Vimos el juego de Avengers en acción y te contamos todos sus detalles
Noticias

Vimos el juego de Avengers en acción y te contamos todos sus detalles

Square Enix reveló al mundo el esperadísimo juego basado en los personajes de Marvel y pudimos ver una demo exclusiva y a sus personajes en funcionamiento.

Avatar de Guillermo Leoz

Por: Guillermo Leoz

La primera impresión que el mundo recibió sobre el título que Crystal Dynamics está desarrollando hace varios años sobre los Avengers no fue tan positiva como Square Enix y Disney esperaban. Que los modelos de los personajes no son como los de las películas, que sus caras se ven raras, que el gameplay no queda claro cómo es, que no se sabe si es single player, multiplayer, cooperativo, que Tony Stark tiene la voz de Nathan Drake, entre muchas otras frases poco felices. Pocos quedaron impactados con lo que se mostró en la conferencia de este publicador japonés en el marco de la E3 2019, día y horario que históricamente ha ocupado Sony. Sin embargo el estudio apostaba a cambiar el parecer de la prensa en una demo a puertas cerradas dentro del showfloor mismo del centro de convenciones; aunque lograr ese objetivo era una tarea tan titánica como derrotar a Thanos.

Luego de adentrarnos en lo que sería en un cuartel general de los Avengers y de SHIELD, se nos entregaron unas carpetas “confidenciales” con unas fichas técnicas de cada uno de los personajes. Una vez ubicados en la sala, uno de los productores del juego comienza a explicarnos lo que veremos a continuación. Lamentablemente no nos ofrece mucha más información que la que ya conocíamos por lo visto en la conferencia: los Avengers están inaugurando su sede en la Costa Oeste, en San Francisco, durante el A-Day (Día de los Avengers); en ese momento ocurre un ataque en el puente Golden Gate y ellos deben intentar salvar el día. Por suerte y para aclararnos varias de las dudas que seguimos teniendo sobre el juego, pudimos hacer una entrevista con Noah Hughes, director creativo de Crystal Dynamics, quien nos brinda muchos detalles sobre progresión, estructura, customización y cómo se diferencia el contenido singleplayer del multiplayer.

Al finalizar esa pequeña introducción comienza esta demo que, en teoría, estaba siendo jugada en vivo por uno de los desarrolladores del juego (sin embargo no es difícil ser escéptico con respecto a cuán realmente jugable era esa misión). Lamentablemente ningún miembro de la prensa pudo tener el control en sus manos o probar las mecánicas, como también sucedió con varios de los juegos más importantes en esta E3. La misión comienza con la cinemática que vimos en el trailer y con los Avengers saliendo al rescate de la gente que está siendo atacada en el Golden Gate. Hacia allá vuelan Thor y Iron Man como avanzada para empezar a controlar la situación. El primer personaje que se nos muestra de manera jugable es el Dios del Trueno y ahí vemos por primera vez cómo es la cámara y las funcionalidades del juego de Avengers. Thor comienza a pelear contra soldados enemigos utilizando a Mjolnir y varios de sus poderes clásicos. Lo que se puede apreciar es una cámara en tercera persona, un poco elevada al estilo de los juegos de la saga Arkham de Batman (incluso aparecen destellos arriba de los enemigos cuando están cerca nuestro y por atacarnos). Cada uno de los personajes tiene dos habilidades especiales que en este caso estaban mapeadas a R1 y L1, y una habilidad especial final; Thor de esa manera podía direccionar rayos devastadores. Todo este combate se desarrolla a los pies del icónico puente de San Francisco, con varios camiones delimitando pequeñas arenas de combate en las que todo explotaba constantemente a nuestro alrededor. Pero no es lo único que me llama la atención a nivel visual: el movimiento del personaje, de su capa, cómo hace girar su martillo y cómo ejecuta cada poder, sí me hacen acordar a la encarnación de Chris Hemsworth (incluso cuando su cara ni esté cerca de ser remotamente parecida). Eso hace que la acción se sienta espectacular, aunque quizás un poco demasiado guionada y digitada. No se sentía ningún tipo de libertad para encarar el objetivo o para eliminar a los enemigos, sin embargo no dejaba de ser un show sumamente atractivo a los ojos.

