona a ritmo de temas licenciados. Temas de Bruno Mars, David Bowie o Britney Spears, en otros, le dan un ritmo impensado y fabuloso al acto de saltar y moverse por un juego de plataformas. LittleBigPlanet siempre tuvo una banda sonora muy pegadiza, pero en esta entrega es para quitarnos el sombrero.

sackboy-a-big-adventure-image.jpg

Los primeros compases de Sackboy: A Big Adventure nos pueden dar la idea equivocada de que es un juego muy fácil y poco novedoso. Al carecer de tutorial, los primeros niveles sirven de esto. Habrá que tener un poco de paciencia –poco en serio porque después de la primera hora, la aventura “se pone”– que lo bueno no tarda mucho en llegar.

El punto más fuerte de la experiencia es que ningún nivel es igual al otro. Además, llegan con la duración justa (entre 15 y 20 minutos cada nivel) y tienen mucho jugo para exprimir. El juego no escatima en coleccionables ni en secretos, y es todo un desafío completar cada nivel con un 100%. Regresan también las clásicas pegatinas que tendremos que recoger si queremos personalizar el aspecto de nuestro Sackboy al máximo. En la tienda podremos comprar opciones cosméticas de todo tipo, pero llevaremos a fondo la personalización si buscamos pegatinas en los niveles. ¡Y algunas están RE escondidas!

El propio mapamundi del juego es un nivel en sí mismo –tal y como pasa en los juegos de Mario– y podemos recorrerlo a nuestro antojo, destapando secretos y caminos alternativos por todos lados. Completar la campaña nos llevará entre 10 y 15 horas, un rango amplio ya que dependerá de cuán dispuestos estamos a completar el desafío al máximo. Es bastante sencillo terminar los niveles con lo mínimo, pero animarse a cada secreto y cada ruta opcional tiene su desafío extra.

sackboy-a-big-adventure-image-3.jpg

Por otro lado, quienes vienen jugando LittleBigPlanet desde sus inicios, sabrán que son juegos que se disfrutan especialmente en modo cooperativo. Sackboy: A Big Adventure es prácticamente otro juego (uno mejor) si se juega en compañía de uno o más jugadores. Hasta cuatro pueden meterse de lleno en la experiencia y compartir la aventura en una misma pantalla. Por desgracia, no incluye multijugador online todavía –aunque llegará con una futura actualización– y si bien es algo que pesa especialmente en contexto de pandemia, voy a ser un poco fundamentalista hoy y decirles que Sackboy está pensado para jugarse de modo local. Siendo parte de una saga que llega con una herencia grande de “party game” o “videojuego para familias”, es muy probable que la mayoría de quienes amamos a Sackboy tenemos con quién compartirlo también.

Visualmente es un deleite y está muy trabajado desde el lado artístico. Es un juego muy lindo por donde se lo mire, que nos hace sonreír todo el tiempo, y no perdió para nada la creatividad artística. Es un título que funciona muy bien desde lo audiovisual. A nivel sonoro la rompe también, no solo por la banda sonora, también por los sonidos ambientales que solo trasmiten simpatía.

Culturageek.com_.ar-Sackboy-A-Big-Adventure-4.jpg

Sackboy: A Big Adventure no reinventa la rueda, pero hace bien todo lo que puede hacer bien un plataformas 3D. Lamentablemente, la experiencia en solitario no tiene la misma emoción que en cooperativo. De hecho, jugando solo te vas a perder los niveles multijugador. Si tenés con quién compartirla, vas a encontrar una aventura que te saca una sonrisa en todo momento y que tiene diversión a raudales. Un reto para grandes y niños.

Embed

SACKBOY: A BIG ADVENTURE

12/11/2020 (PS4, PS5)
9.0

Jugué Sackboy: A Big Adventure en PS4 Pro, con una TV 4K HDR. Se ve increíble, es una fiesta de felicidad y colores. Terminé el modo campaña siempre en cooperativo, regresando a algunos niveles para descubrir todos sus secretos. Funciona excelente, siempre fluido y sin problemas técnicos. La versión de PS5 tiene funcionalidades con el control DualSense.

Dejá tu comentario