loader image

Primeras Impresiones | Bravely Default 2

Square Enix quizás no será la misma empresa que era allá en los años ‘90, pero no se le puede negar que sigue siendo una máquina de lanzar JRPGs. Este viernes el gigante japonés lanzó para la Nintendo Switch Bravely Default 2, que a pesar de lo que indica su nombre es la tercera entrega de la serie que arrancó en Nintendo 3DS. Después de 10 horas de jugarlo, pasando por varios dungeons, jefes, pantallas de Game Over y más, tengo lo suficiente como para dar unas primeras impresiones. Lamentablemente no son tan positivas como me gustaría, pero todavía me queda bastante juego.

Por empezar, es importante mencionar que Bravely Default 2 es un JRPG que está, para bien y para mal, arraigado a los orígenes del género. La narrativa, por ejemplo, sigue la clásica estructura de un personaje cuyo destino es salvar al mundo y que emprende un viaje con otros aventureros en busca de la fuente de poder antes de que la encuentren los villanos. Si bien los personajes tienen su encanto, en estas 10 horas la historia no da ninguna señal de querer desviarse de esa premisa, a tal punto que los villanos no tienen demasiada profundidad y cualquier personaje que genera desconfianza termina siendo, sin falta, un villano.

impresiones_bd2-1.png
Clásico de clásicos: una princesa secuestrada.

Clásico de clásicos: una princesa secuestrada.

Esa estructura narrativa no es lo único que Bravely Default 2 toma prestado de los juegos de antaño. La dificultad de este juego es comparable con aquellos clásicos de hace tiempo, y el grinding es clave para avanzar. En mis 10 horas de juego pasé ya por cuatro dungeons completos y acabo de empezar el quinto, pero todavía sigo en el primer capítulo del juego. Es importante combatir con cada enemigo que uno se encuentre en el camino, porque si no el jefe del dungeon es capaz de aniquilarte en un solo turno. Sumado al hecho de que no se puede guardar la partida en un dungeon salvo en puntos específicos y que subir de nivel no recupera la salud y MP de nuestros personajes, el grinding se puede tornar tedioso.

Sin embargo, lo que hasta ahora me resulta el punto más bajo del juego son justamente los dungeons en sí. Cada nuevo dungeon es más largo que el anterior, pero por alguna razón el juego no nos ofrece un mapa, cosa que sí hace fuera de los dungeons. Para colmo, el diseño estético de los dungeons es demasiado repetitivo y laberíntico. Ya sea unas ruinas desiertas o una cueva enorme, cuando todas las paredes se ven iguales y uno no tiene un mapa, es muy fácil perderse, en especial cuando es necesario retroceder. Como los enemigos también respawnean, tampoco uno puede guiarse por la ausencia de enemigos para determinar si ya pasó por algún pasillo o no.

impresiones_bd2-2.jpg
Bravely Default 2 hace muy buen uso de la Nintendo Switch para presentar un juego muy bello.

Bravely Default 2 hace muy buen uso de la Nintendo Switch para presentar un juego muy bello.

Por suerte el combate cumple con creces. Bravely Default 2 cuenta, nuevamente, con la mecánica icónica de la serie: Brave y Default. Si usamos Brave, podemos esencialmente “pedir prestado” hasta tres turnos a futuro, pudiendo realizar cuatro acciones en un turno pero con la consecuencia de que en aquellos futuros turnos no podremos movernos. Si usamos Default, nuestro personaje no hace más que defender y “cede” su turno a futuro, lo que hace que cuando queramos usar Brave no tengamos que entrar en “deuda” de turnos. Es una mecánica muy única e interesante y le añade al juego una gran capa de estrategia.

Quizás lo que no es tan bueno del sistema Brave y Default es cómo afecta al balance del juego. El grinding en Bravely Default 2 requiere atención; uno no puede simplemente usar un ataque normal y listo, porque los enemigos también pueden hacer uso de Brave y Default. Quizás un enemigo una Brave en su primer turno y desata cuatro ataques seguidos a nuestro equipo entero y nos manda directo al Game Over. Quizás el enemigo usa Default y al defender alarga la pelea más de lo normal. Especialmente considerando que el grinding es realmente necesario, todo lo que haga que el combate sea menos ameno va a alargar artificialmente la experiencia.

impresiones_bd2-3.jpg
El sistema de batalla es interesante, pero va en contra de todo el grinding que hay que hacer.

El sistema de batalla es interesante, pero va en contra de todo el grinding que hay que hacer.

Y es ahí donde está mi mayor preocupación en cuanto a Bravely Default 2 después de haberlo jugado durante 10 horas. Las voces de la internet me cuentan que me espera una aventura de unas 60 horas, pero hasta ahora no me encontré con nada que amerite esa duración. Los dungeons largos y tediosos, el combate que va en contra del necesario grinding y la historia simplona no me dan muchas esperanzas para lo que me depara el resto del juego. Tal vez me equivoque, y Bravely Default 2 tenga grandes sorpresas en el camino, pero por ahora seguiré con cautela. Por más interesante que me resulte el combate, un buen JRPG es mucho más que eso, y alargar el juego porque sí no va a ayudar en nada.