Los diseños de los personajes recuerdan a aquellos del MCU

Cada personaje propone un tipo de jugabilidad distinta y en este caso Thor recuerda mucho a Kratos de God Of War 2018; pegaba con su martillo, golpeaba el piso para tambalear a los enemigos y también podía dejar estancados en camiones a enemigos al lanzarles el Mjolnir y continuar pegándole a otro con sus puños. Al mismo tiempo podíamos lanzarlo para pegarle a enemigos que estuvieran a mayor distancia. En varios momentos de combate quedaron evidenciados algunos “Quick Time Events” que cumplían las veces de un “finisher” para que el personaje ejecute una habilidad poderosa. Honestamente no sentí que la demo estuviera repleta de esta mecánica, por lo que no prendería muchas alarmas para algo que tranquilamente puede cambiar en un futuro. La secuencia de Thor finaliza con él levantado un camión que estaba aplastando a un civil; luego de un chiste bastante malo (como prácticamente todos los que escuchamos) la acción pasa a ser protagonizada por Iron Man. La transición entre personaje y personaje se hizo con una cinemática y no con un menú de selección. Parece ser evidente que esta es una misión a modo de tutorial para que juguemos con cada uno de los Avengers y no va a funcionar de la misma manera que el resto de la campaña.

Una vez que Tony Stark toma las riendas vemos un tipo de jugabilidad totalmente distinta. Primero estamos volando por el Golden Gate disparando a enemigos con jetpacks en una persecución frenética y super cinemática. Nuevamente vemos que nuestro personaje se mueve como lo hemos visto innumerables veces en las películas; Tony tira sus típicos “barrel roll” en el aire y va arrojando proyectiles tal y como lo hacía en aquella primer película de 2008. Una vez que eliminamos a estos enemigos, llegamos a un bloque en el puente donde principalmente estaremos disparándole a torretas y utilizando todo el gran arsenal tecnológico que Stark tiene a disposición. Acá nuestro personaje que flotando en el aire gracias a sus propulsores y todo se siente más cercano a un shooter en tercera persona, algo bastante distinto a lo que se había sentido con Thor (incluso la cámara pasa a estar por encima de nuestro hombro y más cerca al personaje). Tras utilizar una de sus habilidades especial y destrozar estas torretas, es turno de que Hulk salga a escena.

Tony Stark en todo su esplendor

Aquí vemos a Bruce Banner a bordo del Quinjet que está siento piloteado por Black Widow. Se abre la compuerta, Bruce se arroja y en el aire se convierte en Hulk y automáticamente pasamos a ser una topadora de destrucción. Sus principales habilidades tienen que ver con ataques cuerpo a cuerpo, con agarrar a enemigos y lanzarlos por el aire, aplastarlos contra el piso, hacerlos rebotar de un lado a otro como si fueran Loki al final de la primera Avengers o incluso agarrar pedazos de autos o de concreto para destruir vehículos enemigos o torretas. Nuevamente hay explosiones constantes y todo parece prenderse fuego; jugar como Hulk parece ser sumamente divertido. Aunque romper todo parece ser lo único que este personaje puede hacer, la demo nos sorprende con varias secciones de plataformas en las que Hulk va saltando de camión en camión, colgándose e impulsándose de ellos mientras el Golden Gate comienza a colapsar. Cada superficie de la que se podía agarrar tenía marcas blancas muy al estilo de los juegos de Tomb Raider, también desarrollados por Crystal Dynamics.

Al finalizar la sección de Bruce Banner/Hulk, la acción se traslada adentro de uno de los Helicarrier de SHIELD donde los festejos del A-Day se estaban desarrollando. Allí lo vemos al Capitán América intentando desalojar esta locación de civiles y también impedir que los villanos tomen control de un cristal adentro de esta nave (aparentemente ya estaban utilizando tencología desarrollada por Tony Stark para su favor). Otra vez sentimos que estamos en presencia de un personaje que es en sí mismo una clase y que se siente totalmente distinto a los que vimos anteriormente. Si bien su foco es el combate cuerpo a cuerpo, cómo combina piñas y patadas acrobáticas muy al estilo Chris Evans con habilidades que consisten en lanzar su escudo y hacerlo rebotar contra enemigos o incluso contra el escenario, hacen que el personaje no se siente ni un tanque, ni un brawler, ni como cualquier otro protagonista de un juego en tercera persona… se siente como el Capitán América y eso creo que es el mayor logro de esta demo (logra esa fidelidad con todos los personajes). Cuánta libertad tenemos para lanzar su clásico escudo o si el rebote es automático o no, resta por verse pero ver a Steve Rogers pelear con enemigos y ser sumamente creativo para deshacerse de ellos se sintió como cuando los hermanos Russo debutaron en Winter Soldier.

