Noticias

¿Y AHORA DONDE ESTOY?: DC Universe Online (3 de 3)

Las desventuras de Megawacky Max en el Universo DC sufren un abrupto incremento de dificultad, mas no de diversidad o diversión. Y un juego que no divierte es la kryptonita de todo buen jugador. Enterate de los detalles en este final.
Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

(La seccion "¿Y Ahora Donde Estoy?" fue publicada a lo largo de 4 numeros de Revista Loaded durante 2011, y consistia de un recorrido humoristico en primera persona a lo largo de distintos mundos virtuales de juegos de rol en linea. Luego del exito del diario de Path of Exile de Megawacky Max estabamos pensando en resucitar esta seccion. Si estan de acuerdo, por favor expresenlo en los comentarios!)

Parte 3: Pico de presion

Batman me dejo en la central y se fue a levantar clientes en su taxi. ¡Ni una pizza!, ¿eh? Supongo que la vida de superheroe es sufrida. Somos martires, eso es lo que somos. Bueh, ya que tengo un momento de descanso aprovecho para “jugar” con mi atuendo. No me gusta este azul-grisaceo generico, asi que cambiemos por algo mas “Megawacky”. ¡Ah, verde, verde, que te quiero, verde! Ahora hago facha con mi nuevo traje verde y negro. No esta mal, no esta nada mal. Veamos las misiones…

Me vuelvo a encontrar con Batwoman. Me dice que Bane anda dando vueltas y repartiendo su quimico fortalecedor. Es lo mismo que pasaba con el Espantapajaros: ¿por que no vende su quimico como pastillas vitaminicas? ¡Te llenas de guita, loco! Pero no, estos supervillanos no son capaces de ver a futuro.

Antes de ir a la mision de Bane reviso mi lista y me doy cuenta que tengo otra mision disponible: los androides de Brainiac estan invadiendo y seria buenisimo si alguien los pone en su lugar. Tambien veo que esta mision tiene menor nivel recomendado que la de Bane, asi que decido ir a limpiar las calles de androides primero para subir de nivel y encarar la otra mision con mayor ligereza.

Salgo de la central y ahi nomas estan los androides de Brainiac. La sorpresa me da de lleno cuando veo que no son ni uno ni dos, sino una patota de robots sedientos de sangre. ¡Santas placas madres, Batman! Esta mision empezo mucho mas dificil de lo que esperaba… ¡y es la segunda que encaro en el juego (no cuento el tutorial)! Seguramente es una casualidad; si, seguramente. No tengo tiempo de pensar en eso; estos robots no tienen boton de pausa, asi que a desajustarle los tornillos a golpe limpio.

Transformo al ultimo androide en una pila de metal retorcido y empieza la segunda etapa de la mision: ir a rescatar a los pobres infelices encerrados en esferas de energia y darle de porrazos a los Subyugadores que los atraparon. Arribo al lugar de los hechos y una vez mas siento que esta mision se pone mucho mas dificil de lo que deberia ser. Los Subyugadores son demasiado fuertes y vienen en grupos, pero al final prevalece el bien y los hago Tamagochis en masa. Tambien me resulta divertidisimo transportar a los civiles capturados en esferas; no porque literalmente levanto las esferas para llevarlas a la zona segura, sino porque el juego esta bugueado y los civiles me “siguen” fuera de la esfera. Es rarisimo.

Listo el pollo… uhm, mejor no menciono la comida… Listo el tema, pues. Ahora veamos la mision de Bane y--¿que, hay mas de Brainiac? Parece que si, el muy desgraciado me esta interfiriendo las comunicaciones con Oracle, asi que la nueva tarea es ir a romperle todos los sistemas de comunicacion y, claro, darle de piñas y balas a los androides que paseen por el area. ¡Alla vamos!

Llegamos. Voy a hacer una confesion: durante el transcurso de esta mision fui paulatinamente perdiendo toda mi paz interior. Hacia muchisimo tiempo que no insultaba TANTO a un juego, pero es que destruir cinco de esos sistemas de comunicacion resulto ser la cosa mas frustrante y demencial que yo haya visto en este titulo. No parece dificil, solo hay que acercarse a los comunicadores y “usarlos” (o sea, ni siquiera pegarles) para que se autodestruyan. El tema es que hay que mantenernos “usando” esos aparatos por unos segundos, y si algun enemigo nos ataca se resetea el contador. Okay, no hay problema; vamos, matamos a todos los enemigos y luego nos concentramos en usar los comunicadores. Seria lo mas logico.

EXCEPTO que es imposible eliminar a todos los enemigos. Por algun motivo que escapa a mi comprension, la velocidad de generacion de enemigos en este juego es endemoniadamente alta. No solo eso, te aparecen justo al lado tuyo, al contrario de en muchos otros juegos en los que te dan cierta distancia de compasion. Cada vez que estaba a punto de destruir al ultimo androide, dos o tres mas aparecian cerquita y tenia que volver a empezar. No ayuda en lo mas minimo que estos enemigos son bastante mas duros de lo que deberian ser. Todo esto resulta en que casi termine gritandole a la pantalla para que deje de mandarme enemigos (que culpa tenia, pobre), y tarde mucho mas en cumplir esta mision que lo que demore en terminar esta sesion de juego.

