Noticias

¿Y AHORA DONDE ESTOY?: Spiral Knights

Hace unos años Megawacky Max decidió perderse ? literalmente ? en una serie de juegos de rol en línea. Hoy recordamos las aventuras de un héroe sin miedo. Y sin brújula.
Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

 (La seccion "¿Y Ahora Donde Estoy?" fue publicada a lo largo de 4 numeros de Revista Loaded durante 2011, y consistia de un recorrido humoristico en primera persona a lo largo de distintos mundos virtuales de juegos de rol en linea. Luego del exito del diario de Path of Exile de Megawacky Max estabamos pensando en resucitar esta seccion. Si estan de acuerdo, por favor expresenlo en los comentarios!)

“No pases tanto tiempo frente a la compu. Un dia de estos vas a quedar pegado a la pantalla,” decia mi madre. ¿Quien hubiera pensado cuanta verdad habia en sus palabras? No recuerdo bien como ocurrio. Quiza fue un rayo. Tal vez fue un pico de tension. Por ahi se alinearon los planetas y yo ni me entere. Fuese lo que fuese, ocurrio: senti mi rostro acercarse mas y mas al monitor… ¿o era el monitor el que se acercaba a mi…?, y luego, el destello de luz incandescente… y la oscuridad. Al abrir los ojos observe a mi alrededor y, al encontrarme yo en tan bizarro lugar, no pude evitar hacerme la fatidica pregunta: ¿Y ahora donde estoy…?

SPIRAL KNIGHTS

Caballeros Mononos

Despierto. ¿Por que se siente tan extraño mi cuerpo? ¿Por que esta todo tan oscuro? Veo algunas luces parpadeantes a mi alrededor. A ver, presionamos algunas… ¡Ah!, se abre una puerta a mi lado… salgo a la luz…

Caramba, ¿Que es esto? Me palpo para asegurarme que soy yo. ¿Por que visto armadura? ¿Que le paso a mi cara? Ah… Alguien me habla… Un agente de rescate. Algo recuerdo: un accidente, y yo y mis… ¿compañeros?, metiendonos en capsulas de escape. ¡Claro, he asumido un rol! Que extraño es todo esto; tengo recuerdos que no recuerdo haber tenido. Lo mejor sera seguirle el juego a los demas y ver donde termina esta historia.

El agente de rescate me avisa que hay un campamento de refugiados cerca y que me guiara hasta alli, pero que tenga cuidado con los monstruos. De acuerdo, alla vamos. Mi voz guardiana me guia correctamente por un trayecto simple en el que se me recuerda todo lo que he aprendido como Caballero Espiral. Tengo espada y pistola, y puedo hacerle frente a los enemigos de manera rapida. Me enfrento a unos cubos gelatinosos y a unos camaleones pequeñitos; nada muy dificil. No consigo acostumbrarme a mi nuevo cuerpo, sin embargo. Ah, recuerdo algo mas… Mi nombre: Megaclicx.

Este planeta, Cradle, es impresionante. Su estructura geografica parece mas bien geometrica, y… ¡caramba, vean esos engranajes al fondo del precipicio! Pareciera como si Cradle fuese un enorme ingenio de mecanismos. Pero no tengo tiempo de admirar el paisaje; alli adelante veo una bengala. ¡El campamento! Al arribar encuentro a otros Caballeros Espiral. ¡Han sobrevivido! Tambien recibo un mensaje del agente Kora, que confirma mi llegada y me pide que explore el campamento y que me prepare para la aventura que se avecina. La verdad es que este lugar tiene algo de depresivo, no se bien por que… Quiza se deba a las capsulas de escape que se han acomodado a modo de chozas improvisadas. Parece que todos estamos tratando de sobrevivir.

Greta, una Caballera, me dice que debo viajar hasta un lugar llamado Haven, pero primero debo entrenar. Reparo en lo mucho que se enfatiza esto del entrenamiento, asi que encuentro un acceso a un elevador que lleva a las profundidades de Cradle. ¡Ah, tengo compañia! Acceder solo a los Mecanismos, las habitaciones subterraneas del planeta, es casi suicida si no contamos con ayuda de otros Caballeros, de modo que grupos de hasta cuatro pueden aventurarse a la vez. ¡Hola, muchachos! ¿Entrenamos?

