Opinion

Pluma y Joystick | Genshin Impact, un año después

Lo que debería ser un momento de celebración para uno de los juegos más grandes del 2020 se convirtió en un día lleno de furia.

El 28 de septiembre de 2020 salía Genshin Impact, juego que previamente no tenía mucha presencia en el “mainstream” pero que luego de su lanzamiento definitivamente parecía que venía listo para conquistar el mundo del gaming. Desde esa fecha que todos los días he jugado al menos un poco de Genshin Impact. Ya sea 15 minutos para completar mis comisiones diarias o quizás horas explorando el mapa del juego, a estas alturas tengo más de 365 días jugados. Este aniversario de uno de los juegos más grandes del año pasado debería ser motivo de celebración, pero lamentablemente el estudio chino Mihoyo manejo el evento de manera tan pésima que probablemente sea el peor aniversario de un juego gacha que haya visto.

Antes de empezar a hablar de lo negativo, me parece importante hablar de las cosas que Genshin Impact hizo bien en este año que pasó. No creo que nadie pueda negar que Genshin Impact es uno de los juegos con estética anime más hermosos de los últimos tiempos, y que el mundo del juego es increíble. El mapa de Teyvat es enorme y está lleno de lugares que valen la pena explorar, incluso teniendo en cuenta que todavía faltan muchas más regiones que serán agregadas a futuro. Inazuma, la región más reciente, es una maravilla, y perderse en esa área porque uno se distrae con cosas interesantes que encuentra es una sensación que no cualquier juego logra transmitir de manera tan eficaz.

pluma_genshin-1.jpg
El arte del juego es realmente impresionante.

El arte del juego es realmente impresionante.

La historia del juego también es digna de elogios. Con un mundo tan vasto puede llegar a ser complicado construir una mitología interesante, pero Genshin Impact pareciera hacerlo casi sin esfuerzo. Todos los dioses, nuevos y antiguos, reinos olvidados, organizaciones en conflicto y más, le agregan vida al mundo de este juego. Quizás algunos jugadores no estén tan de acuerdo y piensen que la calidad de la historia en sí deja un poco que desear, pero al menos yo vengo disfrutando cada momento. Con cada nueva historia que llega a su fin me encuentro esperando con ansias la siguiente, simplemente porque quiero más y me muero de ganas por saber hacia dónde va a ir la historia. En este aspecto, todavía le queda mucho por delante a Genshin Impact y lo que hay hasta ahora promete que el futuro será igual o más interesante.

Lamentablemente, no todo es color de rosa en este juego y en este año que pasó muchos problemas plagaron Genshin Impact, varios de los cuales todavía siguen afectándolo el día de hoy. Tomando justamente la historia y el mundo del juego como ejemplo, Inazuma es la tercera región principal y la única que se añadió después del lanzamiento del juego, llegando recién en julio de este año. Para muchos esto es demasiado tiempo, y es algo entendible; desde el lanzamiento de Genshin Impact sabíamos que la siguiente parada en el viaje de nuestro personaje era Inazuma, pero nadie esperaba que tardase tanto en llegar. De por sí la espera no es algo inherentemente malo, pero el verdadero problema está en la falta de comunicación por parte de Mihoyo, y es eso a lo que uno puede apuntar como la raíz de todos los defectos de Genshin Impact.

pluma_genshin-2.jpg
Inazuma se hizo esperar demasiado tiempo.

Inazuma se hizo esperar demasiado tiempo.

Durante este año que pasó, el juego ofrecía ocasionalmente encuestas donde los jugadores podían expresar qué problemas tenían con el juego o qué cosas debían mejorar. Al principio parecía que Mihoyo escuchaba las quejas de los jugadores, ya que las dos primeras grandes actualizaciones trajeron cambios que muchos jugadores pidieron, al mismo tiempo que el estudio comentaba en líneas generales qué podíamos esperar del juego a futuro. Antes de la primera actualización ya teníamos una idea del contenido que llegaría al juego desde octubre hasta febrero, como el fin de la historia de la región de Liyue, la expansión de Dragonspine y el festival celebrando el año nuevo chino. Sin embargo, por alguna razón Mihoyo dejó hacer menciones sobre futuro contenido, lo que llevó a la comunidad entera a depender de filtraciones.

Estas filtraciones trataban de llenar el silencio que dejó Mihoyo, haciéndole saber a la gente qué personajes llegarían al juego a futuro, qué clase de contenido podríamos esperar y mucho más. En un juego donde conseguir personajes nuevos puede involucrar dinero real, contar con información sobre lo que se viene es clave para planear cómo disfrutar el juego de la manera más económica posible. Mihoyo no solamente dejó de brindar esta información, sino que desde hace tiempo trata de perseguir legalmente a la gente que la filtra. Como si ese silencio y la actitud indiferente hacia los jugadores que simplemente buscan cuidar su bolsillo no fuese suficiente, en este aniversario todos los problemas del juego se condensaron hasta que finalmente explotaron en rabia que dejó a la comunidad del juego dividida.

pluma_genshin-3.jpg
Xinyan llegó al juego en diciembre y al día de hoy su habilidad especial tiene chance de no funcionar sin motivo alguno.

Xinyan llegó al juego en diciembre y al día de hoy su habilidad especial tiene chance de no funcionar sin motivo alguno.

Cuando se trata de gachas, los aniversarios siempre suelen tener dos objetivos: celebrar el tiempo invertido por los jugadores viejos y atraer a jugadores nuevos. El primer aniversario de Genshin Impact no consiguió ninguna de las dos cosas. Por un lado, las recompensas ofrecidas por Mihoyo para celebrar fueron desde irrisorias hasta insultantes, como la posibilidad de conseguir más monedas del juego cuando uno gasta dinero real, o la chance de ganar premios por crear fanart y promocionar el juego en redes sociales. Por el otro, el silencio antes las quejas sobre estos “premios” resaltó la idea de que Mihoyo no escucha a su público: hay personajes afectados por bugs que impactan sus habilidades desde el primer día, y por más que la gente lo mencione en dichas encuestas todavía siguen sin ser arreglados. Sin embargo, cuando se encuentra un bug que permite a los jugadores tener más poder del que deberían, es arreglado lo más rápido posible.

En este momento la comunidad de Genshin Impact está en llamas, a tal punto que miles de usuarios están dejando reviews negativas del juego en las diferentes Play Stores mientras que Mihoyo busca combatirlas eliminándolas en lugar de reconocer los problemas que causaron esta situación. Desde hace tiempo que tenía planeado escribir algo especial para el aniversario de Genshin Impact, pero no imaginaba que esta iba a ser la situación con la que me iba a topar. La realidad es que a simple vista el juego pareciera estar bien, pero mientras más profundo uno se mete, más problemas encuentra. Todas las quejas que tiene la comunidad son válidas, y algunos argumentan que lo único que hará que la cosa cambie es la llegada de algún competidor que ponga en peligro los miles de millones que recauda Genshin Impact. Será cuestión de ver qué depara el futuro, pero sinceramente espero que el segundo año del juego sea mucho mejor que el primero.

Dejá tu comentario