Hulk está bastante enojado en esta versión de los Avengers

Por último la atención vuelve al Golden Gate y se posa sobre Black Widow quien finalmente se enfrenta a Taskmaster, el villano que está comandando a todos estos enemigos con los que venimos peleando (sin embargo claramente no es la gran amenaza a la que nos enfrentaremos en el juego ni la mente siniestra detrás de este plan). Natasha lamentablemente se sintió como el personaje menos original, ya que fue muy difícil no ver las mismas animaciones y movimientos que Crystal Dynamics utilizó con Lara Croft en la saga Tomb Raider. Cómo corría, saltaba o se agarra de estructuras resultó extremadamente familiar. A la hora de combatir vemos que cuenta con dos pistolas, un gran uso de las artes marciales y otras herramientas que SHIELD le ha regalado. La pelea con Taskmaster consistía básicamente en esperar el momento justo para atacar luego de esquivar sus movimientos. A pesar de todo lo que sucedía alrededor y luego de pasar por distintos sectores del puente, este enfrentamiento se sintió repetitivo y demasiado extenso al punto de resultar aburrido. Era como una mala versión de las peleas con jefes en el juego de Spider-Man de PS4 (que ya de por sí no eran superlativas).

Una vez que Black Widow derrota a Taskmaster, tanto ella como el resto de los Avengers se dan cuenta que su presencia y el ataque al Golden Gate eran simplemente una distracción para que ellos no puedan evitar otros ataques alrededor de San Francisco y para robar una especie de cristal dentro del Helicarrier. A pesar de los intentos heroicos de Steve Rogers de intentar recuperar este artefacto, el mismo termina explotando causando la destrucción de la ciudad y la presunta muerte del Capitán América. Todo esto contado a través de cinemáticas a las que les falta mucho trabajo y que no se sienten tan ajustadas como una aventura de Marvel nos tiene acostumbrados.

Las celebraciones por el A-Day no terminaron bien

La realidad es que incluso con las mil y un explosiones y con lo cinemática que pretende ser la acción, nada se siente a la altura de una aventura de los Avengers. En los últimos años y en este 2019 sobre todo, este equipo es sinónimo de excelencia y del más alto nivel de producción y de espectacularidad. Un juego como este por ahora no parece ganarse semejante galardón: los diálogos no se sienten auténticos, las personalidades de los personajes fuera de combate no parece estar definidas, el humor no termina nunca de funcionar y los remates para cada “chiste” son un pifie constante. Además en términos estrictamente videojueguiles, Avengers presenta serias fallas de rendimiento, con sectores donde los cuadros por segundo caen por debajo de los 30, las animaciones faciales de cada Avenger deja bastante que desear, la interfaz no está ni cerca de ser atractiva (aunque en juegos de este calibre es algo que suele cambiar constantemente).

Pero por sobre todas las cosas, este título de Crystal Dynamics no logra comunicar del todo bien qué es, qué quiere ser y cómo vamos a jugarlo. Por suerte Noah Hughes nos logró iluminar un poco más sobre cómo vamos a ir completando misiones, pero así todo nos quedan serias dudas de cómo estas mismas van a funcionar en un entorno multiplayer. Lo que se nos mostró fue una secuencia extremadamente lineal por lo tanto surge la pregunta de cómo va a lograr el juego ese mismo nivel de cinematografía cuando haya varios jugadores; cómo va a ser el diseño de niveles luego de ver uno que es prácticamente un pasillo; cuánto vuelo narrativo tendrán las misiones cooperativas; cómo continuará la historia el “endgame”, entre muchos otros interrogantes.

En lo personal la demo que pudimos ver a puertas cerradas me dejó un poco más satisfecho que lo mostrada en la conferencia de Square Enix. Eso no significa que esté del todo confiado y entusiasmado por un juego que llegaba con una expectativa enorme a la E3 2019 y que terminó siendo una de las decepciones más grandes de toda la expo.

En esta nota

Comentarios