Este nivel resulta sencillo. Es una mision de entrenamiento, por lo que vamos aprendiendo poco a poco a reconocer y utilizar buena parte de lo que veremos en los Mecanismos. Suelen aparecer grupos de enemigos a los que derrotamos en equipo. Al final prevalecemos y llegamos a la salida. Veo que durante el entrenamiento hemos recolectado Crowns (moneda local) y Fuego. Me dicen que utilizamos las Crowns para comprar objetos, mientras que el Fuego se aplica a nuestro equipo actual para incrementar su nivel y, por ende, su poder. Algo que he notado es que no importa quien en el grupo recoja estas riquezas: todos obtenemos la misma cantidad. Esto me parece genial, porque fomenta la cooperacion y evita peleas del tipo “Vos-Ya-Agarraste-Mucho-Agarrado-De-Porqueria” y todo eso.

Ya me siento preparado para el viaje hasta Haven, de modo que me dirijo al elevador de acceso. ¡Adios, campamento; ya no te volvere a ver! ¡Alla voy, Haven! Uhm, el acceso es un nivel de estos Mecanismos tan curiosos, y tengo un nuevo grupo de compañeros para recorrerlo. Esta vez es algo mas dificil que el entrenamiento, pero conseguimos avanzar casi sin dificultad. Solo tuvimos un par de inconvenientes con los Botones Grupales, que solo se activan si todos los miembros del grupo se paran sobre los mismos. Siempre hay uno que se la pasa dando vueltas, dejandonos a todos esperando.

Al fin estamos todos sobre el boton, permitiendo abrir unas rejas para avanzar. Mas adelante encontramos una puerta que requiere una llave, que hayamos por un camino secundario y que me tome la libertad de cargarla todo el camino hasta la cerradura. Me recordo muchisimo a cuando llevaba las llaves en el Super Mario 2 (¡Oh, no, mi paranoia con las mascaras voladoras!). Conseguimos abrir la puerta y, tras un recorrido sinuoso y lleno de enemigos, arribamos al fin al ascensor de Haven. ¡Victoria!

¡Haven, al fin! Somos recibidos por un nuevo mensaje de Kora, que nos incentiva a explorar el pueblo, al que hemos transformado en un cuartel de avanzada. Tambien nos comenta acerca de los Strangers, los habitantes del lugar, unas criaturas enormes que llevan mascaras, pero que son muy amables y excelentes comerciantes. Una de las primeras cosas que veo, sin embargo, son esos extraños y bellos pajaritos, los Snipes, que tienen una de las formas mas originales de volar que he visto y que, por alguna razon, no puedo dejar de observar.

Haven es un grande. Posee un bazar donde podemos comprar y vender todo lo que queramos; hay una Plaza, lugar de reuniones y centro de subastas, muy frecuentado por otros Caballeros; pero el lugar mas importante es el Arcade. Aqui tenemos los accesos principales a los Mecanismos, la sangre de todo Cradle, en donde podemos realizar nuestra labor de mineria. Hablando con Wegner, el responsable de Estudios Geologicos, aprendemos acerca de los minerales que hallaremos en los Mecanismos. Podemos cargar uno cada uno por nivel, y pasara a nuestro inventario al alcanzar el elevador de la zona. Se vuelve a cumplir eso de “uno para todos”, y todos los minerales que se consigan pasaran al inventario de todos en el grupo. No hay que pelearse para ver quien tiene el mejor mineral, entonces, porque todos terminaremos con la misma carga. Luego me explica que los minerales podemos depositarlos en los terminales incompletos del Arcade, lo que genera ganancia para nuestros bolsillos y, ademas, mueve los Mecanismos para acomodar los niveles.

Animado por esa perspectiva, se me ocurre entrar al primer elevador de la izquierda y pronto comprendo que cada uno de ellos desciende muchisimo. Para mejor, cada nivel al que descendemos sera diferente, debido a que los Mecanismos van rotando en tiempo real. ¡Significa que nunca visitaremos dos recorridos iguales! Estaba encantado con esta posibilidad, cuando descubro algo extraño: mi Energia esta bajando.

Todo en Cradle necesita Energia para funcionar, incluso nosotros, los Caballeros Espiral. Existen dos tipos de Energia: Bruma y Cristal. La Energia Bruma es la barra azul que tiene un maximo de 100, y que se va usando de “moneda” para hacer bajar el ascensor y para revivirnos al caer derrotados en batalla. El aire de Cradle esta colmado de esta Energia, de manera que para recuperarla basta con dejar pasar el tiempo: en 22 horas recuperamos la totalidad de nuestra barra. Si no deseamos esperar, podemos usar la Energia Cristal para llenar la barra de inmediato, aunque esto significa tener que comprar Cristal. Lo mejor sera que regrese a la superficie y vaya a descansar, entonces…

