Noticias

Valve no tercerizará la fabricación de su joystick

En un golpe bastante fuerte para los que soñábamos con la Steam Machine ?made in Argentina?, Valve confirmó que su colaboración con otros fabricantes no se extiende a la manufactura de su Steam Controller.
Avatar de Ignacio Esains

Por: Ignacio Esains

Un sistema operativo, un prototipo de computadora disfrazada de consola, un revolucionario control basado en trackpads. Esos fueron los tres anuncios con los que Valve nos sorprendio en septiembre y que parecian augurar una epoca de libertad sin precedentes para el gaming internacional: una linea de PCs independientes que se podian usar casi como consolas, fabricadas en masa, basadas en una variante de Linux gratuita y optimizada para videojuegos, y en el centro, un joystick extraño pero pensado para la enorme variedad de generos que caracteriza a la plataforma PC.

Desde las primeras pistas que Newell habia dado sobre estos equipos (cuando las conocimos como “Steam Box”) estaba claro que Valve no iba a fabricar las Steam Machines, sino que desde 2014 una serie de fabricantes de hardware manufacturaria las distintas variantes de este hibrido de consola y PC. La semana pasada pudimos ver los primeros prototipos y las impresiones de los sitios de tecnologia que tuvieron acceso a ellos fueron, en general, positivas.

El concepto de las Steam Machines resulto atractivo para el primer mundo, pero irresistible para paises que no tienen distribucion oficial de consolas de videojuegos, o, como el nuestro, que limitan la entrada de hardware del exterior para fomentar la industria local. Sony, Microsoft y Nintendo no tienen interes en establecer plantas de ensamblado en nuestro pais, por ejemplo, y esto impacta en el costo final de las consolas de proxima generacion. ¿Pero que pasaria si, por ejemplo, la linea Bangho del mayorista argentino PC Arts empezara a fabricar Steam Machines en Buenos Aires y Cordoba?

Sin embargo, al menos al principio, esto no podra ser, ya que Valve ha decidido fabricar por su cuenta el periferico Steam Controller y distribuirlo a los fabricantes de Steam Machines por su cuenta, cayendo, por supuesto, en las mismas limitaciones de importacion que hacen economicamente inaccesible el hardware que entra a nuestro pais.

Greg Coomer de Valve justifica esta decision diciendo que Valve quiere mantener cierto control sobre la calidad del joystick. “No es que nos interese entrar en el mercado de hardware”, dijo Coomer, “pero es que realmente queremos que estos controles existan, queremos que tengan los atributos que pensamos que son importantes y que permitan a la gente jugar todos los juegos de Steam, y si tercerizabamos el diseño para que otros lo fabriquen el ida y vuelta no nos iba a permitir terminar el joystick a tiempo. Por ahora lo tenemos que hacer nosotros.”

Por supuesto, las Steam Machines son PC estandar, que aceptan cualquier tipo de joystick, pero cualquiera que use Steam con regularidad sabe que la gran mayoria de los juegos de PC no estan preparados para aceptar otro control que no sea, paradojicamente, el de Xbox 360.

De a poco, SteamOS y el universo de las Steam Machines se alejan del ideal de una plataforma de gaming homogenea y a la vez abierta, y se acercan mas a las restricciones de Windows y la competencia consolera. Un sistema operativo propio, un joystick ultra-compatible pero solo disponible por parte de la empresa, y por supuesto, una tienda restrictiva atada de forma inseparable a SteamOS.

O como decia una cancion de The Who: “te presento al nuevo jefe / lo mismo que el viejo jefe”.