Noticias

Una encuesta revela que Google Stadia no convence a los gamers

El servicio de streaming de Google tiene una dura batalla por delante para ganarse al grueso del público.

Avatar de Leon Valle

Por: Leon Valle

Stadia: mucho streaming y pocas nueces(Google)

Stadia: mucho streaming y pocas nueces | Google

Google Stadia es la solución a un problema que nadie tiene. El gigante de internet propone prescindir completamente de consolas para llevar los juegos a cualquier dispositivo compatible con Google Chrome atrayendo a los más de mil millones de jugadores que no quieren invertir en hardware dedicado y utilizar los varios dispositivos, como el celular o la notebook, que ya poseen. Sin embargo, para que el sistema funcione es necesario cumplir con ciertas condiciones de infraestructura casi utópicas en muchas regiones.

Dado que Stadia es un servicio de suscripción dedicado (y no optativo y complementario como las ofertas de Microsoft y Sony) y Google tiene fama de aburrirse rápido de los proyectos que no le resultan rendidores, el público se ha mostrado comprensiblemente dubitativo — en particular porque el modelo de negocio hace agua por todos lados, con su propuesta de suscripción sobre suscripción.

A comienzos de julio la consultora Broadband Genie publicó la primer parte de una encuesta realizada en colaboración con el portal Eurogamer en la que el 83 por ciento de los 3000 encuestados aseguraban que estaban interesados en los servicios de streaming. Sin embargo, la segunda parte publicada hoy confirma que Google Stadia en sí no parece la mejor solución, ya que el 74 por ciento de los jugadores dijeron que preferían un plan que les ofrezca acceso a un catálogo de juegos (a-la-Netflix o Xbox Game Pass) en lugar de pagar por cada juego. Además, ocho de cada nueve encuestados dijeron que los juegos comprados en servicio de streaming deberían ser más económicos que aquellos vendidos a través de sistemas tradicionales.

Tres de cada cuatro usuarios prefieren un modelo de negocio similar al Xbox Game Pass | Imagen: Broadband Genie

Es interesante notar que la razón por la cual los jugadores creen tener derecho a pagar menos por los juegos en la plataforma Stadia (u otras similares) está en gran parte ligada al desempeño del servicio. El 75 por ciento de los encuestados creen que el desempeño (los cuadros por segundo) y el aspecto visual (la compresión o la resolución) serán afectados por el sistema de transmisión; detrás (con el 62 por ciento) los usuarios dicen que prefieren adquirir productos en formato físico y casi la mitad de ellos no creen que esta nueva tecnología sea apropiada para el tipo de juegos que juega.

Si entendí bien la lógica es la siguiente: si un usuario va a gastar sesenta dólares en el nuevo Assassin’s Creed, en Cyberpunk 2077 o el juego AAA que sea, espera poder disfrutar el despliegue visual en todo su esplendor. Si Google (o quién sea) pretende que se pague lo mismo que en la tienda de PC o consola (o por la versión física), debería garantizar que se va a ejecutar en la mejor resolución y desempeño posible, pero en el caso de Google para aprovechar ese bello panel 4K que compraste en Navidad además del costo del juego es necesario pagar también la suscripción y tener una conexión acorde (de 35MB mínimo).

El desempeño es el gran interrogante del servicio | Imagen: Broadband Genie

La mayoría de los encuestados dicen que estarían dispuestos a pagar diez libras (la encuesta se realizó en el Reino Unido) o más por un servicio de streaming que les ofrezca acceso a un catálogo de juegos. Por lo menos en ese caso los deseos de los usuarios coinciden con la oferta de Google, que durante esta etapa inicial pretende nueve libras (diez dólares) al mes por Stadia Pro, que incluye transmisión en 4K, sonido envolvente 5.1 y acceso a un número de juegos no especificados.

Durante los primeros meses Stadia estará disponible en un número limitado de territorios y sólo a través del tandem Chromecast / Stadia controller. Ambos dispositivos se pueden adquirir juntos en el Pack de Fundadores, de 129 dólares, que incluye además tres meses de suscripción, la versión completa de Destiny 2 ,acceso al catálogo de juegos y un pase para regalarle tres meses de suscripción a un amigo. El joystick por separado tiene un costo de 69 dólares.

Hay muchas dudas al respecto del servicio de Google, que no llegará a nuestro país hasta finales del año próximo. La prueba inicial comenzará en noviembre, aunque es probable que aquellos que hayan adquirido el Pack de Fundadores se encuentren en zonas con conexiones de alta velocidad. El servicio se podrá probar en condiciones reales cuando se abra al público masivo a través de la opción gratuita, anunciada para el año próximo.

¿Te interesan los servicios de streaming? ¿Probaste alguno de los disponibles? Contanos en comunidad.malditosnerds.com 
 

En esta nota
  • google stadia