Análisis
2K

ANÁLISIS | PGA Tour 2K21 es un birdie en par 5

PGA Tour 2K21 es el primer juego oficial de la competición de golf más famosa después de la era de EA, pero sus trucos vienen aprendidos de antaño.

Tiger Woods no fue el único con inconvenientes: EA Sports también los tuvo, y prueba de ello fue la decadencia con la que cerró el ciclo de juegos del PGA Tour centrados en uno de los mejores golfistas de todos los tiempos, para luego albergar nuevas caras e incluso crossovers con Battlefield -sí, tal cual lo leen. Rory McIlroy PGA Tour fue la última creación de EA publicada en el año 2015, poniendo fin a una seguidilla de veinticinco años de exclusividad de licencia que ha tenido grandes exponentes, pero también juegos que ponían un porta avión de guerra en el medio del fairway o nos invitaban a experimentar bizarros viajes en el tiempo para jugar contra un Tiger Woods del pasado.

Mientras esto ocurría, HB Studios-compañía de amplia trayectoria en la producción de juegos deportivos- lanzó en 2014 The Golf Club, un título que ofrecía a los amantes del golf todo aquello que los juegos de Tiger Woods habían dejado de tener: una experiencia de golf realista, legítima. Sin ningún tipo de licencias oficiales de ninguna clase -ni canchas, ni torneos, ni jugadores ni indumentaria- The Golf Club se volvió rápidamente un suceso por su forma de entender el golf y sintetizarlo en pantalla pero más importante todavía, en nuestras manos a través del mouse y teclado, o el pad, claro está. Jugarlo no se sentía como nada hasta ese momento.

PGA Tour 2K21 - Official Announcement Trailer

Y este dato es clave para entender por qué PGA Tour 2K21 resulta tan efectivo en todo lo que se propone: porque condensa la experiencia de HB Studios obtenida en sus tres títulos previos dedicados al golf. Es cierto que es el segundo que publican bajo el ala de 2K, pero es el primero en convertirse oficialmente en un juego de PGA y también de formar parte de la familia de juegos deportivos que llevan justamente el prefijo de “2K” que, salvo algunas excepciones, es sinónimo de calidad. Así entonces, PGA Tour 2K21 ofrece como atractivo principal la posibilidad de poder experimentar un entorno de alta competición a través de 32 circuitos -donde 15 son oficiales- además de la presencia de luminarias del golf profesional como Justin Thomas, Jim Furyk o Patrick Reed, entre un total de 12 jugadores oficiales que van a compartir la tabla de puntuación en todo momento.

Esto lo vamos a experimentar a través de la estrella de esta entrega, que es el Modo Carrera. Creamos nuestro golfista y saltamos a una serie de temporadas que nos llevan a caminar los fairways y greens de los circuitos oficiales, recreados con un nivel de detalle pasmoso, casi maniático diría, aportando una sensación de realismo inusitada en un juego de este nivel. Lo mejor es que lo mismo podemos decir de aquellos circuitos creados por HB Studios, que se ven y se sienten maravillosamente bien. Sin embargo, es en la dinámica de la competencia donde vemos los brillos de este modo de juego, donde forjaremos rivalidad con los profesionales que compiten con nosotros; donde podremos cumplir objetivos para obtener el apoyo de marcas de indumentaria y equipo profesional. Sí: Taylormade, Callaway Golf, Adidas, Polo y muchos más están ahí para aportar ropa, guantes, zapatos, juegos de palos y más. En las dificultades menos elevadas estos objetos son cosméticos, pero en el modo Profesional en adelante, podremos deleitarnos con cómo cada uno de los palos aporta características únicas que posibilitan distintas opciones de juego.

image.png

Porque lo mejor que tiene PGA Tour 2K21 es cómo se juega. Al tratarse de un simulador, nos demandará una precisión endemoniada para calcular cada uno de nuestros tiros, considerando el punto de ataque de la pelota, el terreno en el que estamos situados, las condiciones climáticas, el ángulo con el que vamos a pegar. El estilo de swing al que la serie de The Golf Club nos tiene acostumbrados cambió por uno engañosamente más permisivo, pero que requiere estudiar el timing del swing: en especial cuando preparamos la fuerza hacia atrás -backswing-. El movimiento debe ser preciso, gentil, fino, para poder impactar con éxito. PGA Tour 2K21 incluye además una enorme cantidad de tipos de golpes: más de seis tipos para afrontar distintas situaciones de juego, lo cual dota a la jugabilidad de una profundidad absoluta.

