Análisis

ANÁLISIS | Othercide es retorcido y refrescante

Mezclando la táctica por turnos, con grandes rasgos de RPG, Lightbulb Crew nos trae Othercide que, por ahora, es el mejor juego de táctica por turnos del año.

En los últimos años, en cuanto al género de táctica por turnos, no veíamos una gran diferencia entre los lanzamientos que se iban sucediendo en el tiempo, al punto de sentir que absolutamente todos eran un clon de XCOM o, como se hacía en la escuela, copiar el trabajo de otro pero cambiando las palabras. Cautivador e intrigante desde el inicio, Othercide propone algo distinto, diferente a todo lo que se estaba viendo, y sabe sobrellevar las limitaciones propias del género.

Con un estilo visual impactante, mezclando criaturas demoníacas y criaturas con las máscaras típicas de los doctores de la Peste Negra, debemos defender el Velo que poco a poco está siendo corrompido por el Elegido, a quien el Sufrimiento lo convirtió en un ser de poder inigualable.

Othercide - Launch Trailer

El primer gran cambio de los muchos que presenta Othercide con otros juegos del estilo, se ve en los personajes con los que vamos a jugar, porque nuestro ejército va a estar compuesto en su totalidad por personajes femeninos llamadas las Hijas, de quienes tomamos el control luego de ver el sacrificio de la Madre al enfrentarse contra el Elegido, que nos lo muestran en el tutorial. Es también en el tutorial, donde nos explican cómo funciona una de las mecánicas más importantes del juego que es la línea de tiempo, para saber en qué momento actúa cada personaje en el mapa según la iniciativa que tengan.

Las Hijas tienen 3 estilos de combate bien definidos, cada uno con su ventajas y desventajas, para poder atravesar cada uno de los objetivos que vayamos a afrontar. Por un lado, vamos a tener el estilo más defensivo de las Hijas que es “Portadora del escudo”, una suerte de tanque con muchos puntos de salud y mucha armadura, con habilidades especiales defensivas (en su mayoría) que nos van a permitir proteger a las otras que conformen nuestro equipo. Por otro lado, la “Maestra Afilada” quien ocupará el rol de dps melé (o cuerpo a cuerpo) con ataques devastadores y mucha evasión de golpes, que se complementan con las habilidades especiales que son en su mayoría de ataques sorpresa. Y, por último, la “Guardiana de almas” quien será la dps a distancia, a quien dependiendo de las habilidades que vayamos ganando, vamos a poder utilizarla para matar enemigos rápidamente mientras nos mantenemos alejados de la acción o para proteger al resto del equipo con habilidades de interrupción.

othercide_01.jpg
Cada una de las Hijas en Othercide va a cumplir con un rol específico según la clase que elijamos

Cada una de las Hijas en Othercide va a cumplir con un rol específico según la clase que elijamos

Por cada misión vamos a conseguir puntos de experiencia para cada una de nuestras Hijas, además de conseguir esquirlas y vitae, que obviamente a cuanta mayor sea la dificultad de la misión elegida, mayores serán estas recompensas. Con las esquirlas vamos a poder activar reminiscencias, que son modificadores permanentes que vamos desbloqueando al cumplir ciertos objetivos como, por ejemplo, matar a cierta cantidad de enemigos. Con la vitae (vida en latín) vamos a poder germinar -reclutar- a nuevas Hijas, además de poder equiparles recuerdos -modificadores de daño o reducción de armadura- a las habilidades que tengamos disponibles.

La campaña en Othercide tiene un sistema de progresión pocas veces vista en los juegos de táctica por turnos, y es el modo clásico de un juego roguelike, donde a grandes rasgos perder es avanzar. Una vez que todas nuestras Hijas mueren, lo único que nos queda por hacer es volver a empezar, ganando una buena cantidad de esquirlas para invertir en las reminiscencias desbloqueadas.

othercide_campaña.jpg
La campaña va a estar dividida en varias instancias, pero al séptimo día debemos enfrentarnos al jefe final si o si.

La campaña va a estar dividida en varias instancias, pero al séptimo día debemos enfrentarnos al jefe final si o si.

Al principio del tutorial, nos dan una idea de lo que el juego pretende hacernos entender, y es que tanto el sacrificio como la muerte tienen su recompensa. En Othercide no existe otra forma de curar a las Hijas que no sea mediante el sacrificio de otra de ellas, es decir, matar a una para curar a la otra, y parte del alma de la que fue sacrificada se verá reflejada en la que curamos con algún boost específico, como más daño o más puntos de salud, que será un rasgo de ese personaje. Esta forma de curar nos hace pensar en quién de las que tenemos disponibles vamos a sacrificar para bufear a otra Hija, porque debe hacerse con una hija que tenga el mismo nivel o más alto de la que vayamos a curar, es decir, como todo sacrificio, tiene un peso realmente importante.