Al dia siguiente, ya repuesto, regrese al Arcade. Me embarque junto a otros Caballeros en uno de los elevadores, y hacia la aventura fuimos. Recorrimos ciudades en ruinas y bosques, y entonces vimos… la sombra: un mensaje de Kora nos advirtio de un Modulo de Reconocimiento abandonado en esta zona del bosque, y nos pide ir a buscarlo. Pero debemos tener cuidado con la criatura conocida como “Snarbolax”. Un poco mas cauteloso, mi grupo avanza, eliminando algunos enemigos y explorando el area. Llegamos al fin a lo que parece ser un claro y… ¡¡Snarbolax!! ¡Es una horrible criatura, una masa de oscuridad con ojos rojos y dientes muy afilados! No parece herirse con nuestras armas. ¿Que vamos a hacer? Un momento… ¡la campana de aturdimiento, esos geniales aparatos dejados por exploradores anteriores! Si hacemos sonar la campana, Snarbolax se aturde y, en ese breve periodo de tiempo, podemos infringirle daños. ¡Al ataque!

Es una lucha larga y dificil. Caigo derrotado y mi Energia, que se fue gastando mas y mas a medida que caia repetidas veces, ya no fue suficiente para continuar. Pero este juego se basa en la cooperacion mutua, y mis compañeros compartieron su Energia conmigo. ¡Gracias, amigos! Y ahora, ¡a derrotar a Snarbolax!

Finalmente, Snarbolax cae. ¡Ganamos! Y alli esta el modulo perdido. Ya solo queda regresar a la superficie. Subimos al elevador y… Pero, ¿que es esto que siento? Oh, no, la luz incandescente… Mis compañeros me miran, pero ya es tarde. ¡Ah! La luz… y la oscuridad. Y en medio de la oscuridad se que ya no soy un Caballero Espiral. Solo puedo hacerme una unica pregunta…

… ¿Y ahora donde estoy?

 

ANALISIS

Desarrollado por Three Rings y distribuido por SEGA, Spiral Knights es un MMORPG de estilo casual, ideal para los principiantes en este genero gracias a sus controles simples y ambiente caricaturesco. Controlamos a un Caballero Espiral que ha caido en el planeta Cradle junto a sus compañeros. El centro de actividad es la ciudad de Haven, en donde podremos comprar y vender items con otros Caballeros en la casa de subastas, o pasar por el bazar para comercializar todo tipo de mercancia con los Strangers, nativos de Cradle.

El nucleo del juego son los Mecanismos, gigantescos sistemas de engranajes que alojan los niveles de juego. Desde el Arcade tenemos acceso a elevadores que nos llevaran a visitar estos escenarios en compañia de hasta tres compañeros de aventura, ya sean amigos invitados por nosotros o elecciones al azar. Estos niveles van rotando en tiempo real, por lo que nunca veremos dos veces el mismo set. Dentro de los Mecanismos obtendremos Crown, la moneda local; Fuego, que servira para mejorar nuestro equipo actual; y Minerales, que podremos vender en la superficie. Todo lo que obtenemos es repartido con nuestros compañeros; no hay que pelearse para ver quien se llevo mas ganancias, porque todos se llevan partes iguales. Esto permite concentrar la atencion en el juego mismo.

El juego es gratuito, con la restriccion de nuestra barra de Energia, necesaria para hacer todo en el juego. Ésta se va recuperando a un ritmo de 1 unidad cada 13 minutos, o bien utilizando Cristales, que hay que adquirir comprandolos con dinero real o con una gran cantidad de Crowns.

Spiral Knights es una simpatica opcion para todos los novatos en el mundo de los MMORPGs, asi como de cualquiera que busque algo mas simple y casual, pero a la vez muy satisfactorio.


PUNTAJE: 8.0 / 10

LO MEJOR: Graficos agradables. Fomenta la cooperacion. Es divertido.

LO PEOR: A veces el audio no carga al iniciar el juego.

SPIRAL KNIGHTS

Desarrollador: Three Rings
Distribuidor: SEGA
MMORPG / Casual

REQUERIMIENTOS

Sistema Operativo: Windows XP, Vista o 7
Procesador: 1.3ghz
Memoria: 512MB (Windows XP) o 1GB (Windows Vista / 7)
Tarjerjeta grafica: 64MB. GeForce 5 series, ATI Radeon 8500.
Espacio en el disco: 300MB
Requiere Java: Version 1.5

(este articulo fue publicado originalmente en el numero 88 de Revista Loaded)