Habiendo hecho mi descargo, solo dire que cumpli la maldita mision tras morir una cantidad no determinada de veces (lo siento, perdi la cuenta). Ahora si, al diablo con Brainiac y a concentrarnos en Bane. Corro agilmente hacia los muelles donde los adictos al quimico de Bane estan haciendo estragos. La mision es recolectar muestras del quimico y, POR SUPUESTO, darle de piñas a todo el que se me cruce. Vuelvo a morir unas cuantas veces porque estos desgraciados atacan en patotas y son todavia mas duros que los androides de Brainiac. Para ese entonces mi psiquis estaba por el piso de tal forma que ni ganas de hacer chistes me quedaron.

Consigo las muestras y le di una paliza a los maleantes, compensando un poco todas las palizas que me dieron ellos. Ejem. Oracle me dice que hay que encontrar el centro de operaciones de Bane, y que para eso hay que capturar a algunos de sus truhanes y sonsacarles la informacion. Buenisimo, al fin una mision en la que no hay que fajar a X cantidad de enemigos—Ah, tambien hay que hacer eso… Bueh…

Debo hacer otro alto para explicar que si mi psiquis estaba por el piso, esta mision la enterro hasta el subsuelo. Es otra de esas misiones que no deberia ser dificil, pero que te engaña con esa misma simpleza. Dos objetivos: interrogar a cierto tipo de enemigo y obtener muestras del quimico de los Razors, otro tipo de compinche que habia por montones en el puerto. Bueno, interrogar a los maleantes fue facil… pero los Razors brillaban por su ausencia, siendo reemplazados por cualquier otro enemigo que, obvio, se venia en patota.

He estado notando un patron preocupante: las misiones en este juego no solo se estan presentando repetitivas, tambien estan diseñadas para que se estiren al infinito. No pude evitar recordar mi estadia en Azeroth como Elthorn, pues al menos alli tenia diversidad de objetivos y mucho mejor balance. Y me divertia mas. Esto de ser superheroe no me esta llamando mucho la atenci—Upa, me noquearon mientras soñaba con Elfas y trajes mecanizados gigantes. Suele pasar.

Mal que mal, consegui encontrar suficientes Razors para cumplir la mision. Ahora que se la ubicacion de la base de operaciones de Bane de boca de sus esbirros puedo ir a golpear educadamente la puerta… con mi bota. Mis pesquisas me llevan al centro de distribucion, que los malhechores ocuparon para sus propios planes. Es otro de esos mapas como el de las alcantarillas, asi que estoy solo y mal acompañado. ¡Como se nota el incremento en la dificultad! Y no deberia ser asi, esto esta volviendo al juego insoportable. Debo avanzar con mucha lentitud, haciendo lo posible por no llamar la atencion de demasiados enemigos a la vez.

Ni siquiera con mis habilidades y movimientos aprendidos puedo hacerle mucho frente a las fuerzas enemigas. Hace rato que mis utiles granadas pegadizas dejaron de funcionar; no se si sera un bug o no. Lo que si se que es un bug es lanzar a un enemigo a traves de una pared con mi soga electrica y dejarlo atascado detras de ella. Por suerte la mision no era eliminar a todos los enemigos si o si, o ya tendria que haberla reiniciado. Continuo mi avance y llego a lo que parece ser la camara del distribuidor de quimicos. ¡Alli esta! Se llama Diego, el desgraciado (mil perdones a todos los lectores que se llamen Diego) (excepto al tio Erwin), y justo aparece Nightwing para darme una manito. Pero esta batalla no tiene nada del encanto del enfrentamiento contra el Espantapajaros. Diego es un debilucho y solamente es cuestion de encajarle piñas y balazos hasta que se desploma.

Hablo con Nightwing y parece que Bane anda suelto. Oracle me dice que la ultima vez que anduvo por ahi le rompio la espalda a Batman (los adeptos a los comics originales recordaran ese momento iconico). Dicen que esto es algo personal para Oracle y Nightwing y que no quieren perder a nadie mas en el ruedo. Mejor para mi, porque siento que ser heroe no es lo mio.

Abandono ese antro en ruinas y encamino de vuelva a la central… y me detengo a mitad del camino. ¿Para que seguir? Esto de ser superheroe no es lo que yo esperaba, y ya hay demasiados de nosotros (mucho mejores que yo) cuidando las calles. Lo siento, Batman, pero creo que aqui dejo mi antifaz. Me voy de Gotham. DC Universe no consiguio atraparme como si lo lograron otros titulos de rol masivo en linea. Te deseo suerte para detener a Brainiac. Ahora a buscar el camino de vuelta a la base... el mapa... la brujula...

¿Y ahora... donde estoy?

(este articulo fue publicado originalmente en noviembre de 2012 en el sitio www.loaded.vg)

Comentarios