Noticias

¿Y si los juegos violentos pagaran más impuestos?

Un primer borrador de la Reforma Financiera 2014 del Congreso de Estados Unidos propone negarle incentivos impositivos a los desarrolladores de juegos violentos.
Avatar de Leon Valle

Por: Leon Valle

Hay luchas que nunca se acaban. La persecucion y la estigmatizacion son las unicas armas con las que cuentan aquellos que no entienden o le temen a una cuestion en particular. Pero tambien son formas inteligentes de redireccionar la atencion hacia ciertas cuestiones para evitar discutir los problemas reales, de fondo.

En los Estados Unidos, uno de los grandes chivos expiatorios es la industria de los videojuegos. Mas especificamente, los juegos violentos. En el pais que mas conflictos militares ha generado en las ultimas decadas y en el que la venta de armas de guerra no esta regulada; el problema de la violencia extrema y la razon por la que se sucede una tragedia tras otra, son Grand Theft Auto, Call of Duty y similares.

Asi, el congresista Dave Camp envio un proyecto para la Reforma Financiera 2014, que excluye a los desarrolladores de juegos violentos de incentivos financieros destinados a la innovacion en la investigacion y desarrollo (I&D). El primer borrador incluye planes para “un credito impositivo para I&D mejorado y permanente, que ofezca a los fabricantes norteamericanos la certeza que necesitan para competir con la competencia extranjera, que han recibido incentivos permanentes para I&D por años.”

El truquito, sin embargo, esta en un apartado, que dice:

“Previniendo a los creadores de videojuegos violentos de calificar para el credito impositivo de I&D.”

Por supuesto que el documento, cuyo resumen puede verse (en ingles) en el sitio oficial, no aclara como se van a calificar los juegos (¿Battlefield es igual de violento que Hotline Miami?), ni que sucederia con empresas que desarrollan mas de un genero de juego (Activision hace Call of Duty pero tambien Skylanders, que es para todo publico).

De lo que si podemos estar seguros, es que si las compañias mas importantes son excluidas de los incentivos, y como explica el texto, esos incentivos existen hace años en otros paises, la solucion es simplemente derivar el trabajo a estudios en el extranjero – Canada, sin ir mas lejos.

Uno incluso podria entender (aunque seguiria siendo tapar el sol con el dedo) que el castigo a los juegos se pusiera en el precio de venta, porque eso desmotivaria el consumo: un impuesto adicional a los juego calificados M (para adultos) obviamente no seria absorbido por los desarrolladores o los distribuidores, sino que se trasladaria al publico, que se mostraria mas reacio al pago extra.

Esta iniciativa, sin embargo, lo unico que consigue es espantar inversion. Otro gol de media cancha del Senado en su inutil caceria de brujas.

Comentarios