Noticias

Una vez más, políticos culpan a los videojuegos de una matanza

Ante la falta de respuestas reales, los videojuegos vuelven a convertirse en la cortina de humo de la política.

Avatar de Leon Valle

Por: Leon Valle

Una vez más, políticos culpan a los videojuegos de una matanza

Una vez más, políticos culpan a los videojuegos de una matanza

En un argumento con olor a naftalina, el presidente de los Estados Unidos Donald Trump y parte de su administración culparon a los videojuegos por las tragedias de Texas y Ohio del fin de semana y llamaron a detener la glorificación de la violencia incluyendo los “terribles y perturbadores videojuegos que se han vuelto comunes.”

El sábado 22 personas fueron asesinadas y 24 resultaron heridas en un ataque en El Paso, Texas; y durante la mañana del domingo otro tirador se cobró las vidas de nueve personas e hirió a 27 más. Patrick Crusius, el autor de la masacre de Texas, publicó un manifiesto poco antes del hecho que se hacía eco de muchas de las declaraciones del propio Trump, quien durante su campaña presidencial y su gestión definió en varias oportunidades a los inmigrantes como invasores.

“Es muy sencillo para los jóvenes con algún tipo de trauma rodearse de una cultura que celebra la violencia,” continuó el mandatario. “Debemos detener o reducir esto sustancialmente, y debemos comenzar de inmediato.”

Los videojuegos son disfrutados por más 2600 millones de personas alrededor del mundo pero sólo el pueblo norteamericano ha tenido que sufrir 249 tragedias de este tipo durante 2019. Aún así, pegarle al entretenimiento interactivo es mucho más sencillo y afecta menos el índice de votos que ir contra el gran aparato armamentístico, por lo que otros representantes del partido Republicano se sumaron a Trump en el reclamo.

"La sociedad ha soportado demasiados actos de violencia sin sentido y horribles masacres. Culpar a los videojuegos distrae del problema real." 

Kevin McCarthy, uno de los líderes del partido, dijo en diálogo con el canal oficialista Fox News que “cuando se ven las fotos de las masacres, se pueden ver esas acciones en los videojuegos”, los cuales, sugirió, “deshumanizan a las personas”.

Por su parte el gobernador de Texas Dan Patrick habló de los videojuegos como un cambio cultural responsable por estos hechos, citando estudios que aseguran que los videojuegos afectan el comportamiento de las personas — y desestimando en el proceso los cientos que llegan a la conclusión opuesta.

“Siempre hemos tenido armas, siempre hemos tenido maldad, ¿pero qué ha cambiado cuando vemos estos constantes tiroteos? Yo veo que la industria de los videojuegos le enseña a los jóvenes a matar.”

No es la primera vez que Trump y el partido Republicano busca un chivo expiatorio en los videojuegos. Después de la masacre de Parkland, Florida, el mandatario dijo durante una reunión en la Casa Blanca que escuchaba cada vez más gente diciendo que “los niveles de violencia de los videojuegos están definiendo la forma de pensar de los jóvenes.”

La inepta organización ESA no ha respondido a las acusaciones, pero en su lugar fue un comunicado conjunto de la la Asociación Internacional de Desarrolladores  (IGDA) y la IGDF la que respondió a Trump y compañía en un comunicado:

“La sociedad ha soportado demasiados actos de violencia sin sentido y horribles masacres. Culpar a los videojuegos distrae del problema real. Hay una enorme cantidad de investigaciones que aseguran que no hay evidencia que conecte a los videojuegos con la violencia. Los videojuegos no causan violencia y apoyamos los esfuerzos para corregir esta información equivocada.”

Poco después de la masacre de Florida, en marzo de este año, la ESA aseguró que “no hay que investigar muy profundamente para identificar los hechos esenciales: los mismo videojuegos que se juegan en los Estados Unidos se juegan en el resto del mundo por más de 2600 millones de personas, pero los Estados Unidos lidera los incidentes de violencia masiva.”

En esta nota

Comentarios