Noticias

¿Y AHORA DONDE ESTOY?: DC Universe Online (2 de 3)

Bajo la tutela de Batman, Megawacky Max se enfrenta a su primera noche en las calles de Gotham. Ya de entrada el Espantapájaros anda haciendo de las suyas. No parece una misión difícil, ¿verdad? ? O sea, ¿¿verdad?? ¡Averigualo!
Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

(La seccion "¿Y Ahora Donde Estoy?" fue publicada a lo largo de 4 numeros de Revista Loaded durante 2011, y consistia de un recorrido humoristico en primera persona a lo largo de distintos mundos virtuales de juegos de rol en linea. Luego del exito del diario de Path of Exile de Megawacky Max estabamos pensando en resucitar esta seccion. Si estan de acuerdo, por favor expresenlo en los comentarios!)

Parte 2: Primera mision

Uuaahhh… Que sueñito. Me pegue una siesta. ¿Habia que hacer algo importante? ¡Ah, si, la mision del Espantapajaros! Naah, no te enojes, Batman, no es para tant--¿El Espantapajaros tiene a todo el East End sumido bajo los efectos de su gas del miedo? Uhm, bueno, si era para tanto.

En fin, es hora de demostrar que tengo pasta de heroe. Salimos de la comisaria y encamino hacia una obra en construccion haciendo gala de mi habilidad para correr a los trancos. En la obra en construccion los esbirros del Espantapajaros estan distribuyendo los emisores de gas. No hay drama, un par de piñas y se arregla todo, ¿no? Uhm, llegamos a la obra. ¿Hay que subir desde el primer piso? Paso, gracias, aprovechemos mi genial habilidad para treparme por la pared exterior. Jojojo, que bueno esta esto.

En el edificio me topo con mi primer enemigo “serio”, los Screamers, unos gorditos que me atacan a punta de pistola. ¡Sorpresa, yo tengo dos y ni el mas minimo problema en usarlas a diestra y siniestra! Pero ellos vienen con la ventaja de la superioridad numerica, lo que deberia traerme algun problemita adicional. Esto no es asi, sin embargo, debido a que hay tantos otros superheroes rondando el edificio que hay que pelearse para ver quien le da la proxima paliza a esos pobres Screamers.

Poco a poco voy cumpliendo los requisitos de la mision, que son recolectar los activadores del gas y darle una paliza a los gorditos Screamers. Es dificil mantenerse enfocado en la tarea en curso cuando nos enfrentamos ahora a un ambiente abierto y no al encierro de la nave de Brainiac: ir por ahi trepandose por las paredes y saltando de techo en techo es divertidisimo. Al final me recuerdan que tengo que cumplir la mision, asi que vuelvo al edificio y los amasijo a todos. Gracias, gracias, fue un placer… ¿Eh, que?

Por lo visto el Espantapajaros ya habia movilizado varias cargas del infame gas del miedo. Varias zonas del East End estan colmadas de vapores alucinogenos. Corro hacia el lugar de los hechos mas rapido que los movileros de Cronica TV (uhmmm… “CronicaMan”… me gusta, me gusta…), trepandome a edificio que se me cruza en el camino. ¿Dar un rodeo? Que jorobar, ando apurado. ¡Ah, llegamos! Uy, esto se ve feo. Hay volutas de gas por todos lados y varios civiles afectados. El equipo de sanidad de Gotham no da a bastos, asi que me piden una ayudita extra (lease Side Quest) para que yo los defienda. ¿Y de que hay que defenderlos? De los alucinados, que estan tan volados del coco que sus alucinaciones toman forma a su alrededor casi de forma fisica. Caramba, diria que estan super-volados, jajaja… ¡No te enojes, Batman! Ufa, siempre serio, vos…

Manos a la obra. No solo hay que defender a los miembros del departamento de sanidad de Gotham, tambien hay que destruir los generadores de gas y, ya que estamos, darle otra zurrada a los esbirros del Espantapajaros. Seria mucho mas facil, repito, si no hubiese tantos otros heroes cerca robandome las misiones. ¡Para, desgraciado, a ese lo estaba defendiendo yo! Ufa. Bueno, alla esta uno de los generadores. Vamos a romperlo todo y--¡Maldito, me ganaste de mano! Asi no se puede. Che, Batman, ¿te molesta si me voy a comer una pizza? Aca estoy sobrando. ¿No? Yo tambien te quiero.

Tengo que lucharla, no para derrotar a los enemigos sino para ganarle de mano a los demas heroes en derrotar a los enemigos. Es increible. Ah, los del equipo de sanidad me piden otra mision: proteger a las victimas alucinadas mientras llega el equipo a llevarselos. Esta mision seria mas sencilla si esas alucinaciones no se me aparecieran para golpearme fisicamente. Ahora tengo dos grandes dudas, a saber: 1) ¿No puedo simplemente noquear de una trompada a los alucinados? Era un chiste, Batman. 2) ¿Por que el Espantapajaros no aprovecha sus cualidades de cientifico para hacer un gas que haga soñar cosas lindas? Posta, loco, con eso conquistas el mundo seguro.

