Opinion

Pluma y Joystick | Elden Ring y el poder de la comunidad

La comunidad de Elden Ring tiene un nuevo héroe, algo bastante interesante para una serie con un online casi polémico.

Desde que el gaming logró integrarse con la Internet de manera que jugar con desconocidos online se volvió algo que requiere cero esfuerzo, aprendimos muchísimo sobre lo que implica interactuar con gente online. Las experiencias de cada persona pueden llegar a ser altamente diferentes, y qué tan amigable o no sea un grupo de personas online tiene mucho que ver con la comunidad en sí del juego al que pertenecen. Hay juegos que, quizás sin intención, fomentan comunidades tóxicas, mientras que otros pueden hacer alardes de comunidades muy amigables. Quizás el caso más curioso sea el de los juegos de From Software, y específicamente lo que viene pasando con Elden Ring es un ejemplo perfecto de ello.

Elden Ring es un éxito total y no hay duda de ello. Como tal, muchas más personas están experimentando por primera vez este estilo de juego tan propio de From Software, que casi puede clasificarse como un género en sí mismo bajo el nombre de “Souls-like”. Estos juegos, por diseño, no son del todo fáciles, y muchos de estos nuevos jugadores pueden encontrarse con problemas para avanzar. Por suerte, los sistemas online de Elden Ring, a pesar de ser tan obtusos como los del resto de la serie, están para darle una mano a aquellos que la necesitan: uno puede invocar otros jugadores para que lo ayuden con áreas o jefes especialmente complicados. Si bien algunos insisten que esto es un sacrilegio y que jugar invocando a otros jugadores es un insulto a la dificultad del juego, la opción está ahí para los que quieran usarla.

pluma_elden-1.jpg
Con solamente verla ya te das cuenta que va a ser un jefe difícil de derrotar.

Con solamente verla ya te das cuenta que va a ser un jefe difícil de derrotar.

Es así que surgió un héroe en la comunidad de Elden Ring. Un jugador que estaba teniendo problemas para derrotar al jefe opcional más difícil del juego decidió invocar a una persona que tenía un nombre muy peculiar: “Let me solo her”, que traducido significa “dejame derrotarla solo”. Dicho y hecho, este ayudante venció al jefe sin ayuda, mientras que el host del juego simplemente miraba. Si bien lamentablemente no quedó evidencia en video, el jugador que invocó a Let me solo her escribió un post en Reddit detallando la pelea y agradeciéndole a este héroe misterioso. Al poco tiempo, Let me solo her apareció con su propio canal de Youtube, donde subió videos de sus hazañas ayudando a otros jugadores, y la leyenda de este héroe empezó a ganar más y más notoriedad.

Así, Let me solo her se convirtió en un ícono de Elden Ring, a tal punto que la comunidad lo inmortalizó de varias maneras. Más allá de los artículos en sitios web que detallan este encuentro, Let me solo her tiene desde fanart mostrando su peculiar atuendo hasta incluso un mod que reemplaza ciertos espíritus por Let me solo her para que los jugadores puedan invocarlo (o al menos a una versión “falsa”) cuando quieran y donde quieran. Let me solo her se volvió tan influencial en la comunidad de Elden Ring que hasta existe gente tratando de personificarlo con su mismo atuendo y habilidades, o hasta incluso el jugador ha inspirado a otra gente para hacer cosas similares, como Let me solo him, que de manera similar busca ayudar a la gente con otro jefe diferente.

pluma_elden-2.png
El mundo de Elden Ring es demasiado grande como para estar siempre solo.

El mundo de Elden Ring es demasiado grande como para estar siempre solo.

Let me solo her es la personificación perfecta del lado bueno de una comunidad online. Si bien este tipo de acciones, que implican ayudar a completos desconocidos en un juego online, no son algo nuevo, sí son especialmente notorias en juegos como los de From Software. Desde Demon’s Souls hasta Elden Ring, los sistemas online de From Software son realmente confusos, a tal punto que uno ya no sabe si es algo intencional o no. Así y todo, que un jugador esté dispuesto a ofrecer su tiempo simplemente para ayudar a otros con una pelea difícil no hace más que hablar bien de la comunidad. Que la reacción de la gente haya sido inmortalizar a la leyenda simplemente refuerza esta idea; lo esperable hubiese sido que estas acciones fueran rechazadas por “hacer el juego más fácil” para otra gente.

Y es que, realmente, la comunidad de los juegos de From Software no tiene exactamente la mejor reputación. La frase despectiva “git gud” existe desde hace muchos años, pero se popularizó al extremo con el venir de los juegos de From Software y su comunidad que insiste que si a alguien le resulta difícil el juego, el problema es el jugador y no el juego en sí. Incluso los sistemas online de estos juegos son usados para “trollear” a otros jugadores: desde mensajes engañosos que llevan a la muerte de quienes deciden confiar en ellos, hasta gente que se dedica a invadir a otros jugadores simplemente para matarlos. Allá en los días de Demon’s Souls, el peor de los juegos para aquellos que eran invadidos, un jugador infame con el nombre de Potato_Marshall se dedicaba a invadir streamers con una lanza que reducía la durabilidad del equipamiento del oponente y un hechizo que directamente les robaba niveles. No por nada este tipo de tácticas no volvieron a aparecer en ningún otro juego de la serie.

pluma_elden-3.jpg
Demon's Souls tiene una postura frente a las invasiones que ningún otro juego de la serie tiene.

Demon's Souls tiene una postura frente a las invasiones que ningún otro juego de la serie tiene.

Let me solo her, sin embargo, es una excelente muestra del poder positivo que una comunidad online puede tener. Si previo a Elden Ring uno me preguntaba con qué relacionaba la experiencia online de los juegos de From Software, la respuesta iba a ser con gente como Potato_Marshall que se dedicaba a hacerte la vida imposible por placer. Sin embargo, gracias a este héroe de Elden Ring uno puede realmente darse cuenta de que no todo es malo en este tipo de ambientes online. Siempre van a existir personas que disfrutan haciendo sufrir a los demás, escudados bajo la anonimidad que caracteriza a este tipo de ambientes. Así y todo, la realidad es que también siempre va a existir gente dispuesta a dar una mano, y ese tipo de gente es la que hace que una comunidad online sea vista con buenos ojos.

Dejá tu comentario