Las diferentes sinapsis -las batallas que debemos jugar para ganar experiencia- son bastante rápidas y fáciles de resolver, porque no son más que las típicas peleas de farmeo de experiencia y vitae para mejorar a nuestros personajes, pero si no sos de jugar este tipo de juegos, puede que en algún que otro momento te veas en aprietos sobre todo con los jefes finales de cada una de las etapas de la campaña. Los jefes, que en total son 4, son una mezcla perfecta entre un puzzle a resolver y un desafío táctico, con un diseño realmente aterrador, donde si no tenemos a nuestro equipo en buenas condiciones es cuestión de solo en un par de turnos haber perdido, sin siquiera haberle hecho algo de daño.

othercide_sacrificio.jpg
Sacrificar a una de las Hijas para curar a otra de ella es de las decisiones más difíciles en Othercide

Sacrificar a una de las Hijas para curar a otra de ella es de las decisiones más difíciles en Othercide

A medida que nuestras Hijas van subiendo de nivel, vamos a ir desbloqueando diferentes habilidades, que pueden ser acciones instantáneas, con retardo, de interrupción o de reacción. Las acciones instantáneas y con retardo cuestan puntos de acción que vemos reflejadas en la línea de tiempo, teniendo el primer límite a los 50 puntos de acción y el segundo a los 100, marcando constantemente el tiempo en el que actuará cada personaje indicándolo con un retrato de cada uno o con un icono en el caso de las acciones. Las acciones de interrupción o de reacción nos van a permitir generar combos entre todas las Hijas ganando tiempo y evitando el daño que las criaturas quieran hacerle a alguna de ellas, pero cuestan un porcentaje de puntos de salud dependendiendo del tipo de acción, por ejemplo, una habilidad de interrupción puede costar 10% de PS mientras que una de reacción cuesta 5% de PS, y si bien, todas estas acciones son más que útiles, hay que tener en mente que no tenemos forma de recuperar.

El apartado visual es impresionante, con una estética gótica -con aires “Lovecraftianos”- en escala de grises y remarcando el rojo de la sangre de manera intensa, que me hizo recordar en varias ocasiones a videoclips de Behemoth o Dimmu Borgir, aunque, por suerte, Othercide no es tan explícito como los videos de estas bandas. La música acompaña de manera perfecta cada una de las instancias del juego, alternando entre una base oscura y pesada a riffs contundentes en ocasiones de mucho riesgo como la pelea contra el primer jefe.

othercide_1.jpg
Las criaturas a las que nos enfrentamos en Othercide parecen sacadas de una pesadilla.

Las criaturas a las que nos enfrentamos en Othercide parecen sacadas de una pesadilla.

En los juegos de táctica por turnos, tener un control completo de la cámara ayuda bastante para poder ubicarse en espacio, y poder así calcular tanto los ataques como las posibles coberturas que podemos elegir, pero lamentablemente esto no sucede en Othercide. La cámara no se puede girar, lo que en muchas ocasiones me sacaba visión del campo y, si bien, tiene un buen zoom tanto para acercarnos como para alejarnos y un movimiento bastante fluido, me faltaba en todo momento el poder girarla y así tener un control total del campo. Tampoco tenemos un sistema de cobertura, que es lógico que no lo tenga ya que el juego se centra en una progresión al estilo roguelike, pero si sos de los que especula con las coberturas altas o bajas, no vas a tener un sistema como ese en este juego. Otro de los puntos que me pareció un poco flojo, es lo repetitivo de los enemigos y la forma de moverse de éstos según la dificultad de la misión, que varias veces los pasé de manera automática por recordar los patrones de movimiento. Si bien a mi criterio no es algo malo, también tengo que resaltar que como todo juego que tiene cosas de RPG, la información que se maneja es mucha, desde el daño hasta los puntos de iniciativa y los diferentes porcentajes (evasión, daño crítico, etc.), por lo que recordar cada uno de estos puede ser engorroso.

En los últimos años, tal vez 5 años, hemos visto un resurgir del género de táctica por turnos teniendo muy buenos juegos pero que ninguno llegaba a destacar demasiado, pero Othercide logra abrirse camino entre todos ellos. Lightbulb Crew hizo un excelente trabajo no solamente en su apartado técnico, que puede ser disfrutado en absolutamente cualquier pc de hoy en día como también en todas las consolas, sino también en su apartado estético, y de continuar este rumbo, no dudo que en unos años lo tengamos a este estudio francés en la mira como uno de los grandes referentes de los juegos de táctica y, si llegan a ser un poco más ambiciosos, uno de estrategia que sea un poco más complejo en todos los aspectos.

Othercide es muy disfrutable tanto para los amantes de la táctica, como para aquellos que no conocen este género y quieran empezar a jugarlo. Con una campaña que te da muchas posibilidades de jugabilidad, y un estilo de juego que se presta para brindarle una inmensa cantidad de horas, todo esto sumado a su estética que es muy atrapante, más si sos fanático de Lovecraft, y una banda sonora que te sumerge en la oscuridad que propone, son un combo que cumple y con creces. Pero lo más importante, el querer mostrarte que perder y volver a arrancar no está mal, sino que eso te va a ayudar a mejorar es lo que más me gustó, como también el hecho de tener que decidir a qué personaje sacrificar para poder afrontar una nueva batalla. Probablemente sea un poco apresurado de mi parte en decir esto, pero Othercide es, sin dudarlo, el mejor juego de táctica por turnos en lo que va del año, y es una experiencia que nadie se debería perder.

Embed

OTHERCIDE

27/07/2020 (PC, PS4, XONE, SWITCH)
9.0

Jugué Othercide por poco más de 25 hs, llegando hasta el tercer jefe pero habiendo comenzado desde cero unas 6 veces desbloqueando muchos de los modificadores que me ayudaron a pasar cada vez más fácil las primeras instancias. Probé la versión de Steam, en una pc con un procesador I5 4460, 8Gb RAM y una GTX 970. El código fue cedido por la distribuidora.

Dejá tu comentario