Pero no es necesario que seas un erudito del golf para disfrutarlo. El gran acierto de PGA Tour 2K21 es que incluye seis modos de dificultad distintos, todos con parámetros personalizables, con los que podrías, en caso de desearlo, quitar por completo la mecánica del swing preciso, para disfrutar sin más del deporte recorriendo cada uno de sus preciosos circuitos. Sin embargo, jugar en profesional es casi obligatorio, puesto que es el nivel que PGA Tour 2K21 requiere de vos en caso de que quieras formar parte de las estupendas competiciones online. Tu perfil retendrá el nivel de handicap y demás telemetría de tu performance para emparejar a tus rivales, por lo que cada cosa que hagas dentro del juego, cuenta.

Uno de los temores más grandes que tenía de cara a este juego era la intrusión de las mecánicas que tienen como objetivo sacarte un poco más de plata de la billetera: un flagelo que todavía asola a la serie entera de NBA 2K. Por fortuna, si bien podemos comprar monedas con dinero real, lo cierto es que no hay nada realmente obligatorio ni forzado, es más, todo podemos comprarlo compitiendo y ganando partidos. Ayuda muchísimo que ninguno de los elementos disponibles en la tienda impliquen un grindeo excesivo: los precios se sienten razonables.

image.png

Técnicamente no es una maravilla, pero lo que tiene para mostrarnos tiene momentos de brillo absoluto. Factores climáticos, la iluminación global, lo frondoso de la vegetación son sólo algunos de los puntos que definen un título estéticamente agraciado, realizado con mucha dedicación. La presentación es completamente televisiva: la música funcional, la información en pantalla, o mismo las intervenciones en donde vemos a los profesionales realizar un buen tiro durante su ronda, algo que si alguna vez vieron cómo están dirigidas las transmisiones de los torneos de golf oficiales, sabrán reconocer. El sonido también tiene una dirección altamente satisfactoria, con la reacción del público, los ruidos de ambiente, la fauna o el rumor de las calles circundantes en ciertos circuitos.

Donde se pierde un poco la magia es con los comentarios: al principio son sumamente acertados y poseen frescura, pero tras un par de horas de juego caemos en cuenta que son demasiado esquemáticos, desperdiciando así el talento de Luke Elvy y Rich Beem, veteranos ellos de FOX Sports y CBS News. Otro detalle no menor es que, puesto que el juego está focalizado en nuestra carrera como golfistas, no hay forma de jugar con ninguno de los profesionales que integran el plantel del juego, algo a lo que los viejos títulos de Tiger Woods nos tenían acostumbrados. Siguiendo con lo negativo, el pasto largo sigue siendo incomprensiblemente punitivo. Si fallamos el tiro al fairway nos veremos en auténticos problemas, ya que en este punto, salir del pasto largo es una tarea titánica.

Es realmente llamativo, ya que PGA Tour 2K21 hace un uso muy particular de los palos híbridos dentro del armado de cada bolsa con la que competimos. Estos palos tienen la particularidad de ofrecer una solución ideal para estas situaciones y así y todo, se muestran poco efectivos en el rough, a un punto que no se siente verosímil. Evidentemente, la idea es siempre pegarle al fairway, pero semejante castigo nos quita las ganas de arriesgarnos con tiros más difíciles para adoptar una postura más bien conservadora. Puesto que cada competición afecta nuestra tarjeta como jugadores, no estamos hablando de algo menor.

image.png

Y esto es lo poco que hay para achacarle a PGA Tour 2K21: nos encontramos con un juego refrescante y redondo; un digno representante del golf y un estupendo juego deportivo. Más allá de las pequeñas imperfecciones, tal vez su peor pecado es lo familiar que se siente para aquellos que venimos jugando The Golf Club con regularidad. Con el cambio de la marca y la licencia oficial se esperaba un poco más riesgo pero también es entendible la decisión de no arreglar lo que no está roto, sino expandir la oferta con las bondades de las licencias oficiales. De esta manera, este nuevo juego oficial de PGA Tour bajo el ala de 2K camina la cancha empezando con el pie derecho, con espacio para mejorar todavía más.

Embed

PGA TOUR 2K21

21/08/2020 (PC, PS4, XBOX ONE, SWITCH, STADIA)
8.0

Jugué PGA Tour 2K21 por más de 20 horas, completando dos temporadas en paralelo, puesto que lo jugué en PC como también en su versión de Nintendo Switch, la cual vale aclarar, es muy digna en todo sentido.

Dejá tu comentario