Opinion

Bajo la Lupa | Microsoft puso en jaque todo el plan de PlayStation con un simple anuncio

El lanzamiento que para PlayStation debía ser una brisa, lentamente se convierte en pesadilla en la recta final.

Para finales de 2020 PlayStation tenía un plan. Un plan sólido y firme para empezar esta nueva generación con el pie derecho. Y después de la debacle que fueron los primeros años de PlayStation 3, y la recuperación cual fénix de los últimos —que eventualmente se extendió al ciclo entero de PlayStation 4—, de seguro sentían que lo merecían. Pero ahora está todo arruinado. Microsoft hizo su jugada maestra, y lo más probable es que a PlayStation le termine doliendo en la peor parte, la billetera.

Desde un principio PlayStation tenía planificado cobrar su consola $599, un precio elevado, pero no inédito para la Gran S. Mientras que no hay confirmación oficial de esto, la demora del anuncio no se debía únicamente a la Pandemia. Aunque el lanzamiento de la nueva generación estuvo en duda por un momento, ninguna de las dos compañías tenía serias intenciones de demorar el lanzamiento. Una vez que se revelaron su aspecto y propiedades, ahí empezó una silenciosa batalla de paciencia, a ver cuál de las dos compañías aguantaba más tiempo sin decir el precio final. Microsoft porque, cueste lo que cueste, quería cerrar debajo del precio final de PlayStation, y ellos por su parte, querían poder ponerle el precio que tenían en mente, con el menor escándalo posible.

imagen.png
Los primeros ofrecimientos de Sony para la Próxima Generación: dos versiones de PlayStation 5.  

Los primeros ofrecimientos de Sony para la Próxima Generación: dos versiones de PlayStation 5.

Durante el último tiempo, Microsoft estuvo cultivando su imagen de ‘Comprá en Nuestro Ecosistema y Jugá Donde Quieras’. Pero mientras que esta fue una imagen que Xbox tuvo que construir en los últimos años, el mensaje de PlayStation es mucho más coherente con sus últimos años: No somos la opción más barata, pero somos la que ofrece las experiencias más singulares. Sin dudas Nintendo tendría algo que decir al respecto, pero en la batalla de Microsoft vs Sony, PlayStation es quien ha mantenido la vara alta en juegos exclusivos, mientras que Xbox parece cada vez alejarse más de ese concepto. Aunque si nos guiamos por los últimos estudios que compraron, dejan un mensaje claro: Todavía estamos en pelea.

Al final parece que ambas compañías van al todo por el todo. Esta Nueva Generación ya tiene luz verde para arrancar su camino en 2020, a pesar de todas las complicaciones y costos extra que provocó la Pandemia, y nosotros seguimos pegados al monitor, mientras ellos se debaten el costo de nuestra salvación.

The Edge - Play Has No Limits | PlayStation

Lo que se decía detrás de escena era que Microsoft estaba dispuesto a esperar hasta el último momento a que PlayStation anuncie su precio para, sea como sea, estar debajo de esa línea. Pero en las oficinas de Sony la estaban jugando tan cautelosamente que podría verse como que Microsoft se hartó del juego, y decidió ponerlos en jaque. Con la información “filtrada” de que la Xbox Series X llegaría a tiendas por $499, Microsoft dejó clara su postura. Ahora PlayStation deberá decidir su precio. El original, $100 dólares sobre la competencia, o igualar la apuesta, que es lo que querían evitar desde un principio. Porque más allá de que de 2015 a 2019 vendieron más de 94 millones de PlayStation 4, ese mismo año el valor de Sony cayó un 8.1%, de un año a otro, en parte por la baja demanda de su consola, que ya la tenía prácticamente todo el mundo.

Es en parte por eso que la PlayStation 5 no puede ir a pérdida. Por eso quieren mantener el precio alto. Pero esta jugada también pone a prueba toda la buena fé que PlayStation estuvo acumulando con su última consola. Pero ahora, esta transición que debía haber sido positiva, ahora parece una moneda que puede caer de cualquier lado.

imagen.png
Microsoft presenta a las hermanas Xbox Series, la próxima generación de Xbox.

Microsoft presenta a las hermanas Xbox Series, la próxima generación de Xbox.

Pero eso no es todo. Si fuera así, las cosas no serían tan lúgubres en las oficinas de Sony. Ese mismo día salió otra noticia que la mayoría esperaba hace meses. Probablemente el secreto peor guardado de estos últimos años en Microsoft, el proyecto Lockhart fue un nombre que se pasó muchísimo en los últimos años, y nunca parecía materializarse. Y justo cuando el rumor se estaba poniendo un poquito rancio, terminó siendo el arma secreta de Microsoft, el golpe que realmente hizo contacto y cortó al campeón reinante. La Xbox Series S, una consola con una capacidad de procesamiento similar a la Series X, pero sin lectora de Bluray, sin soporte para 4K y 60% más pequeña que su hermana mayor por tan solo $299.

Aunque en este futuro La conocida Guerra de Consolas está pasada de moda, eso no quita que esta guerra este muy interesante. Hoy por hoy existen rumores de una tercera consola de Microsoft en el horizonte: La Xbox Series V. Este sería el código Edinburgh, que vendría a ser una Series X puramente digital, cubriendo así todo el espectro de posibilidades en la nueva generación. Esa es toda la información que existe actualmente y toda la que necesitamos, pero aún así, el resultado final es todavía una incógnita. Una equis cuyo valor tendrá respuesta este miércoles 16 de septiembre, cuando en su más reciente evento, además de mostrar nuevos juegos y videos, seguramente revelarán el precio final de la PlayStation 5.

Dejá tu comentario