Opinion

Pluma y Joystick | Nintendo, siempre fuera de sintonía

Nintendo, una vez más, demuestra que no entiende realmente cómo funciona ni la internet ni el gaming moderno.

No cabe ninguna duda que Nintendo es por lejos una de las compañías más queridas en el mundo del gaming. En todos los años que llevo prestándole atención a esta enorme industria, no se me ocurre otra compañía que genere más alegría y sonrisas que Nintendo. Como consecuencia, esto también lleva a que varias de las macanas que Nintendo se manda se pasen por alto, o que al menos se critiquen por un tiempo y después pasen al olvido. Nintendo podrá lanzar juegos increíbles, pero eso no quita que sea una compañía que siempre estuvo fuera de sintonía en varios sentidos, ya sea con el gaming moderno o con cosas tan simples como el uso de la internet. Lo que viene pasando en estos últimos días es simplemente una muestra más.

Cuando allá por el 2018 Nintendo lanzó su servicio pago online, simplemente llamado Nintendo Switch Online, esa movida ya dejaba un gusto amargo. Después de más de un año de poder jugar online con tu Nintendo Switch sin ningún costo extra, ahora de repente necesitabas una suscripción a un servicio que ni siquiera servía para mejorar la mala calidad de la infraestructura online que Nintendo usa en sus juegos. Para aliviar un poco el golpe, al menos el precio de $20 dólares por año era mucho más accesible que los servicios online de la competencia, aunque Nintendo Switch Online no ofrecía ni por asomo los mismos beneficios, siendo juegos gratuitos de NES y SNES el único atractivo real aparte del online que tenía bajo rehén.

pluma_nintendo-1.jpg
Se siente raro decir que la versión de Wii U de Ocarina of Time se ve mejor que la de Switch.

Se siente raro decir que la versión de Wii U de Ocarina of Time se ve mejor que la de Switch.

Demostrando que no aprendieron nada del lanzamiento original de aquel servicio, la semana pasada llegó Nintendo Switch Online + Expansion Pack, un nombre un tanto más complejo para algo que es relativamente simple de explicar. A lo que ofrecía Nintendo Switch Online originalmente, ahora se le suma algo que los fans de Nintendo venían pidiendo hace ya bastante tiempo: la posibilidad de jugar títulos de Nintendo 64 en la Switch. Como sorpresa, Nintendo también agregó juegos de Sega Genesis, redondeando el paquete de una manera inesperada. La contracara, sin embargo, es que este nuevo servicio pasaría de costar $20 dólares anuales a unos exagerados $50 dólares, poniéndolo casi al mismo precio de un servicio como Playstation Plus. Es ahí donde empiezan los inconvenientes, porque el servicio no justifica ni por asomo ese incremento de precio.

Por un lado, los juegos de Nintendo 64 tienen varios problemas. Cualquiera que haya estado en Twitter en estos días habrá visto la increíble cantidad de defectos que tienen estos títulos. Desde controles incómodos (hay que admitir que la Nintendo 64 nunca tuvo el mejor control), problemas de latencia y juegos que piden accesorios que simplemente no existen en la Switch, hasta glitches, bugs, crashes, problemas de framerate, de conexión online y hasta gráficos que se ven peor que las versiones de los mismos juegos para la consola virtual de Wii U. Casi inmediatamente quedó claro que estas versiones de juegos tan queridos como Mario Kart 64 o The Legend of Zelda: Ocarina of Time están muy lejos de ser lo que el público esperaba. Peor todavía, son solamente uno de los culpables en hacer que ese precio de $50 dólares sea un disparate.

pluma_nintendo-2.jpg
Jugar Mario Kart 64 online estaría bueno, si el online funcionara bien.

Jugar Mario Kart 64 online estaría bueno, si el online funcionara bien.

El otro gran culpable es la falta de cualquier otro beneficio. La versión base de Nintendo Switch Online cuesta nada más que $20 dólares porque no ofrece mucho más que el online en sí. Por unos $30 dólares más, lo único que este Expansion Pack hace es agregar estos juegos con infinidad de problemas técnicos. Sin siquiera mencionar el hecho de que jugar títulos de Nintendo 64 o Sega Genesis hoy en día no es ningún problema, ya de por sí el valor agregado es casi nulo. ¿Quién tiene tantas ganas de jugar títulos de Nintendo 64 que está dispuesto a pagar ese precio solamente por eso? A diferencia de la competencia, este Expansion Pack ignora por completo la posibilidad de ofrecer beneficios como descuentos (algo en lo que Nintendo siempre fue demasiado avariciosa) o juegos de Switch gratuitos. Para colmo, el Expansion Pack tendrá de manera exclusiva una expansión para el último Animal Crossing. ¿Será este el futuro de los DLC de Nintendo? ¿Pagar por un servicio online paupérrimo en lugar de vender DLCs por separado a precios razonables?

Mirando hacia el futuro de este servicio, uno hasta termina con más preguntas que respuestas. La Nintendo Switch es una consola que ya se acerca a su quinto año de vida, y probablemente no falte mucho para que empiecen a correr rumores sobre una posible nueva generación de Nintendo. Cuando eso pase, es más que seguro que ninguno de estos juegos de Nintendo 64 te sigan con vos en la próxima generación de Nintendo, así como aquellos que compraron estos juegos en la Wii U se ven forzados a pagar nuevamente para poder jugarlos en Switch. Existe gente que realmente tiene muchas ganas de jugar estos títulos en la última consola de Nintendo, y esas personas son las que más perjudicadas se ven por estas movidas porque son las que más terminan pagando.

pluma_nintendo-3.jpg
Hay mejores maneras de jugar Super Mario 64 que pagando $30 dólares.

Hay mejores maneras de jugar Super Mario 64 que pagando $30 dólares.

Quizás lo más triste de todo esto es que en unos días la gente ya se va a olvidar de que todo esto pasó. Nintendo es Nintendo, y al ser una de las compañías que mejor sabe usar la nostalgia de su biblioteca de juegos como arma, suelen tener un pase libre para este tipo de cosas. Probablemente la próxima vez que agregue juegos de Nintendo 64 al servicio, la gente se preguntará si todavía siguen siendo un desastre técnico, se va a reír y quejarse un poco, y luego seguirá como si nada. Al fin y al cabo, Nintendo siempre demuestra estar fuera de sintonía con todo lo que tiene que ver con la internet. Para algunos incluso eso es parte de su encanto, pero dejando pasar estas cosas por alto es lo que hace que nunca cambien. Habrá que ver si la próxima vez que se manden un moco aprenderán la lección o si la gente simplemente va a reaccionar como siempre, argumentando que Nintendo es Nintendo, y nada va a cambiar.

Dejá tu comentario