Opinion

Pluma y Joystick | Love Live y el free-to-play mal hecho

El nuevo juego de Love Live es un ejemplo perfecto de un free-to-play que simplemente no funciona como tal.

Todos tenemos una obra de entretenimiento que en cierta manera nos define. Ya sea un juego, anime, película, serie, libro o cualquier otra cosa, siempre está ese algo que nos hace decir “sin esto, no sería quien soy”. A veces incluso es más de una cosa, porque a lo largo de nuestra vida son varias las experiencias que nos definen. En mi caso, una de esas cosas es Love Live, la ultra popular franquicia japonesa de idols. Después de haber visto el anime me metí todavía más en lo que es la cultura japonesa y Love Live incluso fue el responsable de hacerme probar juegos gacha. Lamentablemente, ahora que por fin llegó a consolas un juego de Love Live no puedo evitar indignarme al ver el espantoso resultado.

El culpable de mi indignación es el recientemente lanzado Love Live! School Idol Festival ~after school ACTIVITY~ Wai-Wai! Home Meeting!!. Para entender qué es este juego y por qué tiene un nombre tan desastrosamente largo, hay que mencionar los previos juegos de Love Live. Love Live! School Idol Festival es el ya legendario juego de ritmo gacha para celulares del año 2013 que introdujo a mucha gente a la serie. Como la escena arcade en Japón siempre se mantuvo en pie (hizo falta una pandemia desastrosa para herirla), en 2016 aquel juego recibió una versión arcade hecha por Square Enix que añadió el subtítulo ~after school ACTIVITY~. Ahora, en marzo de 2021, salió un port de este título en Playstation 4, que a su vez añadió Wai-Wai! Home Meeting!! al nombre. Entonces, este juego de Love Live es simplemente un juego de ritmo, con los aspectos gacha reemplazados por un sistema de progresión diferente.

pluma_lovelive-1.png
Love Live se merece algo mejor que este juego.

Love Live se merece algo mejor que este juego.

Lo que en una primera instancia sonaba como buena idea, en ejecución es un desastre. Un juego arcade, por naturaleza, tiene una estructura y un flujo ligeramente diferente al de un juego de consolas. El diseño del juego arcade en sí está anclado en la idea de pagar cada vez que uno quiera jugarlo, como seguramente uno estará familiarizado gracias a las máquinas de Dance Dance Revolution o cualquier otro juego arcade de ese estilo que haya visto por estos lares. Cuando estos juegos suelen llegar a consolas, obviamente no pueden cobrarle a uno por cada vez que quiere jugar, y por eso llegan simplemente como juegos de ritmo comunes y corrientes. Por el precio de un juego normal, uno tiene en su consola el catálogo entero de canciones y las puede jugar todas las veces que quiera. Este port de Love Live, sin embargo, es la excepción y es ahí donde falla astronómicamente.

Love Live! School Idol Festival ~after school ACTIVITY~ Wai-Wai! Home Meeting!! es un juego free-to-play y como tal necesita algún aspecto para monetizar. Mientras que el School Idol Festival original lo hacía con su aspecto gacha, este juego por alguna razón decidió que la monetización viene por dos caminos: trajes para los personajes y, lo peor de todo, las canciones. En cualquier otro juego de este estilo, incluyendo otros juegos de Love Live, las canciones son desbloqueables. Lo lógico sería entonces que lo que se vende sean los trajes, algo que los fans seguramente querrán comprar. Desafiando esa lógica, en este juego los trajes se pueden desbloquear grindeando o pagando, mientras que las canciones únicamente se consiguen con dinero real. De las 127 canciones que el juego tiene en total, solamente 8 están disponibles de manera gratuita.

pluma_lovelive-2.png
Al menos jugar cinco veces seguidas la misma canción hace que me vaya cada vez mejor.

Al menos jugar cinco veces seguidas la misma canción hace que me vaya cada vez mejor.

El razonamiento detrás de esta decisión es incomprensible, especialmente cuando uno ve los precios que Square Enix pretende cobrar por las canciones. Un pack de tres canciones cuesta alrededor de $9 dólares, precio que por supuesto no está localizado como todo en la Playstation Store. Algunos packs con más canciones tienen precios ligeramente reducidos, pero el promedio siempre es alrededor de $3 dólares por canción. Así, un cálculo rápido dice que comprar las 119 canciones no incluidas costaría alrededor de $350 dólares. El juego más reciente de Hatsune Miku, también un port de arcade, ofrece 220 canciones por solamente $40 dólares. El modelo de monetización de este juego de Love Live es un insulto al free-to-play y a los juegos anteriores de la serie.

Para añadir todavía más sal a la herida, este port deja muchísimo que desear como producto. Los tutoriales son prácticamente inexistentes; la única manera de entender los sistemas del juego es tener la suerte de toparse con la pantalla de cargado que muy de a poco los va explicando. Eso si es que la pantalla de cargado no está tratando de hacerte comprar las canciones que no tenés. Además, al juego se le notan los años en cuanto a los modelos 3D de los personajes. La versión de arcade tiene ya cinco años, y en ese tiempo incluso el anime de Love Live logró crear modelos 3D con muchísimo más detalle y fluidez. Como si eso fuera poco, me he topado con partes de algunos menú que quedaron sin traducir.

pluma_lovelive-3.png
El juego se ve mejor en movimiento que en imágenes, pero tampoco es mucha la diferencia.

El juego se ve mejor en movimiento que en imágenes, pero tampoco es mucha la diferencia.

Sin embargo, lo que más me indigna y pone el clavo final en el ataúd de la monetización es que el juego falla desde el vamos como título free-to-play. Uno podría pensar que al tener que grindear para desbloquear trajes, la idea del juego es hacerte conseguir todos esos trajes lindos que querés ver en otras canciones, y así hacerte gastar plata en canciones. Lamentablemente, por alguna incomprensible razón, no solo las docenas de trajes disponibles requieren muchísimos materiales para desbloquear, sino que algunos materiales solamente se consiguen jugando ciertas canciones. Así, uno ni siquiera puede desbloquear trajes en la versión free-to-play sin comprar canciones. Por más que uno quiera grindear, la gran mayoría de los trajes son imposibles de conseguir sin pagar dinero real, haciendo la idea de comprar trajes completamente redundante.

Yo soy una persona a la que le gusta mucho Love Live, y cuando se anunció este juego el año pasado estaba muy ansioso por jugarlo. Al momento de jugar la parte de ritmo me encanta, y dos de las canciones incluídas en la versión base free-to-play son de mis favoritas. Así y todo no puedo evitar sentirme indignado, insultado y ofendido por el descaro de este producto. Como alguien que disfruta de varios títulos free-to-play y siempre suele recomendar muchos juegos de este estilo, me parece una vergüenza que este juego embarre la reputación de este modelo de tal manera. Love Live! School Idol Festival ~after school ACTIVITY~ Wai-Wai! Home Meeting!! debería ser un éxito pero en cambio va a ser un fracaso, producto de la avaricia de un free-to-play mal hecho.

Dejá tu comentario