Análisis

ANÁLISIS | Out of Line: cuando con el arte no alcanza

Nerd Monkeys nos trae Out of Line que, de corta duración y una confusa historia, nos deleita con un arte visual y música espectaculares.

Mientras jugaba Out of Line, varias preguntas se me vinieron a la cabeza y no creo haber encontrado respuesta para ninguna de ellas, porque por un lado parece querer contar una historia ligada a la constante evolución de las máquinas al punto que seremos nosotros quienes estemos a su merced pero, por otro lado, hace hincapié en que la naturaleza va a subsistir ante tanto avance tecnológico y que la unión entre las personas es más fuerte que cualquier garra mecánica maldita que quiera matarte. Lo que sí me quedó en claro es que es un juego de aventuras con puzzles bastantes sencillos de resolver.

Nerd Monkeys junto a Hatinh Interactive nos brindan una muy linda pero corta experiencia, con algunos puzzles a resolver y un arte visual espectacular.

Out of Line Launch_Trailer (PC)

Nuestro protagonista se llama San quien debe escapar de unas garras mecánicas que quieren matarlo en la Fábrica que alguna vez fue su casa, para lograr su huida, va a contar con otros como él que serán de ayuda momentánea para llegar a una plataforma en particular o hacernos ver cómo funciona un sistema dentro del juego para que lo repliquemos cuando sea necesario.

Sin saber por qué motivo, un cubo amarillo nos revolotea como indicando que es un aliado y que quiere ayudarnos con nuestra fuga de la fábrica maldita. Nos brinda su ayuda convirtiéndose en una lanza que San irá arrojando o utilizando a modo de palanca en algunos interruptores. Esta lanza nos será de ayuda cuando tengamos que llegar a plataformas un poco elevadas o cuando tengamos que activar un mecanismo, pero no nos sirve para atacar a nadie. A medida que vamos escapando también vamos recuperando unos cubos azules que forman parte de un árbol, muy parecido en el diseño y modelo a los que te dan un nuevo skill en Ori, que solamente están para ser coleccionados y tener un logro al final de haber encontrado todos los cubos, o sea, no aportan en nada a lo que es la historia que pretenden contar.

imagen_1_outofline.jpg
Es con esos murales que nos van contando la historia, mientras que San se preocupa en escapar.

Es con esos murales que nos van contando la historia, mientras que San se preocupa en escapar.

La historia principal de Out of Line podes tardar en completar unas 2 o 3 horas por reloj, o sea, una sola sesión de juego y listo, probablemente si querés encontrar todos los cubos azules puede que apenas roces las 4 horas y no mucho más. Encontrar estos cubos es fácil porque cuando estas cerca de uno, que normalmente están escondidos, aparecen volando los que ya juntaste para indicar que el que tengas que encontrar anda por ahí.

La mayoría de los puzzles son fáciles, algunos bastante fáciles, al punto que muchas veces lo que más se me dificultó fue el saber a qué altura tenía que clavar la lanza y desde qué distancia debía arrojarla para usarla como una plataforma, como las sopapas en Quackshot, porque San a veces salta tan alto como una piedra. Esto, sumado a algunos bugs que me hicieron tener que salir al menú y volver a la partida fue de lo más molesto durante las horas de juego, además de la caída de frames que a veces tenía que hacían que el juego vaya un poco más lento (aunque pueda ser un problema de la versión que probé que del juego en sí).

Todo lo que es arte del juego es bellísimo, ver todo dibujado a mano me parece fascinante y es muy destacable el trabajo que han hecho desde este punto, al igual que con la música que acompaña perfectamente todos y cada uno de las ambientaciones que se van proponiendo en la pantalla.

imagen_2_outofline.jpg
El arte para cada etapa es un lujo, los puzzles son fáciles aunque alguno te puede complicar un poco más que otro.

El arte para cada etapa es un lujo, los puzzles son fáciles aunque alguno te puede complicar un poco más que otro.

En ciertos aspectos, como el arte visual, Out of Line es excelente pero deja que desear en el resto de los apartados, por ejemplo con los bugs como que te desaparezca de la nada la lanza amarilla y tengas que reiniciar el juego para no quedarte atascado en un puzzle o la caída de frames. No es un problema en sí, porque lo considero como una opción de narrativa distinta, pero muchas veces pasan desapercibidas las pinturas en el fondo con las que nos van contando la historia.

Out of Line es un juego más de aventuras con puzzles que, obviamente, no viene a cambiar la fórmula, solamente agrega una lanza como ayuda y nada más. Me hubiese encantado que ofreciera algo más, aunque sea un narrador como para complementar la historia contada desde las imágenes porque se pierde muy rápido la idea, además de mejorar varios puzzles. Aunque falle en algunas cosas, si sos fanático del género, dale una chance y tratemos de entender juntos qué quisieron contarnos.

Embed

OUT OF LINE

23/06/2021 (PC, PS4, XONE, SWITCH)
5.5

La historia principal me llevó unas 3 horas nada más, y me faltó por agarrar uno solo de los cubos azules. Se probó en PC (Ryzen 5 3600, 16Gb RAM, GTX 970) y tuve algunas caídas de frames. El código fue cedido por las distribuidora.

Dejá tu comentario