Pero estoy divagando, y no es por el gas sino para rellenar un poco mis pensamientos mientras cumplo las misiones. Bueh, alla quedo hecho trizas el ultimo ventilador de gas. Uff… Mision cumplida. Pasemos a cobrar el cheque. Me causa muchisima gracia que se nos pague por hacer esto, porque a Superman nunca le dieron ni una moneda. Mas gracia aun me causa el monto que obtenemos por defender a la ciudad de un megavillano: 38 dolares. ¡Gracias, ahora puedo comprar esa pizza! Ah, espera que desactivo el Modo Sarcasmo.

¿Que, otra mision? ¡Una porcion de pizza, Batman, nada mas! Uuuffaa… A ver, que paso ahora. Uhm, ¿un antidoto? Joya. ¿Tengo que ayudar a repartirlo? No joya. Ah, tambien hay que limpiar la zona de barriles contaminantes. ¿Esto es DC Universe o Greenpeace MMORPG? ¡Era un chiste, Batman! Que tipo, che… Salgo al trote hacia la zona de la fabrica de quimicos. Alli me encuentro con mas alucinaciones. ¡Toma, toma! ¡Uy, perdon! Era uno de los del servicio de sanidad de Gotham. ¡Diablos, este gas me esta afectando a mi tambien! La mision principal consiste en transportar los barriles toxicos al area segura y darle una nueva paliza a los complices del Espantapajaros. Como mision extra me piden encontrar a los del servicio de sanidad (los que… ejem… golpee por error) y defenderlos. Manos a la obra.

La mision es bastante sencilla: otra vez a darle de piñas y balazos a todo lo que se mueve que no sea otro superheroe o aliado. Ah, y transportar barriles. Yo la quise hacer rapido y directamente lanzaba los barriles a la zona segura… pero estallaban. Me dieron un par de gritos y ahi entendi que yo tenia que llevarlos personalmente. ¡Disculpe, que delicados que son todos! Me tienen envidia porque tengo superpoderes, seguro. Listo, mision cumplida… y Batman me encaja otra. Si me llego a enterar que vos estas comiendo pizza mientras me vigilas, te la surto.

A ver… ¡Ah, ya tienen el antidoto! Y claro, los doctores estan en la mira de los compinches del Espantapajaros. Que cosa seria, che; a defender doctores se ha dicho. Tambien debo subirme a los techos para defender a los trabajadores de sanidad para que arreglen los ventiladores y disipen el gas de la zona, y una vez mas el verdadero desafio es cumplir la mision sin que algun otro heroe me la robe de antemano. Primero me encargue de los ventiladores y luego baje a tierra para ayudar a administrar el antidoto a los infectados que corrian a buscar ayuda. A ver, mi amor, ¿que obra social tenes? ¡Era un chiste, Batman!

Listo. AHORA SÍ me voy a comer esa pizz—nnnnggggghhhh… Te voy a borrar de mi Messenger, Batman. ¿Que hay que hacer ahora? Mas vale que sea bueno. … … … ¡Epa! ¿Ayudar a Batwoman? ¡Esssaaa! ¿Donde? … Ah. En las cloacas. Te odio.

Encuentro el acceso a las cloacas. Curiosamente, estan mas limpias que las calles de la superficie. ¡Caramba, ahora estoy solo! No hay otros heroes a mi alrededor, esta mision no me la roba nadie. Avanzamos… destruimos algunas alucinaciones… Diablos, tengo que limpiar la zona de barriles, o me voy a volver loco. ¡No, me atacan en patota! ¡¡Aaaagghhh!!

“Muero”. Es una forma de decirlo, porque en realidad ocurre que regreso al inicio de las alcantarillas, pero no se resetea la mision, asi que morir parece ser un mal menor. Bueno, mejor asi, ¿no? Sigo avanzando, me encuentro con las alucinaciones… “Muero” de nuevo. Uhm. Empezamos… avanzamos… “Muero”. Caramba, como extraño de repente a mis compañeros heroes. Ahora pruebo con un esquema tactico diferente: ataques a distancia, que me salen muy bien. ¡Funciona! Ahora aparecen dos bichos raros: Edward y Eddie, pero son facilongos y los amasijo a base de bombas pegadizas y municion a raudales. Me abro paso por la red de tuneles y llego a…

… ¡¡El Espantapajaros!! Y tiene a Batwoman en su poder. Este tipo es una verdadera pesadilla, pero de lo pesado que es. Cada vez que lo estoy por derrotar se transforma en una bandada de cuervos y reaparece con otro truco bajo la manga. Mas alucinaciones, algunas muy interesantes, otras mas aburridas, y finalmente todo se reduce a encajarle tantas piñas y balas como me lo permita mi mouse sin llegar a destrozarlo. Al final el malhechor queda inmovilizado y Batwoman me da las gracias. De nada, preciosa. ¿Queres que te invite a una pizza? ¡Es que tengo hambre, caramba! Tu amigo Batman me hace hacer horario corrido.

Dejo que Batwoman se lleve al Espantapajaros. Me recibe una cinematica estilo comic que resulta ser muuuuy buena. Ahora debo regresar a la central y recibir una nueva mision. Uf, estoy molido. Mah si, yo me pido un taxi.

¡Taxi! ¡A la pizzeria mas cercana! Aahhh… Epa, ¿a donde me llevas? Por aca se va a la central. Oime… pero… ¡El taxista es Batman! … Sos muy bueno, che… Te odio, pero sos muy bueno.

(Continuara... aca)

(este articulo fue publicado originalmente en noviembre de 2012 en el sitio www.loaded.vg)