Noticias

Despiden a dos policías por jugar Pokémon GO en el trabajo

En lugar de responder a una llamada, un par de oficiales decidieron ir a cazar un Snorlax en Pokémon Go.

Un par de policías de Los Ángeles fueron separados de la fuerza después de que la corte definiera que no respondieron a una llamada por jugar Pokémon GO.

El portal Vice accedió a los documentos de la corte, que dicen que en abril de 2017 Louis Lozano y Eric Mitchell fueron llamados por un supervisor para que se dirigieran a un posible robo en una tienda de la cadena Macy’s. Mientras que varios agentes respondieron a la llamada, Lozano y Mitchell no lo hicieron.

A partir del registro de audio y video de la patrulla se demostró que los agentes debatieron dirigirse al lugar del hecho pero decidieron no hacerlo. Minutos después se puede escuchar en la grabación que dicen “un Snorlax apareció” en un punto de la ciudad y debatieron la mejor ruta para atraparlo.

Luego, según la corte, pasaron 20 minutos capturando bichos:

“Por aproximadamente los siguientes 20 minutos, la grabación registró a los acusados discutiendo Pokémon mientras manejaban a diferentes locaciones en las que las criaturas virtuales aparentemente aparecían en sus teléfonos celulares”, dice el texto.

“En el camino a la locación del Snorlax, el oficial Mitchell le avisó al oficial Lozano que ‘un Togetic acaba de aparecer”.

Como premio consuelo, los agentes pudieron atrapar tanto al Snorlax como al Togetic, como indican los documentos.

“Esta cosa está dándome pelea”, dice la grabación de Mitchell hablando del Togetic. “Por fin… los pibes van a estar celosos”.

Obviamente los oficiales mintieron acerca de sus actos, diciendo que estaban atrapando “imágenes” de Pokémon y no jugando un juego. Además alegaron que Pokémon Go no es un “juego” y más bien un “evento de redes sociales” que no era “publicitado como un juego”.

Pero ante las pruebas admitieron que persiguieron a Snorlax porque querían “atrapar a esa criatura mitológica”.

La junta directiva que despidió originalmente a los oficiales había dicho que “jugar a Pokémon Go mostró un total desprecio por la comunidad, desperdició recursos, violó la confianza del público y fue poco profesional y vergonzoso para el Departamento”.

Además, las mentiras reflejaron “negligencia grave, cobardía, falta de consideración y engaño”.

Temas

Dejá tu comentario